Menú
Escucha "10 • Ford Maverick: El rival del Mustang • Historia Automotriz • Culturizando" en Spreaker.

Ford Maverick: El rival del Mustang

Por Michel Rodriguez | Conoce todos los detalles sobre el Ford Maverick, un auto que en su momento, llegó a destronar al Mustang.

Si vamos a Google y escribimos en el buscador “Ford” lo más probable es que nos aparezca “Ford Mustang” y tiene sentido, es un carro bastante popular, con estampilla aniversario propia en EE. UU. y hoy en día, junto a la pick-up Ford, el Mustang es el carro con más tiempo en producción. Fue un éxito con 22.000 carros vendidos el primer día y democratizó el estilo. Hasta se le llama “El primer Pony Car”, -aunque ese mérito lo tiene el Plymouth Baracuda en realidad-,  pero no importa… para los años 60 el Mustang era el ícono, el objeto de culto y de adoración de muchos incluso hoy en día. Pero, ¿qué pensarían si les decimos en los 70, ese protagonismo lo tenía otro carro de Ford, tan exitoso que terminó por destronar al Mustang? Ese carro es el Ford Maverick, lamentablemente poco conocido hoy en día.

Ford Maverick: El rival del Mustang

Génesis

Entre 1960 y 1970 Ford produjo el Ford Falcon, un carro básico, de dimensiones pequeñas, que buscaba estar en el segmento más simple del mercado estadounidense. Se trató de un carro que nació sin pena ni gloria, hasta que aparecieron versiones como el Sprint, un coupé más elegante con un V8 289 y un aspecto más europeo, se sumaron luego versiones convertibles y varios cambios de diseño para hacerlo más atractivo.

Pero ya para finales de los 60 Ford se da cuenta de que el Falcon, que para 1969 dejó de tener líneas propias y no dejaba de ser una versión súper básica y espartana de un Fairline 500, era obsoleto y no cumplía con la nueva legislación americana en términos de seguridad en el automóvil, así que un cambio era necesario. Así es como nace el Maverick, como un carro que reemplaza al Falcon con una línea completamente distinta, líneas propias, de hecho, a diferencia de las últimas generaciones del Falcon, pero montado sobre la misma plataforma de su antecesor.

Según la perspectiva de Ford, el Maverick llegaba para cumplir el mismo papel del Falcon, pero luego ese plan cambiaría y el 1er objetivo según Ford era combatir al Volkswagen Escarabajo, aunque eso era algo que hacía el Pinto, además de pelear con su pésima fama. El Maverick debuta el 17 de abril de 1970 como un carro americano “Anti-importados”.

El concepto errado de Ford

Ese concepto del Maverick  como un “Anti-importado” agarró más fuerza en los pasillos de Ford cuando en 1973 la OPEP impuso un bloqueo petrolero a los países de Occidente que apoyaban a Israel en La Guerra del Yom Kipur, y uno de ellos era EE. UU. Como consecuencia, el galón de gasolina aumentó a niveles impagables y la gente guardó sus grandes y sedientos V8,

¿Consecuencia? Los japoneses y alemanes innundaron el mercado con sus carros económicos y eficientes en consumo de gasolina, algo que sucedía pero en menor intensidad desde 1968. Ford enfocó la publicidad del Maverick como un carro que estaba en el mismo nivel, usando como el slogan “A Simple Car”, pero con un valor agregado: el “Anti-Importado” tendría dos opciones de 6 cil, uno de 170 pulgadas cúbicas y 105hp y otro de 200 pulgadas cúbicas y 120hp. A esta propuesta se sumó en 1971 una versión cuatro puertas y la ofensiva por parte de la marca Mercury, vendiendo el Maverick con un maquillaje como Mercury Comet, también en 2 y 4 puertas.

Ford Maverick: El rival del Mustang

Pero de lo que Ford no se percató de un pequeño detalle: A sólo 1995 US$ el Maverick era un éxito de ventas instantáneo, con 127.833 carros vendidos entre abril y diciembre del 70, superando las ventas del Mustang de 126.538 en por muy poco el mismo período de tiempo, es decir, en su año debut, el Maverick se vendió más que el Mustang. Pero en Ford, eso al inicio no significó nada, todo lo contrario, se regó un temor de que el Maverick tendría el mismo final del Maverick, creyendo que en 6 o 7 años, el Maverick sería obsoleto, por eso deciden ofrecer diversas opciones de paquete para el carro, estaban los modelos base, aunque acompañados de varios atractivos colores como “Menta Anti-Establishment”, “Azul Hulla”, además de opciones como cajas semi-automáticas y automáticas (específicamente la C4 que por fallas de fabricación estuvo a punto de ocasionar el recall más caro de la historia), también se ofrecía el aire acondicionado SelectAir, radio AM, techo de vinil, retrovisores en ambas puertas y un pequeño compartimento ubicado en el piso que reemplazaba al la guantera, que no existe sino hasta 1973.

En 1971 se hace disponible el primer V8 para éste carro, un motor de 302 pulgadas cúbicas Otro paquete atractivo era Grabber, que en 1971 aparece con una variedad de opciones de pinturas, rayas deportivas, retrovisores deportivos y otros elementos estéticos. El mejor momento del Grabber es en 1973 cuando, se suma suspensión deportiva más dura, un capot con tomas de aire funcionales, gomas más gruesas y cajas automática y manual. Curiosamente, 1974 fué el mejor año del Maverick con 301.048 carros vendidos, a pesar de la crisis económica.

El Fin

La realidad de la que Ford se percató, es que el Maverick estaba superando en ventas al Mustang y Mustang II y ese era el “niño mimado” de Ford y la idea de que el Maverick, de un nivel más “bajo” supere al Mustang en ventas y performance no era algo concebible: Más atractivo, más ligero, sencillo, bastante más barato, pero también más rápido; Eso atraía más a la gente hacia el Maverick. Ford decide primero aumentar el precio del Maverick Grabber de 2652 US$ a 3799 US$, sólo 400 US$ más barato.

Las ventas del Maverick fueron bajando, el Grabber desaparece en 1975 y en el 76 aparece el Stallion, una versión “estética” de menor nivel que el Grabber  y para 77 el Maverick desaparece del mercado.

Es una lástima el hecho de que el Maverick haya sido matado por su propio creador por el simple hecho de no darle mayor inversión al Mustang. Lamentablemente el carro de Ford que de una u otra forma le daba vida de nuevo a la idea del Pony Car, aún con crisis petrolera, la estrella de Ford que más brillaba en los 70, desaparecía para proteger a una ex estrella que estaba en agonía y que luego tuvo que reinventarse para poder sobrevivir. Sin embargo, en otras latitudes el Maverick tuvo un mayor tiempo de vida y un club de fans mayor.

En America Latina se produjo, especialmente en México, Venezuela (hasta 1977) y Brasil (hasta 1979), en Venezuela el sedan se convirtió en un caballito de batalla familiar, mientras que en Mexico y Brazil se destacó más como un Muscle Car “tropicalizado”. En 9 años de producción un total de 2.1 millones de Mavericks fueron producidos en total.

Ford Maverick: El rival del Mustang

--

¿Te gustó este artículo? Suscríbete GRATIS a nuestro WHATSAPP para que recibas directamente en tu teléfono lo mejor de Culturizando.


Lo que más gusta

Lo más destacado