Enero 22, 2018

Conoce el modelo 6-7-5 para alcanzar más felicidad

Conoce el modelo 6-7-5 para alcanzar más felicidad

Por Daniel Colombo |

¿Se puede hallar la fórmula de la felicidad? Parece que sí. Conoce el modelo de felicidad 6-7-5.

Mo Gawdat, uno de los directores de Google, es autor del libro “Solve for Happiness. Engineer your path to joy” (algo así como ‘Resuelve la felicidad: ingeniería, tu camino hacia la alegría’), sostiene la idea de que vale la pena adoptar una estrategia diferente, y que tiene que ver con decidir hacer frente a las emociones negativas que causan una sensación de infelicidad.

Tras la muerte de su hijo empezó una intensa búsqueda personal para ver de qué forma podía traer de nuevo la felicidad a sus vidas.

La tesis de Gawdat fue publicadas recientemente en el Journal of Experimental Psychology.

 

·      La mayoría huye de la infelicidad

Partiendo de la base de que la mayoría de los seres humanos le huyen a la infelicidad, o quieren que desaparezca por completo de su vida, él comparó este proceso con la lista de alimentos consumidos cuando tenemos dolor de estómago. Le hacemos frente, es inevitable, y empezamos a hacer una dieta especial para recuperarnos.

El autor realizó un estudio que, según él, demuestra que la clave de la felicidad es la sensación de infelicidad de vez en cuando. 2300 estudiantes de los Estados Unidos, Brasil y China fueron invitados a participar en la investigación. Se les preguntó qué emociones les gustaría sentir más a menudo, con menos frecuencia, y qué sienten cuando hacen esta pregunta. Las respuestas fueron analizadas considerando el nivel de felicidad y de satisfacción con la vida de ellos.

Una primera observación es que la mayoría de las personas que disfrutan más, son aquellas que reconocen y aceptan fluidamente las emociones que sienten, incluso las que se definen como negativas.

 

·      La felicidad se experimenta, no se busca

Otro error frecuente es estar permanentemente buscando ser felices, y si bien en sí no tiene nada de malo, sucede que por lo general las personas tienden a buscar fuera de sí, algo que le es propio, es interno. Este desvío del foco en la felicidad personal lleva a que nada tiene que ver la situación socioeconómica de un país, por ejemplo; en este sentido, en los estudios de países más felices aparecen muchos en lugares de pobreza -donde por su naturaleza, no se preocupan por cosas que el mundo desarrollado sí lo hace, como la seguridad financiera o tener triunfos de distinto tipo.

·      La fórmula de la felicidad

Felicidad = la percepción de lo que te ocurre

____________________________________

nuestras expectativas sobre nuestra vida.

 

Esta idea significa que si la percepción interna de lo que nos pasa, iguala o sobrepasa la expectativa que tenemos, seremos felices o bien, menos infelices.

Lo que nos hace infelices no es la situación en sí, sino la interpretación del mismo.  El caso típico es una situación desagradable con alguien: si la persona se disculpa, se mejora el hecho, pero no lo elimina: la sensación queda, porque lo que tiene más potencia y fuerza es la interpretación que hemos hecho del suceso.

·      Pensamientos con poder

Todo aquello en lo que piensas, es en lo que te conviertes. Este proceso se da cuando llevas ese pensamiento a una acción concreta, con impacto real en tu vida.

Por ejemplo, si pasas el día teniendo pensamientos catastróficos, no sólo te alejas del potencial de felicidad, sino que estás creando un nivel de infelicidad totalmente improductivo, ya que no hay nada, en los hechos reales, que diga las cosas serán de esa forma -son sólo un pensamiento por el momento-.

 

·      Pensamientos y emocionales: más allá que alegría versus tristeza

En su libro, el autor define que el pensamiento se puede clasificar en varios modelos mentales que influyen directamente en la felicidad :

1.- Estado de confusión. Pensamientos influidos por ilusiones que se han aprendido a aceptar desde la infancia. Invadido por interpretaciones, si te dejas llevar el resultado será insatisfactorio, y resultará en mayor sufrimiento.

2.- Estado de sufrimiento. Los pensamientos son dominados por la negatividad; por esto el sentirte mal se prolonga, aunque quieras ser más feliz o sentir bienestar o alivio. Con base en los antepasados y el espíritu de supervivencia, aún hoy los humanos mantienen esta programación original y lleva a que definas y decidas cosas basado en tu temor o actitud de precaución permanente. Aquí aparece cuando evalúas evaluar el peor escenario, intentando un mejor entendimiento de lo que te pasa, y muchas veces te lleva a la infelicidad, porque te quedas anclado en las percepciones imaginarias que te hacen sufrir, incluso sabiendo que son fantasías.

3.- Estado de huida. Se huye del problema tapándolo con diversión -como drogas, alcohol, euforia auto creada-, o cualquier otro tipo de escape, creyendo que aquello que no sientes tan crudamente, no existe y lo dominas. Si bien la diversión es útil para mitigar el dolor, crees que porque desconecta el pensamiento incesante de infelicidad está todo resuelto. Sin embargo, los pensamientos volverán al poco tiempo, y se reestablece el sufrimiento. Es como un analgésico de corto alcance, no va a la raíz del dolor.

4.- Estado de felicidad. En este estadío, los pensamientos se vuelven positivos y no están distorsionados respecto a lo que pasa en la vida. Pensamientos alineados con la realidad satisfactoria, cuando se anulan los fantasmas, espejismos, y se corrigen los puntos ciegos -como en un espejo retrovisor del automóvil, que oculta una parte de lo que sucede alrededor-.

5.- Estado de alegría y serenidad. Un nivel aún más alto de felicidad, donde aceptas y experimentas con valor lo que ofrece la vida. Se vive en un “estado de contento”, en un flujo natural con la vida, donde la felicidad tiene su lugar. Mezcla de paz interior, serenidad, calma y equilibrio. Expectativas realistas y pensamientos quietos, no tomando partido inmediato por las situaciones aparentemente negativas.

 

·      El modelo 6-7-5 para alcanzar la felicidad

I.- Desmontar las 6 grandes ilusiones, que promueven la confusión:

1.- El pensamiento.

2.- El propio ser.

3.- El conocimiento.

4.- El tiempo.

5.- El control.

6.- El miedo.

 

II.- Corregir los puntos ciegos, que alteran el juicio y el discernimiento sobre la realidad.  Es necesario trabajar sobre:

 

1.- Los filtros.

2.- Las creencias.

3.- Las predicciones.

4.- Las memorias.

5.- Las etiquetas.

6.- Las emociones.

7.- Las exageraciones.

 

III.- Aferrarse a las 5 verdades definitivas:

1.- El presente.

2.- El cambio.

3.- El amor.

4.- La muerte.

5.- El origen.

 

 

Daniel Colombo | www.danielcolombo.com | Tw @danielcolombopr | Ig: @daniel.colombo

Motivador y Master Coach Internacional especializado en CEO, alta gerencia y profesionales; conferencista internacional; autor de 21 libros y comunicador profesional

  • Me encanta 2
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0