¿Conoces la «Afenfosfobia» o miedo a ser tocado?

Ene 02, 2017 | Fobias - Salud - Vida

Se define como un persistente, anormal e injustificado miedo a ser tocado. También se la conoce como hafefobia.

Se trata de una exageración aguda de la tendencia normal de las personas a proteger el propio espacio, se siente como un temor a la contaminación o a la invasión, incluso extendida hacia personas que la persona fóbica conoce bien. En ocasiones, la fobia se extiende únicamente a las personas del sexo opuesto, acercándose entonces a la fobia al acoso sexual, o sea, la llamada agrafobia.

Se encuentra dentro de los tipos de fobias conocidas como específicas, en donde los miedos se presentan ante la idea -o el hecho- de tocar o de ser tocado. Los especialistas afirman que se trata de una verdadera exageración a las tendencias normales de proteger el espacio personal, ya que la idea inconsciente deja de manifiesto un miedo a la invasión y a la contaminación, es de mencionar que no se limita a desconocidos, sino que el miedo también se puede presentar ante el toque de alguna persona que se conozca bien.

Causas
Generalmente la afenfosfobia se desarrolla después de alguna mala experiencia, aunque también puede tratarse de una reacción extrema a su entorno. Se han visto casos en los que la persona restringe su miedo a personas que son del sexo opuesto, lo que también se asocia con el miedo a ser atacado sexualmente. Los especialistas han encontrado que muchos niños que fueron víctimas de abuso sexual, manifiestan el miedo a ser tocado. Aunque si bien es cierto la afenfosfobia se considera como una de las fobias raras, su presencia en la vida de alguna persona puede tener resultados devastadores.

Síntomas
Los síntomas de la fobia, varían de persona a persona, ya que depende en gran manera del nivel de miedo por el que se esté transitando. Algunas personas pueden tolerar el contacto de alguna persona determinada, o dan el permiso expreso a otra para que la puedan tocar, algunos son capaces -luego de un largo período- de construir una confianza capaz de superar la reacción para con esa persona. Sin embargo, otros se sienten totalmente incómodos ante la sola idea de cualquier tipo de contacto. Los síntomas son similares a los de muchas otras fobias, por ejemplo se pueden tener episodios de llanto, temblores, sudoración excesiva, ganas de salir corriendo e huir. La persona puede llegar a evitar fiestas y ocasiones especiales para así no tener ningún tipo de interacción física.

Tratamiento
Para hacerle frente a la afenfosfobia es posible acudir a algún tipo de terapia psicológica, se sabe también que las parejas o las terapias de familia han ayudado porque así comprenden la totalidad del temor, además que se desarrollan formas alternativas para demostrar el cariño, mientras está siendo tratado.

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0