10 historias reales de resiliencia personal y empresarial: cómo salieron adelante

10 historias reales de resiliencia personal y empresarial: cómo salieron adelante

Por Daniel Colombo | Se habla mucho de la resiliencia, la habilidad humana de superar y salir fortalecidos de enormes desafíos. Podemos afirmar que son momentos bisagra en las personas y también en las empresas.

Para comprender el sentido de la resiliencia, además de los ejemplos que cada uno de nosotros puede aportar, repasaremos algunas historias de vida de personas y empresas que lo afrontaron y salieron adelante.

Si bien se trata de personas con aportes notables a la humanidad, todos conocemos cientos de historias inspiradoras donde el límite es el que la misma mente impone.

En estas perlas de sabiduría basadas en la experiencia captarás muchos recursos prácticos que podrás llevar a tu propia vida o trabajo:

Charles Chaplin

Tras una vida realmente dura, con un padre que murió como consecuencia del alcoholismo, Chaplin vivió en un orfanato para pobres. En base a su perseverancia y determinación llegó a ser reconocido mundialmente como el principal actor del cine mudo y director de sus propias obras.

Albert Einstein

El diagnóstico escolar no podía ser más desalentador. Hay registros que dicen que lo calificaron como un “Muchacho mal adaptado, sin amigos, alumno problemático” y sentenciaron los docentes de aquellos años: “este chico va a tener serios trastornos mentales cuando sea adulto”. Lo que sí es seguro es que ganó un Premio Nobel de Física además de sus múltiples aportes al mundo de la ciencia y de la física.

Beethoven

Considerado uno de los máximos exponentes de la música clásica de todos los tiempos, Ludwig Van Beethoven compuso diversas piezas musicales siendo sordo. ¿Cómo lo hacía? Su sordera apareció progresivamente a los 26 años, hasta quedar totalmente sin audición pasados los 40. Al principio utilizaba artefactos auditivos de la época, y luego encontró la conducción ósea. Apelando a su brillante memoria, conectó una varilla de metal -atándola con hilos metálicos- a su piano y la mordía, para sostenerla entre sus dientes. Mientras tocaba música, podía sentir las vibraciones en su mandíbula y percibir sonidos.

Rigoberta Menchú

Esta poetisa indígena maya quiché de Guatemala ganó el Premio Nobel de la Paz. En la guerra civil de su país asistió a la muerte de su padre, madre y hermanos, asesinados por la represión. Huyó a México, y se transformó en una dirigente de movimientos por los derechos humanos reconocida mundialmente. Su obra literaria ha sido traducida a varios idiomas.

Ana Frank

De origen judío, con sólo doce años, estuvo condenada a vivir oculta más de dos años y medio en Amsterdam, y así, escapar de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. En ese tiempo, en un espacio mínimo, escribió un diario como cartas dirigidas a una amiga imaginaria. Expresiones esenciales para el autoconocimiento, como “yo puedo”, “yo tengo”, “yo soy” , aparecen claramente reflejadas en su espíritu de superación para mantener la confianza y el optimismo.

Stephen Hawking

El célebre astrofísico del Reino Unido padeció una enfermedad moto neuronal provocada por la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Más allá de su condición, hasta su último suspiro de vida hizo aportes invaluables en charlas, conferencias, reportajes, presentaciones magistrales, documentos y bibliografía de referencia en su campo.

En cuanto a casos de resiliencia empresarial, aquí van algunos ejemplos:

Jeff Bezos y Amazon

Hay algunas fotos circulando del creador del mayor e-shop del mundo, en una pequeña oficina en los comienzos. Bezos trató de convencer a todos los que pudo de su idea, y era sistemáticamente disuadido. No obstante, decidió dejar su puesto de ejecutivo en una firma de finanzas de Wall Street para crear una web donde vendería libros. Así fundó Amazon en 1994, y la ha convertido en una de las empresas de mayor facturación mundial de todos los tiempos; incluyendo su riqueza personal.  

Pac-Man

Nació en un momento no tan bueno de sus creadores de la empresa Namco. Estaban buscando algo que revolucionara el mercado, y lo necesitaban rápidamente. Sin darse por vencidos, la leyenda cuenta que a fines de los años 70’, Tohru Iwatani, diseñador de Namco, salió una noche a comer pizza en compañía de algunos amigos. Cuando tomó el primer triángulo y ver la forma que quedaba sobre la mesa, esa figura (que parecía una cabeza con una boca) fue inspiradora para crear el famoso videojuego, considerado el más famoso de todos los tiempos. La enseñanza es que no nos demos por vencidos cuando no vemos la salida a las necesidades o problemas.

Nintendo

Corría el año 1889, y ahí nació esta empresa, como fabricante de naipes. A fines de los 60, atravesaban una crisis por cuanto la gente ya no jugaba tanto barajas, y decidieron empezar a incursionar en otros mercados. Tantearon el de los taxis y la televisión; y, en 1975, se lanzaron al mundo de los videojuegos, alcanzando su éxito mundial a principios de los ’80 con el de Mario Bros.

Apple

Más allá de haber pasado por todo tipo de desafíos, incluso el de despedir a su fundador, Steve Jobs, quien estaba al mando de la compañía, Apple pasó de dedicarse solamente a computadoras, a incursionar en el mundo de la música digital… y lo hizo en el 2001 lanzando iTunes y el dispositivo iPod, cuyo lema fue “1000 canciones en tu bolsillo”. Lo hicieron mucho antes de que nadie pensara en vender música por Internet y contra todos los pronósticos y las negativas del mercado tradicional de las discográficas. Lo demás, es historia conocida hasta hoy, donde consumimos música digital gracias a esa experiencia pionera surgida de la necesidad de reinventarse en segmentos nuevos y ampliar sus productos, que, después, empezaron a incluir los teléfonos iPhone, con “todo en uno”.

De estas historias podemos extraer el espíritu de resiliencia basado en una inquebrantable auto confianza, determinación, motivación, visión, empuje, coraje e impulso para hacer más allá de las circunstancias adversas de la vida.

  • Me encanta 2
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia