Las huellas de Dante

Las huellas de Dante

Detrás de La Divina Comedia y su escritor, Dante Alighieri hay mucho más que un cielo, un infierno y un purgatorio. Los datos curiosos empiezan con el nacimiento del propio escritor. En realidad se desconoce el año en que nació, pero gracias a una referencia en su obra cumbre y en otro de sus escritos, Vita Nova, se puede suponer que fue en 1265 entre los meses de mayo y junio.

En 1274, cuando tenía aproximadamente nueve años, Dante se encuentra por primera vez con Beatriz Portinari, quien serviría de inspiración para sus obras y sería la figura de la fé en su viaje al Cielo. El nombre original de La Divina Comedia fue La Commedia, la palabra divina fue añadida en la edición de 1555 y ha sido ilustrada por Sandro Boticelli, William Blake, Miguel Ángel y Salvador Dalí.

Aleghieri, no pasó toda su vida escribiendo, estuvo envuelto en el conflicto de los Güelfos y gibelinos, una de las batallas en las que participó fue en la de Campaldino en 1289 junto a los Caballeros Florentinos Güelfos.

Después de la muerte de Dante en septiembre de 1321, los eventos curiosos no dejaron de pasar. En 1516, Florencia reclamó los restos del escritor después de haberle exiliado, pero los monjes franciscanos que los custodiaban en Ravena, se negaron a entregarlos y los escondieron.

La escultura popularmente como El Pensador de Rodin fue bautizada originariamente por el artista como “Dante pensando en las puertas del infierno”, actualmente se encuentra en el museo de Rodin en París y es otra de las marcas que dejó Alighieri en el mundo artístico.


  • Me encanta
    1

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    1

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    3



Es tendencia