Midway: Un punto de inflexión en la Segunda Guerra Mundial

Aparte de las grandes colisiones de unidades terrestres, la Segunda Guerra Mundial contó también con importantes enfrentamientos aeronavales, que ayudaron a decidir el destino del conflicto bélico entre los Aliados y el Eje. La Batalla de Midway es uno de esos puntos de inflexión, ya que marcó el fin de la dominación de Japón en el Frente del Pacífico.

Midway es un atolón (conjunto de islas pequeñas distribuidas en forma de anillo que encierran un arrecife). Estos islotes fueron nombrados así porque se encuentran a medio camino entre Hawái y Tokyo. Midway es uno de los territorios no incorporados de Estados Unidos y el 4 de junio de 1942 fue el objetivo de una incursión por parte de la Armada Imperial japonesa.

Fotografía aérea del atolón de Midway en 1941 – Imagen: Wikipedia.-

La intención detrás del ataque a Midway era privar a los estadounidenses de una base estratégicamente posicionada, que podría servir como punto óptimo para el despliegue de una ofensiva sobre territorio japonés.

En Midway, las fuerzas niponas fueron rápidamente repelidas, gracias a la efectiva respuesta de la Marina y de la Fuerza Aérea estadounidense. Estos dos componentes trabajaron de manera coordinada y demostraron tener una mejor preparación que el combinado japonés. Para el día 7 de junio la batalla ya había concluido.

Antecedentes de la batalla de Midway

En diciembre de 1941, seis meses antes de que choque en Midway, los japoneses atacaron el astillero de Pearl Harbor, una base norteamericana dedicada al mantenimiento de navíos de combate y portaaviones. Como no hubo una declaración de guerra previa al ataque por parte del Imperio japonés, la incursión tomó a los estadounidenses desprevenidos.

En mayo de 1942 se dio la Batalla del Mar de Coral, en la que uno de los portaaviones estadounidenses, el USS Lexington resultó hundido, mientras que otro, el USS Yorktown quedó parcialmente destruido.

Aunque en este enfrentamiento Japón perdió también un portaaviones y quedó con otro en estado de emergencia, un ala del consejo militar del emperador asumió que el golpe moral asestado sobre el ejército norteamericano contribuiría a hacer de la batalla siguiente, una victoria sencilla.

El código descifrado

Así las cosas, el plan para mermar la presencia de las fuerzas norteamericanas en el Pacífico fue echado a andar por el contraalmirante Isoroku Yamamoto. La intención de Yamamoto era crear las condiciones ideales para un ataque certero; para ello era preciso desviar la atención de los estadounidenses a un punto muy hacia el norte.

Con esta finalidad, los japoneses atacarían dos islas del archipiélago de las Aleutianas, en Alaska (también territorio norteamericano). Pero lo que Yamamoto no sabía es que, desde comienzos de 1942, los criptoanalistas de los aliados habían logrado descifrar una parte significativa del código JN-25, el lenguaje en clave utilizado por los nipones en sus cables.

Gracias a este recurso, el almirante Chester W. Nimitz, militar a cargo de defender el área del Pacífico por Estados Unidos, pudo sacarle una notable ventaja a sus contrincantes.

Estrategias

Además de la estratagema en el norte, los japoneses tenían indicaciones de dispersar su flota por el Pacífico en cuatro puntos distintos (en cada uno de los cuales se ubicaría un portaaviones). La idea era cerrar el perímetro alrededor de Midway, para impedir que las unidades enemigas, una vez atrincheradas en la isla, pudiesen recibir apoyo externo.

Pero el plan de Japón tenía una falla importante. La distancia que separaba a los portaaviones dificultaba considerablemente el establecimiento de operaciones de apoyo mutuo. Al mismo tiempo, las comunicaciones entre aviones y naves eran menos eficientes en perímetros muy amplios.

Tomando en cuenta todos estos detalles, los norteamericanos reforzaron las defensas antiaéreas de Midway, repararon el USS Yorktown (un factor sorpresa, pues el otro bando lo consideraba casi destruido), y utilizaron dos portaaviones con una capacidad para almacenar un parque aeronáutico aun mayor; se trataba del USS Hornet y el USS Enterprise.

Resultados del enfrentamiento

El ataque de Japón comenzó a las 12:30 de la madrugada del 4 de junio. Mejor preparado para la batalla, el contingente estadounidense logró frenar el avance de los nipones, casi enteramente, para la tarde de ese mismo día.

Al final de la incursión, los norteamericanos habían perdido 1 portaaviones, 1 destructor, 150 aviones y 300 hombres. Por su parte, los japoneses perdieron 4 portaaviones, 248 aviones y 3000 hombres. En el resto de la guerra, el empuje del Imperio japonés empezaría a decrecer, hasta su total derrota, acaecida en 1945.

Midway en el cine

Recientemente Roland Emmerich llevó la Batalla de Midway a la gran pantalla. El film bélico presenta los eventos de Midway ordenados cronológicamente, para que tanto los amantes de la historia como los del cine puedan revivir los momentos más importantes de esta batalla. Si quieres saber más sobre esta cinta puedes consultar el siguiente enlace.

Con información de: Wikipedia / Youtube / Foro: Wikimedia

  • Me encanta0
  • Me divierte0
  • Me asombra1
  • Me entristece0
  • Me enoja0



Es tendencia