Grandes Misterios: La extraña muerte de Marilyn Monroe

Marilyn Monroe fue y será siempre el símbolo sexual por excelencia. Norma Jean Baker, su verdadero nombre, luchó por ser algo más pero la repentina muerte vino a buscarla antes de que alcanzara sus metas.

Norma Jean no tuvo una infancia desafortunada. Sin padre y con una madre ingresada por problemas mentales, siempre se sintió muy sola. Seguramente por ello buscaba la compañía de los hombres, esperando encontrar la seguridad que no tuvo de niña.

Varios fueron sus maridos y muchos sus amantes. Hombres importantes y muy relevantes en el mundo del cine, la literatura y la política estadounidense disfrutaron en su alcoba.

Te puede interesar: Las mejores frases de Marilyn Monroe

Entre ellos John F. Kennedy o su hermano Robert, al que se la pasó el primero cuando pensó que podría perjudicarle en su carrera en la presidencia.

Con John Fitzgerald Kennedy comenzó a relacionarse allá por los años cincuenta. Pero tras el primer año de JFK como presidente, éste comenzó a temer por las repercusiones que podría tener esta relación con Marilyn, así que pidió a Robert Kennedy que se hiciera cargo de ella y la alejara de su camino.

El 19 de mayo de 1962, Monroe a pesar de que estaba ocupada rodando la película Something’s Got to Give para la Twenty Century Fox, se escapó al Madison Square Garden y cantó un sensual “Happy Birthday” al presidente John F. Kennedy. La actriz actuó enfundada en un atrevido vestido sin ropa interior; era tan ceñido que tuvieron que cosérselo una vez puesto, y en plena actuación se empezó a desgarrar. La esposa del presidente, Jackie Kennedy, sabía que Marilyn iba a acudir al show y no acompañó a su marido.

La relación con JFK aparentemente había comenzado a gestarse a fines de los años 50. Algunas fuentes citan que J.F. Kennedy vislumbró que la relación extramarital Monroe podía ser un peligro político debido a que ella sabía de una relación suya con la mafia de los camioneros, además relacionada con Frank Sinatra. JFK, entonces candidato a presidente, terminó el affaire con Marilyn discretamente y se la “pasó” a su hermano Robert Kennedy, con quien ella inició otro affaire. Se dice que Robert se aprovechó de ella incumpliendo promesas de matrimonio; según Monroe, Bob Kennedy la habría considerado como un “pedazo de carne”.

Adicionalmente, Monroe mantenía relaciones “peligrosas” con un tal Frederick Vanderbilt Field, que residía en México y que según los archivos del FBI era comunista. Era la época del Macarthismo y cualquiera que se relacionara con las altas esferas era investigado por el FBI. Un expediente abierto en marzo de 1962 por J.Edgar Hoover se rotuló como “Marilyn Monroe-Asunto de Seguridad-C”, (la C es de comunista).

 

La muerte de Marilyn Monroe

El 4 de agosto de 1962, Robert pasó la tarde con ella en su residencia de Los Angeles. Esa noche, pasadas las 23:00, Marilyn Monroe fue encontrada inconsciente en su cama. Trasladada al hospital no pudo hacerse nada por su vida.

Se dijo que su muerte fue por “una enfermedad aguda de envenenamiento por barbitúricos” por el Dr. Thomas Noguchi, oficial de Los Angeles County Coroners, y fue catalogada como un “posible suicidio”, pero debido a la falta de evidencia, su muerte no fue clasificada por “suicidio”. Muchos individuos, incluyendo a Jack Clemmons, el primer oficial del Los Angeles Police Department que llegó a la escena de la muerte, creyeron que su muerte fue un asesinato.

Te puede interesar: 15 Curiosidades sobre Marilyn Monroe

Algunas de las teorías más atrevidas afirman que su muerte está íntimamente ligada a los Kennedy por ser amante de dos de los hombres más poderosos, y que la eliminación fue solicitada por Robert Kennedy, por ser peligrosa para la reputación del clan. Marilyn Monroe mantenía un diario personal en que registraba cada conversación, vivencia y comentarios de su pasar diario y lo guardaba celosamente en su habitación. Su psiquiatra, Ralph Greenson le había aconsejado llevar este diario como una terapia y registro de la evolución de los tratamientos.
Al parecer, Monroe habría chantajeado a Robert Kennedy con divulgar el contenido de ese cuaderno, en el cual había secretos de Estado. El senador la habría visitado el 4 de agosto en la tarde con el objeto de rescatar dicha información o llegar a un acuerdo con la actriz para que se lo entregara, pero la visita desembocó en una violenta discusión tras las puertas, sin resultados; parece que Marilyn llegó a agredir a Bob Kennedy, cuyos guardaespaldas tuvieron que separarles. El senador optó por no insistir. Testigos de esta visita habrían sido el alcalde de Los Ángeles, quien facilitó el helipuerto, un vecino anónimo y la mucama de Monroe, Eunice Murray.
Algunas fuentes sugieren que fue el mismo Bob Kennedy quien habría solicitado a los “servicios especiales” la desaparición, debido a que la actriz había amenazado con “hablar” de secretos de Estado en venganza por haber sido utilizada por el senador; se especuló que J. Edgar Hoover, director del FBI tuvo alguna intervención en la desaparición de la actriz, porque sabía demasiado, por tanto habría sido un Crimen de Estado.

Una de las teorías menos investigadas y que presenta más interrogantes es la que apunta a la mucama, debido a que sus declaraciones resultaron contradictorias. Eunice Murray, la mucama era en realidad una enfermera dependiente del psiquiatra que la atendía; Ralplh Greenson y conocía al detalle los aspectos de la vida diaria de la actriz.

Hay teorías que indican que hay méritos suficientes para ser sospechosa del asesinato, o al menos estuviera relacionada como cómplice pasivo en asociación ilícita o de haber inducido el suicidio. Es un hecho que hay un desfase de horas entre el descubrimiento del cadáver y su reporte a la policía, la pulcritud y orden en la habitación (Marilyn Monroe era desordenada), la reparación apresurada de una ventana rota y otros aspectos que no encajan cronológicamente. Murray, cada vez que era interrogada señalaba la presencia de Bob Kennedy en la escena del crimen, hecho que quizás desvió la atención hacía su persona.

Murray declaró en 1985 en un programa de TV que Bob Kennedy había estado en el apartamento de la actriz, el 4 de agosto, entre las 15 y las 16 horas discutiendo acaloradamente por el diario que ella escribía y que Marilyn había agredido a Bob, provocando la intervención de sus guardaespaldas. Más tarde como a las 21:30 horas, tres hombres regresaron al apartamento y ordenaron a Murray y a su suegra que se retiraran. Al regresar, a las 22:30, encontraron a Marilyn muerta”. El reporte del hallazgo del cuerpo de Monroe fue a las 4:25 horas del día siguiente por Eunice Murray.

Las fotos de la escena del crimen fueron alteradas y en ellas aparecía una habitación desordenada y frascos en el suelo, el vidrio roto estaba reparado.

Al sacar el cadáver en una camilla, el mismo empleado que observó la ambulancia en las afueras, declaró que un enfermero colocaba una inyección entre los pechos del ya cadáver de la actriz mientras era llevado en la camilla, fue llevada directamente a la morgue y rotulado el cadáver como 81828.

Se autorizó una autopsia a cargo de Lion Grandinson, y ejecutada por un inexperto tanatólogo, Thomas Noguchi, pero no se encontraron barbitúricos en su estómago y se extrajeron sus órganos vitales para ser analizados, pero desaparecieron. A pesar de ello, se declaró a la prensa que la actriz había consumido 40 pastillas de Nembutal, un barbitúrico adictivo, y que su muerte habría sido un suicidio confirmado.

Un análisis del recto delató un enema provocado por la entrada de un supositorio. Las teorías sugieren que el supositorio habría contenido un veneno y se habría absorbido rápidamente por la mucosa rectal; esto no deja huellas en el sistema digestivo. Los análisis de sangre no fueron hechos o si se hicieron, no fueron hechos públicos. Según otra hipótesis, el supositorio contenía un calmante y fue recetado por el médico de Marilyn, pero ella simultáneamente habría consumido otras sustancias recetadas por otro médico, lo cual sería la causa de la sobredosis o intoxicación que la mató.

Eunice Murray, recibió más tarde por via postal, un cheque en blanco de la actriz firmado con su rúbrica, fue a cobrarlo al banco, pero la entidad lo consideró fraudulento y no lo hizo efectivo.

Tanto JFK como su hermano Bob sufrieron muertes violentas poco tiempo después, y el mafioso Sam Giancana relacionado con Frank Sinatra fue asesinado en 1975. Eunice Murray falleció a los 91 años en 1993.

Muchas preguntas quedaron ese 4 de agosto en el aire. Marilyn Monroe, la mujer más deseada del cine de la época, el mito erótico al que siempre se hace referencia, murió sin dejar explicaciones y en la más absoluta soledad. Hasta el día de hoy la misteriosa muerte de Marilyn Monroe es una de las teorías conspirativas más debatidas del siglo XX.

Enigmas, secretos y casos sin resolver, son algunos de los Grandes Misterios de la Humanidad | Visita ► culturizando.com/grandesmisterios

Con información de: Culturizando | 20 minutos | Wikipedia | Foto: Wikimedia

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 8
  • Me enoja 0