Menú
Escucha "E48 • Magnicidios Capítulo I • Cosas Muy Importantes • Culturizando" en Spreaker.

Amor y tragedia: Sofia y Francisco, los herederos al trono austrohúngaro

Cosas Muy Importantes | Las historias de amor con trágicos finales no son solamente algo que podamos encontrar entre las letras de Shakespeare u otras del mundo de la ficción. Como dice el comercial de TNT: “pasa en la vida real, pasa en las películas”. Y tal vez, una de las más importantes en términos históricos, sea justamente la de Sofía Chotek y Francisco Fernando, recordados como los Archiduques de Austria y herederos al trono Austrohúngaro, cuyo doble asesinato desembocó en la Primera Guerra Mundial.  Por supuesto, la importancia central para este desenlace se encontró en la muerte del archiduque.

La Condesa Sofía Chotek y el Archiduque de Austria Francisco Fernando se conocieron durante un baile en Praga hacia 1894, quedando desde entonces encantados el uno con el otro. Pero,  para contraer matrimonio con un miembro de la dinastía Habsburgo (casa de Austria), era requisito indispensable pertenecer a una de las dinastías que reinaban o habían reinado en el pasado en Europa. Los Chotek no cumplían esa condición. Así que mantuvieron sus encuentros en secreto.

Amor y tragedia: Sofia y Francisco, los herederos al trono austrohúngaro
Condesa Sofía Chotek

Sofía era dama de compañía de la archiduquesa Isabel, esposa del archiduque Federico de Austria, duque de Teschen. Lo que motivaría a que Francisco frecuentara la villa del archiduque Federico. Por las constantes visitas, la archiduquesa pensó que el joven estaba enamorado de una de sus hijas, un día Francisco deja su reloj en uno de los campos de tenis de la casa, Isabel esperando encontrar la foto de alguna de sus hijas para así enterarse sobre cuál de ellas era la afortunada, se topó con el retrato de Sofía, quien sería posteriormente despedida.

Durante dos años habían mantenido en secreto su romance hasta que la relación se descubrió e inició la polémica y las tensiones en la familia real, ante un Emperador reacio a aceptar el matrimonio y un sobrino que había expuesto no acceder a casarse con nadie más que no fuera Sofía.  Agregado a que lo que empeoraba las cosas era el avance de Francisco hacia la primera línea de sucesión al trono, tras el “suicidio” de su primo Rodolfo, el príncipe heredero.

La situación obligó al Papa León XIII, al Zar Nicolás II de Rusia y al Emperador Alemán Guillermo II a mediar en la familia real a favor de Francisco, lo que arrojó como resultado que Sofía y Francisco pudieran contraer nupcias en 1899. Pero bajo ciertas condiciones.

Amor y tragedia: Sofia y Francisco, los herederos al trono austrohúngaro
La Condesa Sofía Chotek y el Archiduque de Austria Francisco Fernando

Los hijos del matrimonio no tendrían derechos sobre la corona y Sofía no heredaría ninguno de los títulos nobiliarios que le estaban reservados a la esposa del archiduque. Sofía sólo recibió el título de Su Serena Alteza, lo que suponía que en todas las ceremonias oficiales tenía que situarse un paso por detrás de la Familia Real.

Fueron una amena pareja, caracterizada por los acertados consejos de ella y el sentido de justicia de él. Hasta el momento de su viaje a la ciudad de Sarajevo, en la provincia de Bosnia Herzegovina, que en ese entonces pertenecía al imperio austrohúngaro. Dónde morirían ambos el 24 de junio de 1914, tras un atentado ejecutado por los jóvenes nacionalistas serbios que luchaban por el fin del dominio del imperio sobre el territorio y la integración de Bosnia a Serbia,  y cuyo asesinato fue el punto de partida de la Primera Gran Guerra, que traería como resultado, cuatro años después, la muerte de 17 millones de personas.

Si quieres conoce más detalles sobre estos y otros maginicios que cambiaron la historia, escucha el episodio 48 de Cosas Muy Importantes y recuerda suscribirte a su patreon para que puedas acceder a contenido extra exclusivo.

--


Lo que más gusta

Lo más destacado