Descubre Nueva York: ¿Conoces las ‘estaciones fantasmas’ del Metro?

Descubre Nueva York: ¿Conoces las ‘estaciones fantasmas’ del Metro?

La City Hall Station era (y es) una de las más bonitas de la vida subterránea de Nueva York.

Como si a Nueva York le faltara atractivo, la historia que se teje debajo de la superficie de sus calles encierra capítulos apasionantes. Algunos de los más atractivos están en las estaciones fantasmas del metro de Nueva York. Una de ellas es la Estación City Hall.  Con muchas similitudes con la decoración de la Gran Estación Central, especialmente en el uso del hierro y los cristales.

La actual línea 6 del Metro de Nueva York sigue pasando por esta estación, a pesar de hacerse cerrado al tránsito en el año 1945.  Los nuevos trenes eran más modernos que los que habían corrido durante los primeros 40 años de vida de la línea. Y también más largos que los pequeños trenes que en formación, se alineaban al andén siguiendo la curva. Los nuevos trenes no podían hacerlo. Al llegar a la estación City Hall los pasajeros se encontraban con una brecha entre el tren y el andén que era muy peligro salvar.

Después de algunos pequeños accidentes, se decidió cerrar la estación al uso de pasajeros. Sin embargo, quienes hoy viajen en la línea 6 hasta el final del recorrido, luego de Brooklyn Bridge podrán pasar por la estación fantasma y admirarla en todo su esplendor ya que por seguridad, los trenes pasan a muy baja velocidad. Ideal para hacer fotos. Lamentablemente no está permitido bajarse allí.

Desde 1995 a 1998 se realizaban visitas a la estación City Hall organizadas por el Museo de Tránsito de Nueva York. Esas visitas se suspendieron y a partir del 2006 se realizan sólo para miembros del museo y en ocasiones especiales.

En la superficie, frente al Parque City Hall puedes ver una “entrada” que sólo sirve como salida de emergencia y que no permite bajar a conocer al estación. Una pena ya que los andenes tiene un hermoso aire de principios de siglo pasado, con mosaicos y trabajos en hierro muy bonitos. Como curiosidad, te contamos que en mitad del parque hay un área reservada para perros y allí hay una abertura de hierro que permite asomarse a los andenes de la estación.

A pesar de su aparente soledad, la estación City Hall tiene una nueva “vida” gracias a los grafitteros neoyorquinos que, respetando los andenes elegantes, han tomado los túneles de maniobras para convertir sus muros en una verdadera galería de arte callejero.

Por Himilce Márquez | Culturizando


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia