Culturizando te lleva al teatro: Tenemos Que Hablar

Mar 03, 2013 | Entretenimiento

La exitosa obra teatral que enamoró al público caraqueño regresa a las tablas en 6 únicas funciones, con la prodigiosa voz de Andrea Lacoste.

Luego de su exitosa temporada en el 2012, Tenemos Que Hablar regresa para ofrecerle al público un espectáculo diferente que contiene 5 piezas de corto-teatro en un solo montaje. Una nueva forma de hacer teatro que brinda una velada distinta amenizada por los acordes en vivo de Andrea Lacoste (nominada en los Premios Pepsi Music 2013 como Artista Revelación del Año).

Se trata de una metáfora sarcástica e inteligente sobre el concepto de “amor” que conocemos todos, y que incluye las obras: Tout est Merde, Los Pelirrojos, Método Le Brun, Habitación 427 y Timing. Dirigidas por Daniel Dannery, Héctor Orbegoso, Victoria Salomón, Marianery Amín y Carlos “Caque” Armas, reconocidos directores de la escena teatral con amplia experiencia y propuestas únicas. La producción del montaje corre a cargo de Delirium Tremens Producciones, Walk Producciones y Patrizia Aymerich.

El público se dejará llevar en un vaivén de emociones, para reír, llorar, recordar y reflexionar sobre el valor, los prejuicios, la verdadera felicidad y el paso del tiempo.

El formato de corto-teatro que se presenta es una forma novedosa y refrescante que está teniendo cada vez más alcance a nivel mundial, por estar especialmente dedicada a públicos que se han cansado de obras larguísimas y están ansiosos por contenidos diferentes.

A partir del 7 de marzo de 2013, Tenemos que Hablar en TEATREX EL HATILLO (C.C. Paseo El Hatillo, Urb. La Lagunita, Caracas), todos los jueves a las 9:00 pm, por solo 6 funciones. Entradas a la venta en las taquillas del teatro y en www.teatrex.com.ve.

Para mayor información, te recomendamos seguir la cuenta en Twitter de la obra: @TenemosQue_

Andrea Lacoste “Mini Cuento” [Video Clip]

Trailer de Tenemos Que Hablar

El Mosaico

Tout est Merde de Daniel Dannery
Un encuentro en una parada de autobús es el motor para que un hombre enamorado y una mujer que no se deja amar entablen una corta relación. Ella va a terminar con su novio, él le confiesa que con solo verla ya la ama. Esta situación desencadena una serie de eventos, en los que el protagonista es el miedo a dejarse llevar por las emociones. Una comedia pesimista sobre lo que algunos consideran amor.

Los Pelirrojos de Jean-Claude Grumberg (Adaptación de Héctor Orbegoso)
Durante muchos años, él es el que trabaja y ella permanece en el hogar. Así, solo uno de ellos se ve expuesto a los horrores de la calle: los pelirrojos. Pero la curiosidad y el deseo de libertad la obligan a ella a salir a conocer el mundo exterior, a pesar de los peligros. Escapar del encierro hace que, finalmente, entienda las razones por las que la han mantenido encerrada durante tantos años. Su esposo la engaña… Puede que sea un pelirrojo.

Método Le Brun de Juan Mayorga
Acudimos a un circo, un show alucinante y alucinado. Un charlatán, con una carpeta llena de dibujos bajo el brazo, que promete la felicidad. Margarita y sus mil caras, salida de detrás del cristal de un escaparate de Ámsterdam. Y las expresiones del alma. Hay que seguir todos los pasos. Número 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18 y 19. Lo más difícil es entender la diferencia entre la alegría y la felicidad.

Habitación 427 de Alberto García Pascal (Adaptación de Marianery Amín)
Él y ella son dos enfermos mentales que viven su propio tiempo vendiendo clandestinamente comida a otros enfermos, e inventan la libertad a través de la única ventana en la habitación. Sobre las decisiones que deben tomar desde la cama que los consume, se posan las metáforas del matrimonio, del miedo a la soledad y de la amistad verdadera que figura en despertar en el otro el interés por la vida.

Timing de David Ives (Adaptación de “Caque” Armas)
El amor es cuestión de sincronía. Al menos así es para Betty y Pablo, dos perfectos desconocidos que representan de forma hilarante y muy venezolana, las múltiples variantes que pueden determinar el éxito o el fracaso de una relación, tras un encuentro casual en un café. Lo que hace especial esta historia es que ellos poseen el surreal poder de reiniciar su conversación desde cero y corregir todas sus diferencias.

Culturizando no se hace responsable por las afirmaciones y comentarios expresados por sus columnistas, anunciantes o foristas; y no reflejan necesariamente la opinión de la misma.
Culturizando se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes, fuera de la ley o no acordes a la temática tratada.
En ningún momento la publicación de un artículo suministrado por un colaborador, representará algún tipo de relación laboral con Culturizando.

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0