Reflexiones sobre la Salud Mental

Reflexiones sobre la Salud Mental
La salud es una sola, pero depende de las distintas partes con las que estamos constituidos, una física (nuestro cuerpo), una psíquica o mental, una espiritual (trascendente), ellas inmersas en un entorno (social) que tiene gran influencia en nuestra formación (carácter).
Por esto es tremendamente real aquello de: «el hoy, es la suma de los ayeres». Queriendo decir con esto que el hoy es una resultante de todo lo vivido en nuestro pasado (inmediato o remoto), nos guste o no, aceptemos o no este enunciado.
Las vivencias negativas, duras (o malratos, como también los llamamos, si queremos ponernos «técnicos» los llamaremos ‘traumas’) dejarán una marca deletérea (dañina) en nuestra salud mental que menoscabará nuestra salud, nuestra «funcionalidad» para siempre, a menos que recibamos la terapia adecuada; y los momentos positivos, buenos, de éxito servirán de impulso en nuestra supervivencia, mejorando de modo importante nuestra salud, nuestra producción, nuestra performance personal, profesional.
Ronald Hubbard, un insigne investigador acerca de la mente, el espíritu y la vida, nos legó una frase que es por demás gráfica, sentenciando: «los éxitos son pedacitos de vida y los fracasos son pedacitos de muerte».
De eso se trata la verdadera Psicoterapia, de recuperar la vitalidad de una persona que se encuentra «aplastada», suprimida, marchita por el peso de todas esas cosas negativas que le han ocurrido (¡independiente de si las recuerda o no!) y hacer que aflore su real y verdadero potencial, recuperando sus habilidades.
Entre ellas, el confrontar la vida, las personas, las situaciones de una manera asertiva y saludable, y por ende vivir con una dosis importante de bienestar sin tener que andar sufriendo recuerdos nefastos, ni procurando condiciones quiméricas a las que suelen llamar ‘felicidad’, ‘nirvana’ o cualquier estado artificial y vacuo que no le permite vivir la vida, sino sufrir la vida, incurriendo en aquella horrible realidad de: «vivía de tal manera, que su única esperanza era su muerte».
@EduardoTiguaC para @Culturizando
Imagen: Desesperación (Óleo) Tania Coello
Culturizando no se hace responsable por las afirmaciones y comentarios expresados por sus columnistas, anunciantes o foristas; y no reflejan necesariamente la opinión de la misma.
Culturizando se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes, fuera de la ley o no acordes a la temática tratada.
En ningún momento la publicación de un artículo suministrado por un colaborador, representará algún tipo de relación laboral con Culturizando.

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia