«Comportamiento poco razonable», ¿la causa más común para el divorcio?

«Comportamiento poco razonable», ¿la causa más común para el divorcio?

Averiguar las razones por las que las parejas le ponen punto final a sus matrimonios es una buena forma de comprender mejor las relaciones humanas, con esta idea a la vista un grupo de investigadores sociales de la Universidad de Oxford se propuso descubrir cuál era la causa más común para el divorcio en Inglaterra.

Causas legales posibles para divorciarse en Inglaterra

En 1971 una reforma legal británica, conocida como “Divorce Reform Act”, modificó  las leyes que permitían el divorcio en Inglaterra. Dicha reforma estableció dos modalidades para iniciar el proceso de la separación legal.

En la primera modalidad, el interesado en divorciarse sustenta su demanda alegando alguna falta de su pareja (falta que debe ser demostrable). Entre estas causas se encuentran principalmente comportamiento poco razonable (abuso doméstico, despilfarro de bienes, alcoholismo, etc.), adulterio y abandono de hogar.

En la segunda modalidad, si la pareja se ha separado físicamente (viven en domicilios distintos), los dos pueden iniciar el proceso de divorcio alegando “mutuo acuerdo”, una vez que hayan transcurridos dos años desde el momento de la separación.

Si la pareja lleva separada por cinco años o más, entonces solo hará falta que uno de los cónyuges quiera separarse para iniciar con el divorcio.

Según el estudio, para el 2016 menos del 1% de los divorcios procesados en Inglaterra tenían como causa el abandono de hogar – Pixabay.-

Datos, estadísticas y resultados

Tomando en consideración cada uno de los motivos expuestos anteriormente, los investigadores de Oxford procedieron a revisar los datos disponibles sobre divorcios acaecidos entre 1971 y 2016. En el análisis posterior de estos números una causa de divorcio resaltó por encima de las demás.

John Hakey, colaborador asociado al Departamento de Políticas Sociales de Oxford, observa que con el paso de los años, cada vez más personas (hombres y mujeres) alegaron como motivo de separación un comportamiento poco razonable por parte de sus parejas.

Hakey resalta que en 1971 solo 17% de las esposas se ampararon en este recurso legal, mientras que en para 2016, esta estadística había crecido, hasta alcanzar el 51%. En los maridos la cifra también resulta elocuente. En 1971 apenas 3% se divorció por comportamiento poco razonable. En 2016 el número creció a 36%.

En el otro lado de la escala, el abandono de hogar ha sido cada vez menos empleado como razón para emprender el proceso de divorcio.

Lo que resta por aclarar

Como «comportamiento poco razonable» puede considerarse cualquier  hábito o conducta adoptada y prolongada en el tiempo de uno de los esposos que ponga en riesgo el bienestar físico, mental o económico del otro miembro de la pareja.

Debido a que dentro de esta categoría entran causas tan disímiles, como conflictos con miembros de la familia de la pareja, renuencia a mantener sexo con el o la cónyuge, violencia de hogar, obsesión con un hobby, aún es necesario realizar otro estudio que encuentre cuál de todas estas “razones específicas” es la más empleada.

Con información de: Divorce Online UK / University of Oxford / Imagen de portada:.-

  • Me encanta 0
  • Me divierte 1
  • Me asombra 1
  • Me entristece 1
  • Me enoja 2



Es tendencia