Magda Goebbels, la madre nazi que envenenó a sus seis hijos al caer el Tercer Reich

Magda Goebbels, la madre nazi que envenenó a sus seis hijos al caer el Tercer Reich

Magda fue condecorada por Hitler como “la mejor madre del Tercer Reich”, y su familia, junto a Joseph Goebbels, era considerada el modelo ideal de la familia aria nazi.

Johanna María Magdalena Goebbels, mejor conocida como Magda Goebbels, fue la esposa del Ministro de Propaganda de la Alemania nazi Joseph Goebbels desde 1931.

Magda provenía de una familia de la alta sociedad alemana. Se casó con Günther Quandt en 1920, y tuvo a su primer hijo, Harald Quandt, en 1921.

Después de divorciarse de Quandt en 1929, conoció a Joseph Goebbels. Se casaron en 1931, y Hitler fue testigo de la boda. Tuvieron una relación de amistad muy cercana con el Tercer Reich, y su familia empezó a ganar reconocimiento por ello.

Magda Goebbels (1933) – Imagen: Wikimedia.-

Tuvieron seis hijos, quienes se llamaban Helga, Hildegard, Helmut, Holdine, Hedwig y Heidrun. Se dice que todos los nombres comenzaban por la letra «H» en honor al apellido «Hitler», pero no hay pruebas contundentes de esta afirmación. La familia era tan cercana a él, y lo querían de tal manera, que incluso llamaban al Führer “tío”.

Aunque Joseph aseguraba estar enamorado de Magda, tuvieron problemas maritales. Ambos fueron infieles en distintas ocasiones y el matrimonio parecía estar acabado; sin embargo, Hitler intervino y ordenó acabar con los romances, para que la “familia ideal” pudiera continuar con su relación sin que el ojo público se enterara de sus problemas internos.

Goebbels
Foto de la familia Goebbels con Hitler, luego de que se reconciliaran por las infidelidades – Imagen: Wikimedia.-

El fin de la guerra

A finales de abril de 1945, luego de la derrota de los nazis, llevaron a Magda, Joseph y sus seis hijos al búnker donde se encontraba atrincherado el Führer. Aquí fue donde pasaron sus últimos días de vida.

Los niños dormían en camas improvisadas y pasaban la mayor parte del tiempo con Eva Braun y algunos perros de la familia Hitler. Se dice que Magda no compartió mucho con sus hijos dentro del búnker porque no quería deprimirse.

Varias personas expresaron sus inquietudes acerca de que los niños permanecieran en el búnker. Karl Gebhardt, líder de la Cruz Roja alemana, quería llevarse a los niños fuera de la ciudad. Albert Speer, el ministro de Armamento y Producción de Guerra, también ofreció sacar a los niños de Berlín, pero Joseph y Magda se negaron.

Goebbels
Imagen: Wikimedia.-

El asesinato y suicidio de los Goebbels

Joseph y Magda decidieron el curso de sus acciones, luego del suicidio de Hitler. Magda le escribió una carta a su hijo Harald, el único que sobrevivió, pues estaba en ese momento como prisionero de guerra. En la carta, le explicaba sus razones acerca de las acciones que llevaría a cabo: “… El mundo que viene después del Führer y el socialismo nacional ya no vale la pena vivirlo, por lo tanto me llevo a los niños conmigo, porque son demasiado buenos para la vida que seguiría, y un Dios misericordioso me entenderá cuando les dé la salvación…”.

El 1 de mayo fue ella quien decidió envenenar a sus hijos. La secretaria de Hitler, Traudl Junge, que también se encontraba dentro del búnker, le preguntó a Magda por qué había envenenado a sus hijos, y ella respondió:

Es mejor que mis hijos mueran a que vivan en la vergüenza y el oprobio. Nuestros hijos no tienen sitio en una Alemania como la que habrá después de la guerra”.

Goebbels
Imagen: Wikimedia.-

Algunas versiones sostienen que fueron envenenados con somníferos escondidos en dulces, otras afirman que cuando estaban dormidos se les inyectó el veneno. También se dice que se utilizaron ambos: primero les dieron morfina, y luego les inyectaron cianuro, o les suministraron cápsulas de veneno luego de dormirlos.

Después de que sus hijos murieran, Magda y Joseph se suicidaron, y sus cuerpos fueron quemados para evitar que se exhibieran como trofeos.

Con información de Goebbels Children | Wikipedia | Spartacus educational | La Vanguardia

  • Me encanta 4
  • Me divierte 1
  • Me asombra 13
  • Me entristece 7
  • Me enoja 5



Es tendencia