El chimpancé que burló a los mejores críticos de arte

May 11, 2017 | Arte - Cultura General - Curiosidades

¿Quién fue Pierre Brassau?

Fue un chimpancé que solía jugar con pinturas y pinceles. Su primera aparición pública fue bajo el seudónimo “Pierre Brassau” en 1964 en Gutemburgo, Suecia. Las obras fascinaron al público y a los críticos. Pero hay un secreto: Nadie sabía que las obras habían sido pintadas por un chimpancé.

¿Podrán diferenciar las obras de arte moderno de las obras hechas por un chimpancé?

Fue la pregunta que se hizo el artífice de esta aventura, el periodista suizo Ake Dacke Axelsson, quien escribía para la columna Goteborgs Tidningen. El periodista decidió crear un perfil falso sobre un supuesto pintor francés muy reconocido y muy famoso llamado “Pierre Brassau” con el propósito de averiguar qué opinarían los críticos de arte moderno al ver una pintura abstracta hecha en realidad por un chimpancé.

 

El proyecto secretamente se llamaba “Hoax” que es un término utilizado para describir un plan que busca crear una mentira muy bien diseñada con el propósito de desenmascarar la verdad.

Un artista escondido en el zoológico

Pierre Brassau era en realidad un chimpancé común de 4 años llamado Peter, que vivía en un zoológico de Suiza. Axelsson convenció al cuidador de Peter que lo dejara experimentar qué haría el animal al darle un pincel y unas pinturas.

Para la sorpresa de ambos, Peter agarró el pincel y la pintura y comenzó a juguetear en el lienzo, tal como si fuera un artista. Después de que creara varias obras eligió las mejores y comenzó la galería.

Tanto el cuidador como el periodista llegaron a la conclusión de que a Peter le fascinaba pintar y tenía sus propias ideas, cuando se rehusaba a pintar sobre el mismo cuadro era porque lo consideraba “terminado” cuando le colocaban un lienzo nuevo, se balanceaba alegremente por las ramas y comenzaba a pintar.

¿Qué opinaron los críticos?

Absolutamente nadie imaginó el origen de las pinturas. Uno de los críticos más respetados Rold Anderberg comentó “Las pinturas de Brassau tienen trazados fuertes con una determinación limpia y clara. Sus trazos son tan delicados como una bailarina de ballet.”

Cuando se descubrió toda la verdad, el crítico reiteró su opinión diciendo que las pinturas de Pierre Brassau eran las mejores de toda la exhibición.

Todas las obras del chimpancé fueron compradas por un coleccionista privado por alrededor de 90 dólares cada una, hoy tienen un valor de aproximadamente $650.

Por Mary Villarroel Sneshko | @Vivodesorpresas  | Culturizando

Con información de:  Gizmodo|

  • Me encanta 2
  • Me divierte 5
  • Me asombra 1
  • Me entristece 1
  • Me enoja 0