Menú
Ciencia vs. religión, ¿quién tiene la verdad?

Ciencia vs. religión, ¿quién tiene la verdad?

La religión y la ciencia buscan las diferentes formas de acercamiento a la realidad y la búsqueda de respuestas. En cuanto a su relación histórica, ambas son fenómenos culturales que han estado presentes pero sin ser compatibles.

Parte de la disyuntiva existente entre la ciencia y las religiones, consiste en que gracias a la ciencia se han logrado varios a avances respectivos a la naturaleza y el comportamiento de los fenómenos naturales, algo que ha dejado atrás el conocimiento religioso. Sin embargo la ciencia, a pesar de todo el esfuerzo, no ha dado con las respuestas a preguntas que la humanidad se ha hecho históricamente, como la creación de la vida, el universo, el propósito humano, y otros.

¿Por qué existe la ciencia?

Se entiende que la ciencia son conocimientos sobre lo que nos rodea, se estudian y aprueban leyes a través de varios métodos, se generan conceptos e hipótesis sobre las mismas, para la explicación de distintos fenómenos que suceden en nuestra vida.

¿Cómo nace la religión?

El desarrollo evolutivo de las religiones tiene diferentes escenarios, sin embargo, los expertos coinciden que el rasgo de socialización de los humanos es una de las grandes vertientes para el inicio de las organizaciones sociales, los modos de vida y la cultura.

Tras el nacimiento de las primeras civilizaciones las respuestas a las cuestiones de la vida se le otorgaban a la naturaleza, a las fuerzas espirituales e incluso a la magia. La creencia de las fuerzas inmateriales rige desde entonces el destino de la humanidad, en las distintas expresiones religiosas que fueron surgiendo a través de distintos periodos históricos. Siendo de esta manera hasta que al pasar los siglos, empiezan a emerger otros instrumentos de respuesta a las cuestiones del hombre.

En el siglo XV, durante el periodo renacentista, una de las más poderosas religiones para la época era el cristianismo pero para entonces enfrentaba conflictos internos, corrupción y el nacimiento de la cultura e interés por lo artístico, filosófico, científico y tecnológico. En los siglos siguientes, se perciben progresos en la obtención de conocimientos racionales y de las técnicas de la ciencia, siendo entonces las primeras etapas el enciclopedismo y el desarrollo ideológico y político de la época de la ilustración (movimiento cultural e intelectual).

A raíz de los últimos avances en los conocimientos, inicia un conflicto entre la ciencia y la fe, dándose diferentes revoluciones científicas que se producen en Europa Occidental, representada sobre todo en la astronomía que pasaba de un sistema tradicional a uno moderno, y ponía en retrospectiva los conocimientos universales divulgados por las iglesias.

¿Por qué no son compatibles?

La religión por tanto, puede referirse al sistema cultural de comportamientos y prácticas. Trata de lo que trasciende el mundo material, apoyando la verdad en la fe, en lo místico y en la sensibilidad hacia lo luminoso. Sin embargo, a diferencia de la ciencia, no hay una verdad generalizada sobre las cosas, ya que existen innumerables religiones.

En el siglo XXI, la cultura científica se ha convertido en verdades que importan a la comunidad, y es tela de debate público, ya que es parte sustancial de la vida de las personas. El conocimiento de varias ciencias naturales, ayuda a entender el presente y apunta al compromiso con el futuro.

La religión, no debe rechazar las bases naturalistas y evolutivas de la ciencia. Sin embargo, una de las grandes características de la religiosidad es la tradición, aspecto que ha hecho que en el presente siglo exista una creciente incredulidad religiosa por ser de variantes fundamentalistas -interpretación literal de sus textos sagrados- de las religiones tradicionales.

La actitud moral del siglo XXI está en un punto “libre” y existen con frecuencia flujos de personas (no en su mayoría) que dan espacio a la contemporaneidad anteponiendo el conocimiento de la fe religiosa. Muchos estudiosos culpan de esta actitud a las propias religiones por su dogmatismo. Sin embargo, en contrapartida existen grupos esmerados en contra de los cambios de posiciones, situación que no pone fin al permanente enfrentamiento entre ciencia y religión.

En tal sentido, la ciencia ha ayudado que la actividad humana progrese enormemente, y así la religión permite llenar a las personas de espiritualidad. Por lo que no necesariamente son excluyentes, pero lo más difícil para entender ambas son los radicalismos, ya que a lo largo de la historia se ha visto un continuo conflicto por la euforia científica y el fanatismo religioso.

Por otro lado, la ciencia siempre duda… Mientras que la religión afirma basada en la absoluta certeza, el método científico concluye a través de diferentes metodologías como el empirismo.

Tal vez, es esa una de las debilidades de la religión frente a la ciencia, y es que la misma no es estática sino que se renueva con cada descubrimiento. A diferencia de la religión, que ya está establecida según la creencia.

Con información de Playbuzz / Ecured | Anatomía de la Historia | Museo Virtual

--

--


Lo que más gusta

Lo más destacado