Asesinos despiadados: realidad vs ficción (Cap II)

Cosas muy importantes ⚡ Podcast | Muchos de los asesinos más famosos de la cultura pop son increíblemente despiadados y aterradores… no obstante, la mayoría de las veces la realidad supera con creces la ficción. Y es que, ¿qué pensarías si te contáramos que muchos psicópatas de grandes series o películas tienen inspiración real y que fueron aún más lejos que su versión cinematográfica?

¿Fue Norman Bates un personaje de la vida real? ¿Qué asesino real inspiró a los clásicos y temidos Jason Voorhees, Michael Myers y los asesinos de AHS: 1984? ¿Leatherface y su familia existieron realmente? En esta segunda entrega hacemos un recorrido sobre las verdaderas historias detrás de algunos de los asesinos más recordados de la ficción.

¿Te atreves a conocerlas?

Leatherface y Norman Bates

Una de las grandes y terribles inspiraciones para los protagonistas de The Texas Chainsaw Massacre (1974 – 2016) y de Psicosis I, II, III, y IV (1960, 1983, 1986 y 1990), es el abominable Ed Gein… un hombre cuya historia le hiela la sangre hasta a el más valiente:

Ed Gein

Ed Gein, conocido como «El carnicero de Plainfield», fue un asesino que además de cometer siniestros crímenes, hacía creaciones insólitas con los cuerpos de sus víctimas y las coleccionaba dentro de su casa.

Ed Gein, era un asesino, ladrón de tumbas y costurero estadounidense. A simple vista, fue un hombre común y corriente pero detrás de todo esto ocultaba un macabro secreto y una terrorífica historia.

Ed fue investigado principalmente por la desaparición de la dueña de una ferretería ubicada dentro de Wisconsin, el sujeto fue señalado como sospechoso de estar implicado y cuando investigaron a detalle se dieron cuenta que no solo era el responsable del asesinato de esta mujer, (a la cual encontraron colgada en casa de Gein, decapitada y con el torso totalmente abierto) sino algo todavía más espantoso…

Gein se dedicaba a la construcción de objetos y piezas con partes de cuerpos y piel humana.

  • Bolsos, zapatos y accesorios hechos de piel humana
  • Cráneos utilizados como tazones y ceniceros.
  • Muebles y lámparas hechos con piel y huesos humanos.
  • Prendas de vestir como vestidos y chalecos, igualmente con la piel de sus víctimas
  • Además, guardaba algunas cabezas humanas prácticamente intactas.

Ed Gein admitió que había asesinado a varias mujeres, y que además hurtada cuerpos de damas recientemente fallecidas para crear sus obras.

Inspiró también personajes de las series Bates Motel y American Horror Story.

Jason Voorhees y Michael Myers

Estos asesinos de las clásicas películas de Halloween tienen inspiración en vario terribles hombres de la vida real; no obstante, el más famoso y temible es, sin lugar a dudas, Richard Ramirez:

Richard Ramirez

Ricardo Ramírez, más conocido como Richard Ramirez o «The Night Stalker» («El acosador nocturno»), fue un asesino en serie estadounidense que mató a 14 personas en la ciudad de Los Ángeles entre los años 1984 y 1985.

Nació en un matrimonio bastante conflictivo y disfuncional. Su padre, un obrero y expolicía originario de Ciudad Juárez, era sumamente violento con todos sus hijos, a quienes propinaba brutales palizas, en especial al propio Richard.

Su adolescencia estuvo marcada por su relación con su primo Miguel «Mike» Ramirez, un Boina Verde y veterano condecorado de la guerra de Vietnam, quien, con orgullo, le mostraba a Richard numerosas fotografías en las que salía él cometiendo crímenes de lesa humanidad y violando, torturando, asesinando o posando junto a cadáveres mutilados de mujeres vietnamitas.

Ramirez fue en su adolescencia un chico problemático: a los 9 años comenzó a robar y más tarde a consumir drogas en Texas. Una vez establecido en Los Ángeles, Ramirez empezó a asesinar, sin pautas concretas, lo cual hacía más difícil su detención: mataba a personas sin importar su sexo, raza, edad o condición.

Violó a mujeres que dejó vivas y mató a personas de las que no abusó sexualmente. A veces planeaba sus delitos; otras era descuidado. Se dice que proclamó: ”¡Legiones de la noche! ¡Razas de la noche! No repitáis los errores del merodeador nocturno y no concedáis clemencia. Seré vengado. Lucifer está con nosotros”.

Fue acusado de 14 asesinatos, 5 intentos de asesinato, 9 violaciones (entre las cuales tres fueron a menores), 2 secuestros (solía secuestrar a niños para abandonarlos a cientos de kilómetros de su casa, solo por el placer de hacerlos sufrir), 4 actos de sodomía, 2 felaciones forzadas, 5 robos y 14 allanamientos de morada.

Si quieres conocer más, escucha la primera entrega de Asesinos despiadados: realidad vs ficción, el más reciente episodio de Cosas Muy Importantes. Y espera muy pronto la siguiente entrega.

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia