Mayo 31, 2017

La Nota Curiosa: El turismo hacia América después de Colón

La Nota Curiosa: El turismo hacia América después de Colón

Cuando se ‘descubrió’ América, se abrió una nueva ruta, y cruzar el Atlántico comenzó a ser el destino de todos lo que querían vivir aquella gran aventura.

Pero, ¿qué necesitabas en aquella época si querías hacer el increíble viaje?

Todos los barcos partían de Sevilla donde estaba el puerto oficial. Si el viajero no vivía en Sevilla, para llegar a la ciudad, desde el punto que fuera, haría el viaje a pie, o en carro si tenía dinero para ello.

Una vez en Sevilla se necesitaban una serie de permisos o documentos legales que expedía la Casa de Contratación:

• Instancia dirigida al rey con datos personales: origen, edad, estado civil, etc.

• Certificación de limpieza de sangre para que se tuviera constancia de que no fuera moro, judío, ni mestizo, ni mulato, ni negro.

• Partida de bautismo.

• Autorización de los ascendentes como tutores. esposa, hermanos, etc. En caso de varones casados que marchan solos a América, la esposa le da la autorización por solo tres años, en caso de que fuera a quedarse más debía renovar dicha autorización.

• Una carta-reclamo donde el viajante demostraba que contaba con familiar o amigo en el nuevo mundo que le iba a facilitar la vida allí.

• Estos permisos eran personales, intransferibles, y válidos para dos años.

Las tarifas se negociaban, aunque en el siglo XVI se impuso el impuesto de Avería que para los pasajeros eran 20 ducados. Felipe II, en sus leyes, especificó que a los religiosos se le cubrían todos los gastos (no olvidemos que uno de los objetivos de la colonización de América, aparte de la explotación, era la evangelización).

Los pasajeros debían llevar su propia comida, lo único disponible era el agua.

Con informació de erroreshistoricos.com | Foto: Barco Antiguo Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 1
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 1