Leer para creer: Wagner y el número de la mala suerte

Según cuentan biógrafos aficionados a este tipo de curiosidades, la vida del compositor alemán Richard Wagner (1813-1883) estuvo marcada por la sombra del número trece.

Además de nacer en 1813, su nombre y su apellido tienen trece letras y los números de su año de nacimiento suman trece. Sintió su primer impulso musical un 13 de octubre. Sufrió un destierro de trece años. Compuso trece óperas, terminando una de las más famosas, ‘Tannhäuser’, un 13 de abril. Esta misma obra, que fue estrenada en París el 13 de marzo de 1845, estuvo cincuenta años sin ser repuesta hasta el 13 de mayo de 1895.

Su primera actuación al frente de una orquesta se produjo en Riga, la capital de Letonia, en un teatro inaugurado un 13 de septiembre. Se fue a vivir a Bayeuth a una casa que fue abierta un 13 de agosto y que abandonó un 13 de septiembre. Su suegro, Franz Listz, lo visitó por última vez el 13 de enero de 1883.

Como no podía ser menos, Wagner falleció el 13 de febrero de aquel mismo año, en el que, por cierto, se conmemoraba el decimotercer aniversario de la unificación nacional alemana… No hay constancia de que Richard Wagner sufriera triscaidecafobia (fobia al número trece), pero evidentemente hubiera tenido razones para ello.

Por Ángel Daniel Fernández @andafero

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0