¿Bailar hasta la muerte? Conoce la epidemia de baile de 1518

¿Bailar hasta la muerte? Conoce la epidemia de baile de 1518

Debido a la falta de salubridad y los escasos avances científicos, el período de tiempo que conocemos como la Edad Media estuvo plagado de terribles enfermedades que acabaron con la vida de millones de personas, especialmente en Europa.; sin embargo, la epidemia de baile era una “enfermedad” que al parecer se contagiaba bailando… ¿La conoces?

Todo comenzó en Estrasburgo, actual ciudad de Francia que para ese entonces pertenecía al Sacro Imperio Romano Germánico. Un día, los habitantes del lugar pudieron observar que Frau Troffea, una mujer que vivía allí, no paraba de hacer extraños movimientos sin parar, que las personas identificaron rápidamente como una especie de baile. Troffea no podía dejar de moverse, pero lo preocupante es que aunque al parecer ella eventualmente logró detenerse, los demás habitantes ya se habían “contagiado” y nadie podía dejar de bailar

Así es como comenzó lo que los libros de historia consideran la epidemia de baile de 1518. Muchas personas del lugar no podían dejar de moverse en lo que ahora podríamos asemejar a la epilepsia, pero que en la época parecía una excéntrica danza. Los médicos de la época recomendaron a las autoridades realizar “sangrías” (sangrar a un enfermo como remedio) a las personas que se movían sin detenerse, pero los líderes pensaron que la mejor opción era habilitar un espacio para que este grupo de habitantes pudieran moverse libremente… Incluso, suministraron bailarines profesionales y hasta una orquesta para acompañar a los lugareños.

Representación de la plaga del baile realizada por Hendrik Hondius – Imagen: Wikimedia.-

¿Qué podría salir mal? Aunque actualmente se considera que la información puede haber sido tergiversada, algunos de los registros indican que el hecho de que estas personas no pudieran dejar de bailar, eventualmente les ocasionó terribles lesiones y hasta infartos, lo que se tradujo –aparentemente- alrededor de 15 muertes por día; ya para final del mes pasaban las 500 víctimas

Las autoridades, quienes ya habían aceptado que la situación se salía de sus manos, clausuraron la morbosa pista de baile y prohibieron la música, pero la gente no podía dejar de bailar. Eventualmente, cuando pensaron que no había una solución legal o científica, acudieron a las autoridades eclesiásticas.

La Iglesia, la cual lógicamente jugaba un importante papel en el Sacro Imperio Romano Germánico, vio la plaga del baile como una especie de castigo divino del santo siciliano San Vito, figura católica que penalizaba a través de lo que ahora conocemos como epilepsia.

Entonces, ¿cuál fue la solución de la Iglesia? Realizar una gran procesión a la capilla dedicada al santo… Sí, aunque no lo creas, según los registros, hasta este momento duró la plaga del baile.

Sin embargo, Jules Michelet, historiador francés manejaba la posibilidad de que la Iglesia efectivamente erradicó la plaga, pero se piensa que no fue con una masiva ofrenda al santo, sino que se encargaron de asesinar a los enfermos…

La enfermedad de Huntington es llamada coloquialmente como “mal de San Vito” debido a los peligrosos movimientos que sus padecientes realizan sin poder controlarlos  – Imagen: Wikimedia.

Epidemia de baile… Cuál es la explicación científica?

Muchos expertos consideran que las muertes pudieron haber sido inventadas, pero no hay duda de que la plaga del baile existió, entonces… ¿Qué explicaciones podríamos darle a este fenómeno en la actualidad? A nivel biológico, se piensa que pudo haber sido algún tipo de infección debido a las malas condiciones alimentarias de la época, pero también existe la posibilidad que haya sido la enfermedad conocida como “sudor inglés”, la cual causaba extrema secreción sudorosa. Finalmente, otra teoría es que haya sido sífilis, infección que acababa de llegar desde lo que en la actualidad es Italia.

La psicología también ha buscado explicar la epidemia de baile: histeria colectiva. John Waller, historiador y médico, dijo que tenía que ver “más con la psicología que con la toxicología”, y considera que debido al constante pánico que los lugareños debían soportar (una posible invasión de los otomanos, las malas condiciones alimentarias, etc.) esto pudo ocasionar que los habitantes de Estrasburgo sucumbieran a una histeria colectiva, y por ende haber sido parte, involuntariamente, del mortífero baile.

De hecho, se compara esta situación al curioso caso de una escuela de niñas de Tanzania, en los 70, que se vio forzada a cerrar sus puertas tras un extraño ataque de risa colectivo en el alumnado.

Sin embargo, tanto la hipótesis médica como la psicológica, son meramente teorías y hasta la actualidad, la epidemia de baile de 1518 continúa siendo un gran misterio de la historia.

Pieter Brueghel el joven realizó la pintura ‘Bailarines de San Juan en Molenbeek’, basándose en los dibujos de su padre para representar la epidemia de baile – Imagen: Wikimedia.-

Volviendo a la historia original, el médico y alquimista Paracelso, viajó al lugar de los hechos nueve años después, pero muy irónicamente no pudo entrevistarse con ninguno de los pacientes, excepto por una: Frau Troffea, la paciente cero de esa enfermedad que hizo a sus infectados bailar hasta la muerte…

Con información de History / El mundo /

  • Me encanta 3
  • Me divierte 2
  • Me asombra 9
  • Me entristece 1
  • Me enoja 0



Es tendencia