¿Por qué las vacas son sagradas en la India?

¿Por qué las vacas son sagradas en la India?

Las vacas, animales conocidos por ser herbívoros y dóciles, son utilizadas en la mayor parte del mundo para el consumo de su carne. Pero aunque esto sea cierto en un panorama global, la India es una excepción. En este país asiático las vacas se consideran sagradas, ¿quieres saber por qué?

Origen de la divinización de las vacas

Entre los hindúes existe la tradición de proteger a las vacas. Esta costumbre data de aproximadamente hace 2.500 años. Desde entonces a las vacas se les considera como un símbolo de fertilidad y maternidad. ¿Per cómo empezó esta creencia? Parece que hay toda una construcción mítica al respecto.

Ocurrió en la India antigua un terrible período de sequías y de pérdidas naturales de espacios. Con esta debacle ambiental, las vacas fueron desapareciendo poco a poco, lo que llevó a que las pocas restantes fueran veneradas y protegidas por todas las personas.

Hay que tomar en cuenta además que, en períodos críticos, la vaca resulta ser un animal excesivamente útil: brinda leche, mantequilla y su estiércol es un excelente abono para las tierras. 

¿Cómo protegen a las vacas en la India?

Once estados indios tienen totalmente prohibido sacrificar a las vacas; prohibición que fue impuesta por una alianza de partidos nacionalistas hindúes que la consideran sagrada (un 80% de la población hindú las venera).

La protección de los vacunos está hasta en la constitución nacional. En el artículo 48 aparece especificada del siguiente modo:

«El Estado se esforzará u organizará la agricultura y la crianza de animales bajo líneas modernas y científicas y en particular, tomará medidas para preservar y mejorar las razas, prohibiendo la matanza de las vacas y sus terneros y otras vacas lecheras y animales de tiro».

En la India, tanto en el hinduismo como en el budismos (las dos principales religiones del país) está prohibido comer carne de vaca – Imagen: Pixabay.-

¿Justicia por mano propia?

La protección de estos animales ha llevado algunas veces al pueblo hindú a hacer justicia por mano propia. En el país suroriental se han creado por ejemplo numerosos grupos de radicales que se encargan de velar por el bienestar de las vacas durante las noches.

«Los soldados de Sharma» -así se hacen llamar- con bates, machetes y en algunos casos, escopetas, se encargan de defender a los animales de los ataques externos.

Pero este fanatismo radical puede provocar niveles de violencia física con consecuencias terribles. Tal fue el caso del asesinato de Mohammad Akhlaq, un granjero de 50 años, quien murió luego de recibir innumerables golpes con ladrillos esgrimidos por más de 100 vecinos -según su hija-. Todo porque se corrió el rumor de que el campesino consumía carne de vaca.

Después de la muerte de Akhlaq, su familia aseguró que este consumía únicamente carne de cordero.

Con información de: ABC / Wikipedia / Imagen de portada:

  • Me encanta 2
  • Me divierte 0
  • Me asombra 7
  • Me entristece 2
  • Me enoja 1



Es tendencia