¿Los sueños tienen significado? Todo te lo explica Sigmund Freud

Desde el inicio de los tiempos, a los sueños se les ha atribuido una serie de significados cósmicos. Algunas culturas creían que en sueños aparecían mensajes desde el más allá o profecías que prometían aclarar el futuro. En el caso de la mitología, existe un Dios llamado Morfeo que trabajaba como mensajero de los dioses y su medio de comunicación eran los sueños.

Todos estos significados eran netamente fantasiosos y filosóficos, la ciencia apenas les atribuía una función psíquica antes de Freud. Los consideraban como un proceso físico sin ningún tipo de significado, algunos los catalogaban de “alucinaciones inofensivas.”

Sigmund Freud fue el primero en reconocer la importancia psíquica de los sueños y actualmente se ha demostrado que su teoría es correcta.

¿Por qué soñamos?

Freud explica que la función principal del sueño es la realización psíquica de un deseo que generalmente no sabemos que tenemos.

¿Qué significan los sueños según Sigmund Freud?

“El descubrimiento del significado de los sueños es un proceso psíquico especial, sin precedente alguno de nuestro conocimiento”, cita en su libro “La interpretación de los sueños.”

Freud explica que los sueños son un sustitutivo de pensamientos, un canal de expresión de deseos y afectos de los que no siempre estamos conscientes.El explica que hay dos tipos de contenidos que regulan la comunicación de los sueños:

El contenido manifiesto: Lo que se recuerda al despertar.

El contenido latente: el significado que lo encubre.

Al contrario de muchas creencias comunes, los sueños no tienen significados generalizados (como los que se consiguen en internet), cada persona tiene una interpretación particular de los sueños según su propia experiencia.

¿Todos los sueños tienen significado?

No, si bien todos están relacionados con el entorno del individuo, algunos son netamente situacionales. Para esto Freud los divide en 3 tipos:

Tipo 1: Tienen sentido y son comprensibles podemos entender lo que significan fácilmente. Ejemplo: estar a dieta y soñar que se come una hamburguesa.

Tipo 2: Son claros y coherentes pero nos producen extrañeza, no sabemos bien qué significan ni por qué soñamos eso. Esto sucede cuando no se concretan ideas sino que se desarrollan a medias todo tipo de pensamientos. Pueden ser situaciones chistosas, de angustia o de miedo. Ej: Soñar con un compañero de trabajo.

Tipo 3: No tienen sentido ni coherencia, simplemente absurdos a nuestro entender. Este tipo de sueños son los que en realidad tienen más materia psíquica, porque muestran detalles ocultos del inconsciente representados visualmente.

¿Sabías que inconscientemente nos autocensuramos en los sueños?

Por más extraño que parezca, nuestro cerebro censura algunas imágenes. Este proceso Freud lo denomina “Desplazamiento”

 “El desplazamiento es un proceso por el cual a través de un análisis llego a ideas que no conocía que existieran en mí, y que no solo me parecen extrañas sino que me son desagradables y quisiera negármelas a mí mismo.” Explica Freud.

A la hora de soñar contamos con dos instancias generadoras de ideas: los impulsos inconscientes y la consciencia. El primero es el que crea todo tipo de ideas retorcidas que se encuentran en lo más íntimo de nuestra mente y la consciencia es la que se encarga de filtrarlos y decidir qué mostrar.

Así que la consciencia se encarga de administrar los sueños y decide qué mostrar y qué ocultar, utilizando a voluntad el contenido manifiesto.

¿Por qué olvidamos lo que soñamos?

Mientras soñamos se crean múltiples ideas a veces inteligibles y hasta surrealistas que son difíciles de explicar, esto se puede explicar como un mecanismo de disfraz que tiene el inconsciente para dejar pasar algunos mensajes importantes sin que los filtre la consciencia.

Durante el sueño, la censura que el propio individuo se impone, queda “relajada”,  y es cuando los pensamientos y deseos inconscientes encuentran y aprovechan en su totalidad el canal de expresión de imágenes en los sueños.

Cuando una persona despierta, la censura de la consciencia recupera todas su fuerza y ésta parece ser la razón por la que “olvidamos” algunas partes de los sueños.

Sin embargo cuando son muy trascendentales, suelen aparecer en el pensamiento “por accidente”, estas partes que deciden volver a la memoria son las que más contenido psicológico esconden.

Por Mary Villarroel Sneshko | @Vivodesorpresas  | Culturizando

Con información de: La Interpretación de los sueños Grandes Protagonistas de la Humanidad:  Sigmund Freud- Editora Cinco

 

  • Me encanta 22
  • Me divierte 2
  • Me asombra 13
  • Me entristece 3
  • Me enoja 7