«La preferían loca que lesbiana» – La historia de amor entre Gabriela Mistral y Doris Dana

«La preferían loca que lesbiana» – La historia de amor entre Gabriela Mistral y Doris Dana

«La preferían loca que lesbiana», señalaría la cineasta María Elena Wood, en el documental ‘Locas mujeres’ (2011), basado en el mundo interior de la escritora chilena Gabriela Mistral, en la relación que mantuvo con Doris Dana, desde 1946 hasta 1957. ¡Conoce los detalles de esta historia!

Gabriela Mistral, la primera mujer iberoamericana en ganar un Premio Nobel

El 10 de diciembre de 1945, a los 56 años de edad, la poeta, diplomática y pedagoga chilena, Gabriela Mistral, fue galardonada con el Premio Nobel de Literatura. Nacida como Lucila Godoy Alcayaga en Vicuña, Chile, el 7 de abril de 1889, se trató de la primera mujer iberoamericana, y la segunda persona en Latinoamérica, en recibir un premio de tal envergadura.

“Por una venturanza que me sobrepasa, soy en este momento la voz directa de los poetas de mi raza y la indirecta de las muy nobles lenguas española y portuguesa. Ambas se alegran de haber sido invitadas al convivio de la vida nórdica, toda ella asistida por su folklore y su poesía milenarias” – Gabriela Mistral, en su discurso.

Para 1946, Mistral fue invitada a la Universidad de Columbia, en Nueva York, Estados Unidos, con el objetivo de dictar una conferencia. Allí, conocería a la escritora estadounidense Doris Dana, con quien mantuvo una controvertida relación amorosa, y de quien no se separaría hasta su muerte, en 1957.

“Hay que cuidar esto, Doris, es una cosa delicada el amor”

Gabriela Mistral junto a Doris Dana, en 1949, visitando al embajador chileno en México – Fuente: Archivo General Histórico del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile (Wikipedia).-

«Mi querida maestra», rezaba la primera de muchas cartas que conformarían la correspondencia entre Dana y Mistral. Cuando Dana decidió escribirle, por primera vez, a la galardonada poeta, contaba con 28 años de edad, y apenas se encontraba en sus primeros pasos como escritora.

Desde aquella conferencia en 1946, junto a las exposiciones que realizaba Mistral en el Barnard College -gracias a la gestión de Eleanor Roosevelt-, Dana se convirtió en una ferviente admiradora de la obra de Mistral. En 1953, Mistral fue nombrada cónsul en la ciudad de Nueva York, y a partir de este momento, su relación con Dana se consolidó al punto de ser inseparables. No obstante, para efectos del público, la escritora era su asistente, su secretaria, su portavoz y su albacea oficial. Nunca su pareja.

«Yo me pongo en el viento y en la lluvia tierna, para que estos, viento y lluvia, puedan abrazarte y besarte para mí» – Dana a Mistral, en una de sus cartas.

No obstante, Mistral nunca tuvo interés porque su vida privada saliera a la luz. Incluso, fue ella misma quien inició el rumor de que Doris no era más que su asistente y amiga íntima. Sin embargo, fue cuestión de tiempo para que, luego de la muerte de Dana, en noviembre del 2006, su sobrina Doris Atkinson se encargara de donar al Estado chileno 40.000 manuscritos, cartas, fotografías y objetos que, en el año 2009, se materializarían en una compilación bautizada como Niña errante, y que contiene cartas que evidencian la relación amorosa entre ambas autoras, desde el inicio de su intercambio epistolar en 1946, hasta el fallecimiento de la Nobel de Literatura, en 1957.

El legado de la relación epistolar entre Gabriela Mistral y Doris Dana

En el marco de la promulgación de la ley del matrimonio igualitario en Chile, la diplomática Michelle Bachelet, quien para entonces ejercía la presidencia, citó una carta de Mistral a Dana:

«Nuestra Gabriela Mistral escribió a su querida Doris Dana: «Hay que cuidar esto Doris, es una cosa delicada el amor». Y lo recuerdo hoy porque a través de esta ley lo que hacemos es reconocer desde el Estado el cuidado de las parejas y de las familias y dar un soporte material y jurídico a esa vinculación nacida en el amor» – Michelle Bachelet.

Jaime Quezada, escritor y director de la Fundación Premio Nobel Gabriela Mistral, señaló que, a pesar de que no se atreve a señalar verazmente que Gabriela Mistral era lesbiana, el problema con el legado de la imagen de la autora radica en que «se sigue enseñando a Mistral como la autora de poemas escolares». En este sentido, manifestó: «Es imposible entender la pasión de su poesía sin conocer las fuerzas internas que la movían».

En 2011, la cineasta María Elena Wood estrenó su cinta documental Locas mujeres, un largometraje que explora la relación amorosa que la poeta chilena mantuvo con la norteamericana Doris Dana. De acuerdo con la sinopsis de la película:

“Gabriela Mistral conoce a Doris Dana cuando cree que ya lo único que le queda es morir. La artista ha ganado el Premio Nobel, pero no se sobrepone a la gran tragedia de su vida: el suicidio de su único hijo Yin Yin. En Doris, Gabriela encuentra lo que siempre le fue esquivo, amar y sentirse amada. Con ella forma una familia y un hogar en Roslyn, Long Island. Consciente de que su compañera pronto ya no estará, Doris registra las conversaciones con Gabriela y los amigos que llegan a la casa. Esas grabaciones son nuestra llave de acceso al universo afectivo de una mujer que vive en permanente tensión con sus demonios internos y cuya sensibilidad y ambición la convierten en protagonista de su época”.

Con información de: BBC / Cine Chile / Casa del libro / Foto: Wikimedia

  • Me encanta1
  • Me divierte1
  • Me asombra0
  • Me entristece0
  • Me enoja0



Es tendencia