Menú
Daniel Jesús Hernández Sarmiento: Qué es el plazo razonable

Daniel Jesús Hernández Sarmiento: Qué es el plazo razonable

La justicia es uno de los pilares de la sociedad y cada vez es más necesaria dado el crecimiento de la población y, en consecuencia, el aumento de los atropellos legales de los que un ciudadano pueda ser víctima.

En este ámbito uno de los aspectos más debatidos por parte de los profesionales en leyes es el que involucra al derecho a un plazo razonable y el debido proceso.

Daniel Jesús Hernández Sarmiento, abogado y quien se ha especializado en este tema, opina sobre los principales elementos que se deben considerar al hablar del derecho en un plazo razonable.

Estamos hablando de un punto determinante en lo que tiene que ver con el principio de celeridad procesal, así como de la transparencia judicial. Un plazo razonable en un proceso judicial consiste en un trabajo sin tardanza y de una forma imparcial, seria y efectiva de la actividad judicial.

Precedentes de un plazo judicial razonable

Daniel Jesús Hernández Sarmiento señala que el tema del plazo razonable en un proceso judicial no se trata de una idea nueva para fijar un tiempo justo en el que se debe terminar el proceso judicial afrontado por cualquier ciudadano.

El experto pone como ejemplo que: en los Derechos Romanos se implantó que, con el objetivo de que los procesos legales no sean de duración indefinida, había que determinar tiempos y duración en las causas que se llevarán a cabo.

De acuerdo con estos cánones, los pleitos debían durar dos años en el caso de Constantino y un año en el de Justiciano. Durante este lapso se debía resolver cualquier proceso judicial.

En este sentido, no cabe duda de que los procesados contaban con un lapso suficiente para que se efectuará un juicio totalmente justo y se obtuviera una respuesta a su causa más rápida.

Daniel Jesús Hernández explica que el principal enfoque que se tomaba en cuenta en estos antecedentes de plazo razonable, era el respeto hacia todos los involucrados en el proceso judicial.

Cesare Bonesana, literato, filósofo, jurista y economista italiano, aseguró que mientras más rápido se finalice un litigio, más eficaz será la condena y mucho menor el sufrimiento.

Existen leyes internacionales que avalan el plazo razonable en un proceso judicial o, lo que es lo mismo, un lapso justo. Por ejemplo, la Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH) de 1968 establece literalmente que: toda persona detenida o retenida… tendrá derecho a ser juzgada dentro de un plazo razonable.

Entre tanto, el Sistema Interamericano de Protección estableció que la ley debe fortalecer y garantizar el plazo razonable.

Opinión de Daniel Jesús Hernández Sarmiento sobre el derecho a la defensa y el tiempo de espera en la actualidad

Daniel Jesús Hernández Sarmiento considera que en la actualidad el derecho a la defensa constituye uno de los de los proveedores fundamentales del establecimiento de los intereses de la persona defendida, y esto va en concordancia a un lapso de espera que debe resultar razonable.

No solo este experto comparte esta opinión, sino que son varios los especialistas en materia jurídica que consideran que las situaciones procesales de una persona deben contar con tiempos moderados. No se puede iniciar un juicio sin fin establecido porque la demora traerá una mayor posibilidad de que el juicio tenga mayores fallas.

No se debe establecer una incertidumbre indeterminada a ningún ciudadano con problemas como carencia de pruebas y de testigos, asegura Daniel Jesús Hernández Sarmiento.

El plazo razonable en un proceso judicial fomenta a crear una cultura armónica en todo proceso. Esto deberá beneficiar a todas las partes involucradas en el proceso tanto antes, como durante y una vez finalizado el proceso.

Esto sin tomar en cuenta los aspectos administrativos o judiciales. Los jueces, funcionarios administrativos y tribunales están en la obligación de establecer tiempos justos que permitan concluir con cada una de las fases de los procedimientos.

En opinión de Daniel Jesús Hernández Sarmiento los jueces y todo el personal jurídico debe ocuparse de establecer lapsos justos para la realización de un juicio. La situación que implica un tiempo razonable también puede replantear incluso, los gastos del proceso.

Un tiempo justo establecido para un proceso judicial es uno de los pilares que deben tomarse en cuenta especialmente por las autoridades encargadas del caso.

--

--

 


Lo que más gusta

Lo más destacado