Ciencia para Jugar: La lámpara de lava

El inglés Edward Craven-Walker creó el primer modelo de la lámpara de lava en el año 1963. En un principio fue apodada como “Astrolight” o la “Astro Lámpara” y fue presentada en una feria de muestras de Hamburgo en 1965, donde el empresario Adolph Wertheimer mostró su interés por el artilugio.

Wertheimer y su socio de negocio Hy Spector compraron los derechos americanos al producto y comenzaron a producirlo como la “Lava Lite®” a través de una corporación llamada “Haggerty Enterprises” y negociando bajo el nombre “Lava World International”.

Tuvo una gran acogida por parte de la juventud de los años 70, especialmente en la subcultura hippie y alternativa.

Su mecanismo se basa en una bombilla de iluminación, una botella de cristal que contiene agua (transparente o coloreada), cera translúcida, un rollo metálico de cable y un pequeño cono de metal que se coloca en la parte superior. Al ser la cera fundida y el agua dos líquidos immiscibles, se mantienen separados. La diferencia de calor entre la parte superior e inferior provoca el singular efecto visual que ha hecho que este dispositivo se encuentre desde hace mucho en casi cualquier tienda de regalos.

Foto: Lámpara de lava / Shutterstock

 

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0