¿Qué es la procrastinación? Un mal difícil de erradicar

¿Qué es la procrastinación? Un mal difícil de erradicar

¿Sueles tener mil planes y sueños que nunca logras realizar? ¿La flojera te consume y nunca terminas lo que comienzas? Debes ser una víctima más de la procrastinación, una costumbre que se encarga de desaparecer poco a poco la productividad.

¿Qué es la procrastinación?

“No hagas hoy lo que puedes hacer mañana” es la base de la procrastinación. La palabra viene del latin “procrastinare” que significa “adelantarse al futuro”, consiste en la postergación constante de actividades que son necesarias pero no siempre agradables, sustituyéndolas por otras que resultan simpáticas para el que las realiza.

Es una decisión totalmente voluntaria del comportamiento que busca la satisfacción momentánea de un deseo en lugar de realizar actividades que involucren una responsabilidad.

La procrastinación no es una enfermedad ni un trastorno del comportamiento, pero suele estar ligada al estrés, la depresión y la ansiedad. Cuando un individuo no desea hacer alguna actividad porque le produce estrés, buscará aplazarla y reemplazarla por alguna que sea más satisfactoria. El gran problema es que suele convertirse en un círculo vicioso y afectar notablemente la productividad de la persona.

¿Cuáles son los tipos de procrastinación?

El acto de posponer una actividad se subdivide en 3 tipos específicos:

Por indecisión: es cuando una persona tiene que hacer una actividad y se tarda tanto planificando cómo hacerla que no la hace nunca. Ejemplo: Una persona que desea iniciar una vida más saludable, comienza a leer libros sobre alimentación y ejercicios pero nunca se inscribe en un gimnasio.

Por evasión: es quizás uno de los más comunes, se trata de evitar empezar una tarea por no creerse lo suficientemente bueno para realizarla y por miedo a fracasar. Ejemplo: una persona que desea aprender inglés pero que nunca se inscribe en una academia por miedo a hacer el ridículo.

Por activación: cuando una persona decide posponer una tarea hasta que llega al límite de tiempo en el que debe entregarla. Ejemplo: estudiar horas antes para un examen que tenía meses planificado.

Procrastinación: Cuando dejas para mañana lo que puedes hacer hoy

¿Por qué procrastinamos?

Existen múltiples teorías sobre el origen de la procrastinación, pero generalmente es por la insatisfacción personal. Daniel Akst en su libro “Tentación: encontrando el autocontrol en la era de los excesos”, explica que “La procrastinación es una estrategia de manejo del humor, como comer o las drogas, pero de corto alcance.” Y como las drogas se vuelve adictiva.

Cuando una persona se encuentra en estado de estrés o ansiedad y tiene que hacer una actividad que no le produce placer, buscará actividades de fácil acceso que le den placer momentáneo y hagan que olvide sus responsabilidades.

Pero la procrastinación como medida de disminuir el estrés es contraproducente, puesto que este se intensificará al momento de verse obligado a realizar la actividad que estaban posponiendo.

¿Cómo podemos evitar la procrastinación?

“Si estás cansado, aprende a descansar, no a renunciar” –Banksy. La mejor manera de evitar la procrastinación es crear una agenda que se adapte a nuestras necesidades de distracción y esparcimiento. Al lograr crear un balance que involucre tanto actividades placenteras como obligaciones, el cumplimiento de nuestras responsabilidades no será tan pesado.

Con información de TIME | Foto: Shutterstock

  • Me encanta14
  • Me divierte1
  • Me asombra3
  • Me entristece3
  • Me enoja0



Es tendencia