5 razones por las que ‘Parasite’ es la película del año

5 razones por las que ‘Parasite’ es la película del año

A inicios del 2019, ‘Parasite’ se alzó como la película ganadora de la Palma de Oro en el Festival de Cannes. Ahora, cuenta con el crédito de haberse convertido en la primera cinta de habla no inglesa en llevarse el premio Oscar, en la categoría de Mejor Película. Escrita y dirigida por el visionario cineasta de origen surcoreano, Bong Joon-ho, ¡te invitamos a conocer por qué se trata de la imprescindible joya cinematográfica del 2019!

Parasite, una película dirigida por Bong Joon-ho

Escrita y dirigida por el cineasta surcoreano Bong Joon-ho -conocido, fundamentalmente, por cintas como Snowpiercer (2013) y Okja (2017)-, Parasite se constituye como una de las películas más interesantes de los últimos tiempos, no solo por su extraordinaria calidad narrativa, sino por el ingenioso empleo de metáforas, simbolismos y recursos visuales, que coinciden para materializar una cruda crítica social, sustentada sobre la base de la comedia negra, el drama y el thriller.

Como toda gran película, Parasite cuenta con esa capacidad de dejar al espectador en un estado de constante reflexión, incluso luego de haber culminado la cinta. Esto se debe a la meticulosidad y al imprescindible uso del detalle en cada uno de los elementos que conforman este filme.

Desde una magistral dirección, con respecto a los personajes y la forma en que se trasladan a través del espacio, el determinante diseño de producción, y la fascinante carga simbólica detrás de cada uno de los planos, encuadres y escenas del filme, Parasite ha sido considerada por muchos la película más importante del año. En la 77º edición de los Globo de Oro, le fue otorgado el galardón a Mejor Película Extranjera.

En el marco de la 92º edición de los Premios de la Academia, se convirtió en la primera cinta de habla no inglesa, en resultar ganadora del premio a Mejor Película. Asimismo, fue galardonada en las categorías de Mejor Guion Original, Mejor Director y Mejor Película Internacional.

1. Los “parásitos”

De acuerdo con la Real Academia Española, un parásito se define como aquel organismo «que vive a costa de otro de distinta especie, alimentándose de él, y depauperándolo sin llegar a matarlo”.

A través del medio digital Insider, el cineasta Bong Joon-ho admitió que, de haberse titulado en plural «Parasites», el nombre de la cinta reflejaría de forma más efectiva la relación que contemplan los personajes de la historia.

Según el realizador, existe más de un “parásito” en la cinta, en la medida en que todos y cada uno de los miembros de la familia de Ki-woo, fueron infiltrándose, paulatinamente, en la vida de los Park. No obstante, no son los únicos.

Adicionalmente, también existe la figura del esposo de la antigua ama de llaves, quien consumía las sobras de sus “anfitriones”. Del mismo modo, los prejuiciosos, adinerados y distantes dueños de la casa. Ambos escenarios se sitúan como crudas analogías de lo que implica ser parásitos, o criaturas que viven del trabajo de otras especies. En este caso, el término “especie” funciona para identificar las distintas clases sociales.

2. El sótano vs. la superficie

Parasite comienza con un plano de lo que, en un primer momento, parece una ventana vista desde un sótano. En la medida en que la imagen se abre, conocemos al protagonista, Ki-woo, en una esquina del encuadre.

Primer fotograma de ‘Parasite’ (2019) – Fuente: IMDb.-

Mientras Ki-woo se desplaza por el espacio, nos percatamos de que, en realidad, su hogar es un pequeño semisótano donde vive con su familia: su papá, su mamá y su hermana, donde todos son presentados desde una perspectiva ligeramente picada, es decir, con la cámara filmándolos sutilmente desde arriba. Este recurso visual cuenta con el único objetivo de hacer que los personajes se muestren pequeños, vulnerables, disminuidos por las circunstancias, e inferiores con respecto a las fuerzas antagónicas que los oprimen.

La metáfora es bastante sencilla. La familia pobre vive en un semisótano, casi bajo tierra, pero todavía con una ventana que permite observar un atisbo del exterior; mientras que la familia rica vive en lo más alto de la ciudad.

Aunque esta distinción se hace bastante clara durante el transcurso del filme, un ejemplo interesante se sostiene en la secuencia donde la familia debe huir de la casa de los Park, durante una fuerte lluvia, y se dirige a su hogar, solo para darse cuenta de que este se ha inundado casi por completo. Todo el trayecto de los personajes para llegar al semisótano corresponde a un descenso, siempre en bajada, como si la ciudad hubiese sido construida desde una perspectiva vertical y jerárquica.

Al día siguiente, el padre, quien trabaja como chofer, debe trasladar a la Sra. Park de un lugar a otro, durante la preparación de la fiesta de cumpleaños de su hijo. Es mediante una escena en el automóvil, que nos percatamos de los distintos puntos de vista que ofrece una situación tan ordinaria como la lluvia para dos clases sociales completamente distanciadas una de la otra. Mientras una familia pierde su hogar, otra solo lo ve como una lluvia refrescante para el aire contaminado de la ciudad.

3. “Mientras más pobre es el personaje, menos acceso tiene a la luz del sol”

Esta premisa general es importante, en vista de que para Bong Joon-ho, junto con el director de fotografía Hong Kyung-pyo, la luz natural y cómo esta incide sobre los personajes, corresponde a una interesante metáfora sobre cómo estos son percibidos por la sociedad.

El hecho de que desde la primera escena se nos presente en la forma de una ventana, una salida hacia la luz natural, hace que el inicio del primer acto cree una atmósfera esperanzadora de cómo esta familia todavía no ha sido consumida por la pobreza, pese a que han sido relegados a vivir, prácticamente, por debajo del resto de las demás personas.

«Yo quería respetar las convenciones y los códigos, pero al mismo tiempo tenía ganas de destruirlo todo. Son dos sentimientos contradictorios que habitan en mí» – señaló Bong a una rueda de prensa.

No es sino hasta el momento en que Ki-woo visita por primera vez el hogar de los Park, que contemplamos un hogar lujoso, con amplios ventanales y una gran entrada de luz directa desde cada uno de los puntos de la casa. Al menos, en la superficie.

4. El lenguaje de las líneas

A pesar de que este recurso supone uno de los rasgos más sutiles dentro de la fotografía y dirección de Parasite, se trata, a su vez, de uno de los enfoques más detallados, minuciosos e interesantes de cómo Bong Joon-ho entiende la separación de una clase con respecto a la otra, así como la forma en que es el mismo espacio el que determina el dinamismo de su relación.

Fotograma del primer acto de la cinta, donde existe la presencia de una línea que separa a la clase trabajadora del lado izquierdo, y a la dueña de la casa, del lado derecho – Fuente: IMDb.-

Durante el transcurso de la cinta, la audiencia se encuentra constantemente con el uso de líneas rectas que distancian a los ricos de los pobres. Así, sin eufemismo ni decoro. La línea, aunque sutil, se convierte en un aspecto tan evidente que, luego de apreciarla por primera vez, se convierte en una hazaña milimétrica por parte del realizador para separar, discriminadamente, a dos personajes con motivaciones, temores y filosofías de vida completamente distintas sobre su visión del mundo.

Fotograma de ‘Parasite’ donde se puede observar la línea que distingue la separación entre Kim Ki-taek y Park Dong-ik – Fuente: IMDB.-

5. «A Glass of Soju» la cruel y realista canción de los créditos finales

«A Glass of Soju» es una canción escrita por el realizador Bong Joon-ho, que aparece durante los créditos, al finalizar la cinta.

Interpretado por el actor Choi Woo-shik, quien hace de Ki-woo en la película, el tema se habría llamado, originalmente, «564 años», en alusión al cálculo de tiempo que, de forma realista, le habría tomado al protagonista de la cinta ahorrar para hacerse con la casa al final.

Con información de: IMDb / Insider / Filmaffinity / EFE

  • Me encanta12
  • Me divierte0
  • Me asombra10
  • Me entristece2
  • Me enoja2



Es tendencia