Menú
La abdominoplastia, una cirugía destinada a hacernos sentir bien

La abdominoplastia, una cirugía destinada a hacernos sentir bien

Las personas que recurren a cirugía estética, reparadora y plástica, no solo están buscando mejorar algunas zonas de su cuerpo con la que no se encuentra del todo satisfechas, también buscan aumentar su autoestima y sentirse bien consigo mismo. Lejos de todo capricho, la cirugía permite a quien se la realiza, a comenzar a vivir de una manera diferente.

Una de las cirugías estéticas que está tomando más auge en nuestro país es la abdominoplastia. Es una intervención consistente en la eliminación del exceso de piel, grasa y que logra restaurar la tensión muscular de la zona abdominal, proporcionándole un aspecto firme. Porque sentirse bien comienza por tener el cuerpo que deseamos.

¿Quién se somete a una abdominoplastia?

A poco que indaguemos sobre esta cirugía reparadora, sabremos que son muchas las personas las que se someten a ella por motivos diversos. Reparar el abdomen tras embarazos, caída de la piel por pérdida de peso, efectos del envejecimiento… Saber sobre abdominoplastia permite que nos demos cuenta de lo importante esta intervención, que permita recuperar la calidad de vida de quien se somete a ella. En España, la abdominoplastia ha tomado un interés elevado y es motivo de solicitud de información en clínicas que la practican.

¿Cómo es la abdominoplastia?

Al contrario que otras cirugías, para la abdominoplastia se necesita de anestesia general y el ingreso durante 48 horas en una clínica, siguiendo los protocolos más estrictos de seguridad. En esta intervención, se retira el exceso cutáneo y graso entre el ombligo y el pubis y se implantan unos drenajes que durarán un mínimo de 48 horas.

Se trata de más de una intervención que tiene una recuperación algo lenta, ya que requiere al menos 15 días de baja médica y por tanto, de inasistencia al puesto de trabajo. Es obvio decir que el paciente no debe realizar ningún tipo de esfuerzo ni de actividad física en el posoperatorio. Tras la intervención, llega el momento de ir asimilando la nueva imagen, proceso que puede llegar a durar varios meses.

 Sin embargo, los beneficios de someterse a una abdominoplastia quedan demostrados, ya que para todas las personas supone siempre el comienzo de una nueva etapa. Contar con un equipo médico adecuado y totalmente profesional, que realice la intervención en una clínica de plenas garantías, es la única manera de hacer que la abdominoplastia sea una cirugía que tenga los efectos deseados y se mantenga en unos estándares de seguridad.

--

¿Te gustó este artículo? Suscríbete GRATIS a nuestro WHATSAPP para que recibas directamente en tu teléfono lo mejor de Culturizando.


Lo que más gusta

Lo más destacado