Menú
Andy Kaufman: el comediante que personificó una paradoja

Andy Kaufman: el comediante que personificó una paradoja

Andy Kaufman enloqueció a la sociedad mientras se mantuvo con vida. Él comentaba que no era comediante y que no había hecho un chiste en su vida: él nació para incomodar, para sacar a la gente de sus casillas generando situaciones absurdas… ¡Conoce su corta pero curiosa vida!

Andrew Geoffrey Kaufman (1949 – 1984) nació con la necesidad de entretener a la gente y empezó sus presentaciones desde su niñez en donde cantaba, recitaba cuentos e imitaba a personalidades famosas. Oriundo de Nueva York, pero con raíces judías, fue el mayor de tres hijos. Al graduarse de la secundaria ya había escrito su primera novela, The Hollering Mangoo, y decidió marcharse a Boston a estudiar producción de televisión. Durante esos años hizo su primer programa, llamado La casa de diversión del tío Andy.

En 1971 se gradúa en el Grahn Junior College. Se había presentado anteriormente en clubes, restaurantes y pequeños locales de comedia en la costa este. Kaufman tuvo una hija cuando era adolescente, a quien dio en adopción.

Andy Kaufman: el comediante que personificó una paradoja
Kaufman creció en Long Island, Nueva York, en el seno de una familia de clase media – Imagen: Wikimedia.-

Su oportunidad más grande de stand-up vendría cuando se le da un espacio en el club The Improv, uno de los más célebres de la época. Durante esa presentación conocería a su gran amigo de vida, Bob Zmuda, quien se encontraba incursionando en la comedia. Por aquellos años también haría uso de uno de sus personajes más famosos, Foreign Man, un hombre extranjero de toscas habilidades sociales.

Andy Kaufman: televisión y Saturday Night Live

A partir de 1975, Andy Kaufman empieza a formar parte del equipo de Saturday Night Live, haciendo actos de comedia. Sus presentaciones eran desconcertantes, que se acercaban más al performance que a un número de comedia. Para entonces ya había construido varios personajes como Tony Clifton, un grosero cantante de salón, y Latka, que vendría siendo una versión más elaborada del Foreign Man.

También eran conocidas sus imitaciones de Elvis Presley, a quien le tenía una profunda admiración y había intentado conocer en un viaje a Las Vegas en 1969, mediante autostop. Hacia la década de 1970, Kaufman viajó a España e hizo un curso de meditación ancestral, práctica que había conocido con 19 años y que lo acercó a otras áreas como el chamanismo y la medicina natural.

Taxi (1978 – 1983)

Aunque Andy Kaufman odiaba las sitcoms por su afán de encasillamiento, accedió a protagonizar la serie Taxi, de la cadena ABC, en donde interpretaba a Latka Gravas, su personaje extranjero a quien convirtió en un mecánico que poseía un taxi. En la serie participaba Danny DeVito y Judd Hirsch y contó con la presencia de actores como Tom Hanks y Tom Selleck.   

Andy Kaufman: el comediante que personificó una paradoja
Kaufman en su característico personaje de ‘Taxi’, Latka Gravas – Imagen: IMDb.-

La serie recibió nominaciones a premios de gran importancia, ganando cuatro Globos de Oro. Por supuesto, las anécdotas de rodaje con Andy son infinitas. Una de las más célebres fue cuando Tony Clifton, uno de los personajes de Kaufman, apareció en el set con dos prostitutas y un guion reformado para que apareciese en el episodio. Su comportamiento le valió el despido a ese alter ego, pero el comediante siguió actuando para la serie como Latka Gravas.

Andy Kaufman y sus polémicas

Las actuaciones de Kaufman no paraban de volverse cada vez más lunáticas. Sus intenciones de incomodar al público llegaron a límites insuperables, como la vez que actuó en el Carnegie Hall, en Nueva York, en donde le pidió a una señora mayor que fingiera su muerte mientras él danzaba alrededor de ella vestido como un chamán.

En pleno auge del movimiento feminista, se presentaba en programas invitando a mujeres a luchar con él. Kaufman terminó por pelear con el luchador profesional Jerry “The King” Lawler, quien le ocasionó heridas en más de una ocasión. En un acto en el programa ‘Fridays’, se negó a cumplir con las líneas del guion y se peleó con uno de los guionistas. Años después se revelaría que todos los incidentes estaban pactados. 

Muerte temprana e interpretación de Jim Carrey

Un extraño cáncer de pulmón detuvo su carrera y fallece el 16 de mayo de 1984, con apenas 35 años. Su última pareja, Lynne Margulies, y uno de sus mejores amigos, Bob Zmuda, han afirmado que su muerte es una mentira y que era parte de su propio espectáculo. En respuesta, el certificado de defunción de Andy fue difundido por un forense de la ciudad de Los Ángeles, en donde el artista falleció.

Jim Carrey, una estrella emergente en Hollywood en los años 80, siempre mostró su admiración por Kaufman. A la muerte de su ídolo, Carrey se convirtió en la primera opción de Milos Forman para interpretar al enigmático comediante en Man on the Moon (1999), la cinta que cuenta la vida de Kaufman, sus escándalos y sus presentaciones más icónicas.

Para interpretarlo, Carrey decidió actuar siempre como el fallecido humorista: hacer sus personajes y comportarse como él todo el tiempo, tanto dentro como fuera del set. Forman y el equipo de producción no sabía qué hacer con “la reencarnación de Andy”.

El proceso de Man on the Moon fue filmado y, en 2017, se publicó todo ese material en un documental titulado Jim y Andy, dirigido por Chris Smith. El documental cuenta con la entrevista y narración de Carrey, quien comentó que Kaufman lo “poseyó” y él hizo la película. Aquel proceso le trajo al actor problemas de depresión, ya que afirmó haberse olvidado de quien era realmente. Por su actuación, Carrey ganó su segundo Globo de Oro como Mejor actor, en este caso en la categoría de Mejor comedia o musical.

Con información de Wikipedia / The Objective / Cactus / IMDb / YouTube


Lo que más gusta

Lo más destacado

x