Menú
Escucha "E46 • Apocalipsis Nuclear • Cosas Muy Importantes • Culturizando" en Spreaker.

Apocalipsis Nuclear: 5 veces que estuvimos a punto de desaparecer

Cosas Muy Importantes | Es habitual escuchar las palabras “energía atómica” y observar un Apocalipsis en el que una gran explosión acaba con el planeta entero. Sin embargo, se denomina de esta forma por tratarse más bien de un acontecimiento que ocurre en los átomos que conforman la materia del mundo que resulta tan minúsculo al ojo humano, que es imposible de ver.

Esta “energía” se produce debido a la fisión o quiebre de partículas de átomos que generan un efecto en cadena sin precedentes y que, pese a su pequeño tamaño, produce una gran fuerza, a la vez que emite radiación que según sus niveles puede o no ser mortal.

Ahora bien, con el tiempo los científicos lograron controlar la fisión de ciertos átomos y así emplear la energía que esto produce, naciendo así la famosa energía nuclear. Sin embargo, no todo es tan tranquilo, la primera vez que el mundo conoció la capacidad de esta energía, ocurrió en 1945 con el empleo de dos bombas americanas en suelo japones, las cuales ocasionaron una explosión de magnitudes nunca antes vistas.

Posteriormente, muchos países comenzaron una carrera por el manejo y uso de este tipo energía, por lo que se fueron desarrollando centrales nucleares en la que se llevan a cabo actividades con altos niveles de riesgo y ejemplo de ello se encuentran a lo largo de la historia, con una serie de accidentes nucleares ocurridos en plantas de todo el mundo, las cuales terminaron produciendo miles de muertes a todo su alrededor.

El mayor ejemplo de ello, es el accidente de Chernóbil, que alcanzó gran atención por ser el peor accidente en la historia que, además, según algunos, fue lo que terminó desencadenando el derrumbe de la Unión Soviética y que pese a todos los contenidos y material documental al respecto de lo sucedido que han salido, sigue siendo uno de los más grandes secretos de Estado. Así mismo, entre los más recientes casos se tiene lo acontecido en Japón en el año 2011, lo cual fue una de las peores tragedias de la modernidad, pues el accidente nuclear se debió a una serie de catástrofes que desencadenaron muerte en la isla asiática.

Así mismo, hoy la energía atómica no solo sirve para desarrollar energía eléctrica, sino que muchos emplean la capacidad nuclear para la fabricación de bombas capaces de culminar con toda la vida humana por el alto contenido de radiactividad con el que cuentan.

Desde Chernóbil hasta Fukushima, vamos a hablar del Apocalipsis Nuclear y 5 veces que hemos estado a punto de acabar con la humanidad.

El accidente de Kyshtym

La URSS tiene varios incidentes nucleares en su historial, uno de los más graves con una magnitud de nivel 6 en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares, apenas superado por el accidente de Chernóbil que fue de nivel 7.

El hecho ocurrió un 29 de septiembre del año 1957, en la planta nuclear Mayak, un sitio dedicado a la producción de plutonio para armas y combustible de la Unión Soviética.

La causa del evento se debe a una violenta explosión fruto de un vertido accidental de nitrato seco y sales de acetato en un tanque que contenía residuos altamente radiactivos, justo en el pueblo de Ozyorsk, en el óblast de Cheliábinsk, una ciudad cerrada construida alrededor de la planta de Mayak. Pero como no se encontraban en los mapas el desastre recibió el nombre de Kyshtym por ser el pueblo más cercano al accidente.

Ahora bien, esta explosión se origina debido a una falla que nunca se reparó. Uno de los sistemas de enfriamiento en uno de los tanques que contenía entre 70 y 80 toneladas de residuos radiactivos líquidos falló y no se reparó. La temperatura en él comenzó a elevarse, lo que provocó la evaporación y una explosión química de los desechos secos, que consistían principalmente en nitrato de amonio y acetatos.

La fuerza estimada de la explosión equivale entre 70 y 100 toneladas de TNT, y aunque no hubo víctimas inmediatas de la explosión, después causó más de 200 muertes debido a la radiación emitida que contribuyó a la contaminación del río Techa y el Lago Karachay.

Horas después, la nube radioactiva se desplazó unos 350km desde el lugar del accidente, generando una contaminación a largo plazo en un área de aproximadamente 20.000 km². Al menos 22 poblaciones fueron expuestas a la radiación proveniente del accidente, con un total de alrededor de 10.000 personas evacuadas. Algunas personas fueron evacuadas al cabo de una semana, pero se llevó cerca de 2 años para que se produjeran evacuaciones en otros sitios.

Accidente de Chernóbil

Años después de lo ocurrido en Mayak, la Unión Soviética nuevamente sufrió el que se considera el peor accidente nuclear de la historia. No solo por el daño generado, sino también por la negligencia y falta de atención prestada para socorrer y auxiliar a las personas.

El 26 de abril de 1986, en la central nuclear Vladímir Ilich Lenin, ubicada en el norte de Ucrania entre la ciudad de Prípiat y la ciudad de Chernóbil, se estaba realizando una prueba de seguridad en un RBMK, uno de los reactores de la planta.

La prueba fue una simulación de un corte de energía eléctrica para ayudar a crear un procedimiento de seguridad para mantener la circulación del agua de enfriamiento del reactor 4 hasta que los generadores eléctricos de respaldo pudieran proporcionar energía.

Siendo uno de los secretos de Estado mejor guardado, las causas del accidente siguen siendo objeto de especulación.

Sin embargo, una hipótesis científica establece desde el día anterior se venía realizando una prueba que requería reducir la potencia del reactor, durante la cual se produjeron una serie de desequilibrios en el reactor 4. Estos desequilibrios desembocaron en el sobrecalentamiento descontrolado del núcleo del reactor nuclear que concluyó en dos explosiones y de un incendio que despedía gases con altos niveles de radioactividad.

Las explosiones volaron la tapa del reactor 4 de 1200 toneladas y expulsaron grandes cantidades de materiales radiactivos a la atmósfera, formando una nube radiactiva que se extendió por 162.000 km², provocando una alarma internacional al detectarse radiactividad en al menos 13 países de Europa.

Apocalipsis Nuclear: 5 veces que estuvimos a punto de desaparecer

Se estimó que la cantidad de​ materiales radiactivos y tóxicos expulsados fue 500 veces mayor que la liberada por la bomba atómica arrojada en Hiroshima en 1945.

El accidente causó la muerte de 31 personas luego de dos semanas y llevó al Gobierno de la Unión Soviética a la evacuación de urgencia de 116.000 personas.

La explosión mató a dos miembros del personal operativo y se inició una operación de emergencia para apagar el fuego, estabilizar el reactor y limpiar el núcleo expulsado, en aquella operación 134 personas del cuerpo de bomberos fueron hospitalizadas con Síndrome de irradiación aguda debido a la absorción de altas dosis de radiación ionizante. De estas 134 personas, 28 murieron en los posteriores y aproximadamente 14 muertes sospechosas de cáncer inducido por radiación siguieron dentro de los siguientes 10 años.

El número total de muertes sigue siendo objeto de investigación, pues mucha evidencia esta oculta o fue eliminada por el Gobierno soviético para resguardar información que pudiese afectar su reputación o que pudiera terminar en manos de agentes americanos. Mientras que no existen trabajos concluyentes sobre la incidencia real de este accidente en la mortalidad de la población.

Accidente de Three Mile Island

Estados Unidos a pesar de ser pionero en el desarrollo de plantas nucleares, no esta exento de haber sufrido incidentes de esta magnitud. Uno de ellos, es el accidente ocurrido en la planta Three Mile Island ubicada en la isla del mismo nombre en el río Susquehanna en Pensilvania un 28 de marzo de 1979, a causa de una fusión parcial del núcleo del reactor TMI-2 el cual desencadeno la emisión de gases radioactivos al ambiente.

El accidente comenzó en horas de la madrugada, cuando se produjo un fallo en el circuito secundario de la planta, el cual desató un efecto domino al que sumaron otras averías dentro del propio reactor, aunado a un problema eléctrico que tenía la planta, pero que desconocía el personal de trabajo.

El factor humano fue clave para que ocurriera el incidente, pues hacia días que llevaban realizando una serie de pruebas de seguridad y mantenimiento, sin prestar atención a detalles que terminaron siendo claves en el desarrollo del accidente. Cuando ocurrió una explosión dentro del reactor, la cual pasó inadvertida, y dado que la planta continuaba trabajando, terminó liberando vapor e hidrógeno radioactivo directamente a la atmósfera.

Three Mile Island ha sido objeto de interés para los estudiosos del factor humano como ejemplo de cómo grupos de gente reaccionan y toman decisiones bajo tensión. Existe un consenso general en que el accidente fue agravado por las decisiones incorrectas tomadas por los operadores abrumados con la información, mucha de ella inaplicable e inútil. Como resultado del accidente en el reactor TMI, se cambió la formación de los operadores de reactores nucleares. Antes, la formación se centraba en diagnosticar el problema subyacente. Después, la formación se ha venido centrando en reaccionar a la emergencia pasando a través de una lista de comprobación estandarizada para asegurarse de que el núcleo está recibiendo bastante líquido refrigerador.

¿Quieres escuchar de otros accidentes que estuvieron a punto de causar un Apocalipsis nuclear? Escucha el episodio 46 de Cosas Muy Importantes. Si quieres tener acceso a contenido exclusivo recuerda suscribirte a Patreon.

Imagen portada: Shutterstock

--


Lo que más gusta

Lo más destacado