Los 5 peores CEO de la historia

Los 5 peores CEO de la historia

Las personas que ocupan el cargo de CEO (‘Chief Executive Officer’) por lo general se encargan de tomar las decisiones económicas o incluso, en algunos casos, pueden fungir  como el presidente de la empresa… ¡Te presentamos a 5 de los peores CEO de la historia!

Stephen Elop (Nokia)

La empresa finlandesa Nokia dominó el mercado de teléfonos por mucho tiempo.-

¿Recuerdas a Nokia y sus icónicos teléfonos que aún hoy en día están entre los más vendidos de todos los tiempos? ¿Te has preguntado por qué ya no es lo mismo? La respuesta probablemente sea Stephen Elop, su CEO desde 2010 hasta 2014, ya que sus decisiones en Nokia parecen no haber sido las más acertadas.

En una época donde los teléfonos Android se vendían cada vez más, Nokia insistía con el sistema operativo Windows Phone, que hasta Microsoft, su creador, llegó a considerar no del todo conveniente. A pesar de propuestas osadas como el teléfono Pureview, con  una cámara excepcional y los Lumia, con un diseño atrevido, su software no estaba a la altura del mercado y no lograron atraer a los clientes que deseaban.

Elop, considerado un “caballo de Troya” por algunos, causó la caída y quiebra de Nokia desde adentro, hasta que finalmente fue vendida a Microsoft, casualmente la misma empresa donde Elop trabajó antes como jefe de la división de Office.

Jonathan Schwartz (Sun Microsystems)

Sun Microsystems fue una empresa dedicada a la venta de software y hardware, entre otros servicios informáticos.-

Sun Microsystemas Fue fundada en la década de los 80 y era un ícono en el mercado de Silicon Valley, de hecho, fueron los creadores de Java, uno de los lenguajes de programación más utilizados y que no tiene costo alguno.

Jonathan Schwartz se convirtió en el CEO de Sun Microsystems en 2006; a pesar de una fuerte dirección y cuantitativas inversiones, todo empezó a irse cuesta abajo, para así quedarse atrás en el mercado frente a competidores como HP o IBM.

Algunos piensan que el problema principal se debió a que Java, su servicio estrella, era gratuito y eso los perjudicó económicamente.

En 2009, la única opción que le quedó a Schwartz  fue vender la compañía a Oracle Corporation.

John Chen (BlackBerry) 

Los teléfonos BlackBerry eran los favoritos de los empresarios, incluso el expresidente Obama llegó a tener uno.-

La empresa BlackBerry dominaba el mercado de los smartphones a comienzos de la década de 2010, pero con el tiempo fueron quedando opacados por los sistemas de Apple y Android. No es del todo correcto culpar por esto a John Chen, CEO de BlackBerry, pero es inevitable señalar su responsabilidad.

El hongkonés John S. Chen se convirtió en el CEO de esta empresa canadiense en 2013. Aunque ya las ventas y popularidad de este tipo de smartphone estaba disminuyendo notoriamente, Chen comentó en 2014 que tenía estrategias para salvar a la compañía; sin embargo, debido al desinterés de los usuarios en sus tácticas, y la notoria falta de reinvención en la manufactura de estos teléfonos, la empresa declaró en 2016 que ya no fabricarían celulares con su propio sistema, y en su lugar comenzarían a usar el sistema Android y así poder invertir mejor ese dinero.

Cabe destacar que, aunque podamos considerar que Chen no fue un buen CEO para BlackBerry, fue director de The Walt Disney Company desde 2004 hasta 2014, y parece que no obtuvo resultados negativos en esta empresa.

Marissa Mayer (Yahoo!)

Yahoo! siempre ha sido una empresa muy relevante en el ciberespacio. – (photo by: Infomatique).-

Yahoo! siempre ha sido una empresa muy relevante en el ciberespacio. Posee un portal web, servicio de correo electrónico y muchas otras facilidades para los internautas; pero, casi tan famosa como la empresa, era su CEO Marissa Mayer.

Marissa Mayer es una ingeniera informática muy popular en Silicon Valley y fue de las primeras personas en trabajar para Google, donde estaría por 13 años. En 2012, Mayer asumió como presidenta y CEO de Yahoo!. Muchos pensaron que esto era un error, ya que ella nunca había tenido una influencia directa en el ámbito ejecutivo ni económico antes, pero eso no impidió que las acciones de Yahoo! aumentasen y que la empresa estuviese en boca de todos; sin embargo, estos críticos no se equivocaron.

Mayer invirtió muchísimo dinero en la empresa, compró otros portales web, como Tumblr, e hizo reducción de personal para poder costear estas hazañas, lo que al final terminó perjudicando a la empresa y a su propio bolsillo. En 2017, fue anunciado que Yahoo! sería vendido a Verizon.

James W. Keyes (Blockbuster)

Ninguna persona en la década de los años 90 se habría imaginado la caída tan abrupta de Blockbuster. – (Photo by: Mr Stan Zemanek).-

Blockbuster fue una franquicia dedicada a la venta y renta de películas que fue sumamente relevante en la década de los 90.

En 2007, cuando ya la empresa no estaba obteniendo tan buenos resultados como fue en sus inicios y que ya Netflix estaba comenzando a surgir en el mercado, James Keyes asumió como CEO de Blockbuster, relevando a John Antioco.

Incluso, puede parecer obvio que Netflix sea el servicio preferido en esta época y que Blockbuster no tendría cabida en este campo, pero lo triste de la historia es que Blockbuster sí tenía su propia plataforma híbrida de alquiler online, llamada Blockbuster Total Access, servicio que terminó eliminando James Keyes al poco tiempo de llegar a la empresa.

En 2010, Blockbuster se declaró en bancarrota.

Algo que tuvieron en común todas estas personas es que técnicamente acababan de llegar a sus respectivas empresas,  antes de que se depreciaran o quebraran; por lo que pudiéramos inferir que les fueron asignados estos cargos a ellos porque ya las empresas venían en picada, y la idea era que las sacaran a flote, o simplemente sus malas decisiones de negocio, fueron las responsables directas de dichos fracasos.

Con información de: Xataka Movil / 24/7 Wall St. / Innovation Enterprise / Independent UK / Business Insider / Imágenes de: Pixabay / Wikimedia

  • Me encanta 1
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia