8 películas que influenciaron el trabajo de otros directores

8 películas que influenciaron el trabajo de otros directores

Muchos de los momentos más icónicos de la historia del cine han sido inspirados por el trabajo de cineastas predecesores. Directores como Quentin Tarantino, Stanley Kubrick, Darren Aronofsky y Martin Scorsese, han homenajeado al séptimo arte por medio de sus propias producciones.

Tal y como el aclamado director francés Jean-Luc Godard dijo alguna vez:

 «No se trata de dónde obtienes las cosas, sino a dónde las llevas» – Jean-Luc Godard, cineasta y pionero de la Nueva Ola Francesa.

En este sentido, innumerables películas -tanto clásicos como filmes contemporáneos-, se han encargado de homenajear por medio de imagen, diálogo o historia, el trabajo de otros directores, en función de celebrar su aporte a la industria y, en consecuencia, construir un enfoque nuevo a partir de ello.

Bande à part The Dreamers

Bande à part (1964) es una de las películas más conocidas tanto en la filmografía de Jean-Luc Godard, como en el movimiento de la «nouvelle vague» francesa. Años más tarde, en 2003, el cineasta italiano Bernardo Bertolucci llevaría a cabo un excepcional homenaje al cine clásico en su cinta The Dreamers, particularmente en la escena donde sus personajes corren a través del Museo del Louvre.

View this post on Instagram

"The Dreamers" by Bernando Bertolluci

A post shared by Cinema Mon Amour (@cinemamonamourpage) on

Taxi Driver – La Haine

Inspirada en la mítica cinta Taxi Driver (1976), escrita por Paul Schrader, dirigida por Martin Scorsese, e improvisada por Robert De Niro, La Haine (1995) es una película francesa protagonizada por Vincent Cassel, que sigue la historia de tres jóvenes marginados y desplazados por la sociedad -un judío, un negro y un árabe-, durante los sucesos correspondientes a las 24 horas después de una revuelta en un suburbio de París.

El filme, dirigido por Mathieu Kassovitz, se distinguió por sus extraordinarios simbolismos a temas como el odio, la razón y la inocencia, al punto de hacerla merecedora del Premio a la Mejor Dirección en el Festival de Cine de Cannes de ese año.

En La Haine, la icónica escena del personaje de Vinz frente al espejo fue rodada con la presencia de dos actores realizando gestos de mímica.

View this post on Instagram

You talkin’ to them? 🔫

A post shared by Filmthusiast (@filmthusiast) on

The 7th Voyage of Sinbad – Star Wars: Episode IV A New Hope

En Star Wars: Episode IV A New Hope, el personaje de Luke Skywalker rescata a la princesa Leia de los stormtroopers, en una escena inspirada en la cinta de aventuras de 1958, The 7th Voyage of Sinbad, cuando Sinbad y la princesa Parisa intentan huir de la cueva.

Ghost in the Shell – The Matrix

Considerada la obra maestra de las hermanas Wachowski, The Matrix (1999) es considerada una de las películas más originales de los últimos veinte años. No obstante, lo que muchos desconocen es que las guionistas y directoras de la cinta encontraron su inspiración en Ghost in the Shell, un filme de animación japonesa de 1995, dirigido por Mamoru Oshii y basado en el manga de Masamune Shirow, específicamente en la infinita base de datos en negro y verde.

Perfect Blue – Requiem for a Dream

Dirigida por Darren Aronofsky y basada en el libro de Hubert Selby Jr., Requiem for a Dream es una película estadounidense del año 2000, que se enfoca en la adicción a las drogas, desde distintas perspectivas y personajes.

Aronofsky no solo buscaba homenajear al aclamado director japonés Satoshi Kon -también conocido por cintas emblemáticas como Paprika (2006)-, sino que pretendía realizar un live action de su película Perfect Blue, al punto de adquirir sus derechos poco después de su estreno en 1997.

El proyecto nunca se llevó a cabo; no obstante, las pequeñas referencias al anime solo serían un preludio de la historia que, años más tarde, se convertiría en Black Swan («El cisne negro», en español).  

Bruce Lee – Kill Bill

No es un secreto que las películas del maestro de las artes marciales, Bruce Lee, corresponden a grandes influencias para el cine de Quentin Tarantino. Cintas como Fists of Fury (1972) y Operación Dragón (1973), inspiraron una de las escenas más emblemáticas de Kill Bill: Vol I (2003), contemplando coreografías, movimientos, diseño de producción, vestuario, y numerosos detalles con fines a homenajear a la icónica figura del cine.

The Great Robbery – Goodfellas

Inspirado por una de las cintas pioneras del género western, The Great Train Robbery (1903), Martin Scorsese decidió incluir una escena al final de Goodfellas (1990) con el personaje de Joe Pesci, donde disparaba incesantemente frente a la cámara, con la finalidad de homenajear a la cinta escrita y dirigida por Edwin S. Porter.

The Phantom Carriage – The Shining

La escena de “Here’s Johnny!”, es quizás una de las más recordadas dentro del cine de terror. No obstante, Kubrick se inspiró en una película sueca de 1921 llamada The Phantom Carriage, para añadir tensión, dramatismo, y perpetuar la locura del personaje de Jack Torrance a través de una puerta astillada.

The Phantom Carriage, obra dirigida por Victor Sjöström y basada en una historia de Selma Lagerlöf, sigue los sucesos en el marco de vísperas de Año Nuevo, cuando un conductor de un carruaje fantasmal lleva a un borracho a reflexionar sobre su vida egoísta y perdida.

Con información de: Vix / IMDb / The Whisp / Coming Soon

  • Me encanta0
  • Me divierte0
  • Me asombra0
  • Me entristece0
  • Me enoja0



Es tendencia