Vidas interesantes: Maryam Mirzakhani, la mujer matemática

Vidas interesantes: Maryam Mirzakhani, la mujer matemática

Habitualmente no se asocia a las mujeres con las matemáticas, sin embargo, Mirzakhani representa una inspiración para todas las jóvenes interesadas en esta ciencia.

Maryam Mirzakhani  fue nacida y criada en Teherán, Irán. Maryam era la hija de Ahmad Mirzakhani, un ingeniero eléctrico, y su esposa, Zahra. Siempre fue una persona tranquila interesada por los libros, una vez en secundaria gracias a su hermano mayor comenzó su gran interés por las matemáticas.

Ella ganó un lugar en la escuela secundaria Farzanegan, para estudiantes excepcionalmente talentosos, donde encontró a profesores y amigos inspiradores. Apoyada por su directora, Maryam ingresó a competiciones matemáticas previamente reservadas para niños y representó a Irán en la Olimpiada Internacional de Matemáticas, ganando medallas de oro en 1994 y 1995, la segunda con una puntuación perfecta.

Posterior a la escuela, obtuvo su licenciatura en la Universidad de Sharif en Teherán y en 1999 se mudó a Harvard, donde estudió bajo la dirección de Curtis McMullen, también medallista de Fields.

Siempre se caracterizó por ser una persona tranquila, modesta y amable, con inmensa ambición intelectual. Maryam Mirzakhani, ha sido la primera y única mujer en ganar la prestigiosa Medalla Fields considerada como el Nobel de Matemática en EUUU, un premio que solo se entrega cada cuatro años a entre dos y cuatro matemáticos menores de 40 años.

Fue profesora asistente y luego profesora en la Universidad de Princeton en el 2004 antes de trasladarse a la Universidad de Stanford como profesora. Maryam se casó con Jan Vondrák, un informático checo en Stanford, y tuvo una hija llamada Anahita.

Su trabajo se caracterizó por los avances en geometría y en sistemas dinámicos de los espacios de módulos, gran parte de los cuales fue un trabajo conjunto con Alex Eskin de la Universidad de Chicago.

Maryam falleció el pasado 15 de julio de 2017 debido a un cáncer de mama que se extendió hasta sus huesos. Muchas personas lamentaron su perdida y su trabajo será reconocido durante años.

 

Por María Gabriela Roa | @gabyroab | Culturizando

Con información de: Bbc.com  |   Theguardian.com


  • Me encanta
    6

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    4

  • Me enoja
    0



Es tendencia