¿Qué sucede con nuestro cuerpo luego de morir?

¿Qué sucede con nuestro cuerpo luego de morir?

¿Hay vida después de la muerte? Por los momentos no lo sabemos. Sin embargo, sí se conoce todo el proceso por el que atraviesa el cuerpo luego de morir. Aquí te explicamos, paso a paso, lo que le sucede a una persona después de fallecer.

Después del último latido

Empezamos con la falta de circulación sanguínea, ya que el corazón se detiene. Este importante órgano deja de bombear sangre hacia todo el cuerpo, por lo que esta se coagula. Esta es la razón por la que al morir el cadaver se torna pálido y grisáceo, debido a la falta de sangre bajo la piel.

Ya sin circulación sanguínea, la temperatura corporal disminuye hasta equilibrarse con la del entorno, los músculos se endurecen y los intestinos al igual que la vejiga se vacían.

Este proceso, empieza entre cuatro y seis horas después de la muerte, y puede llegar a durar entre 36 o 48 horas, dependiendo de varios aspectos. Por ejemplo, si la persona muere con fiebre, el proceso ocurre rápidamente, pero si fallece en un clima frío, se prolonga por más tiempo.

Malos olores

Luego inicia la autolisis, que es cuando las células, al no recibir oxígeno, no pueden realizar el proceso de “respiración celular”. ¿Qué sucede entonces? Empieza la autodestrucción de las células y la generación de los malos olores.

Las células ya muertas comienzan a liberar todas sus sustancias y enzimas; entre ellas algunos componentes químicos como la putrescina y cadaverina que generan un mal olor. Otros compuestos con azufre se combinan con gases internos, causando que el cuerpo se hinche temporalmente.

Como ya el sistema inmunológico no funciona, el cuerpo queda totalmente vulnerable, por lo que las bacterias que hasta entonces vivían en el interior del sistema digestivo (la flora microbiana) sin causar daños, empiezan a digerir y descomponer los órganos. Dichas bacterias arrancan por los intestinos y el estómago, hasta terminar con el resto. Este proceso puede durar hasta 58 horas, según un estudio de la Universidad de Alabama.

Esta acción por parte de las bacterias genera gases como metano y amoníaco, ya que la azúcar dentro del organismo se fermenta. Más tarde el líquido restante termina por evaporarse también, y es expulsado por los orificios corporales. Este desagradable etapa de la descomposición puede evitarse si el cadáver se mantiene en un lugar seco, como por ejemplo el desierto.

Mitos sobre los cadáveres

Unos de los mitos más conocidos es que las uñas y el cabello continúan creciendo luego de morir. Esta creencia ha sido totalmente desmentida por parte de los científicos y médicos. Todo proceso de crecimiento se detiene, lo que ocurre es que la piel, ya deshidratada, se encoge y retrae, dando la apariencia de que el cabello y las uñas siguen creciendo.

También se habla de que inmediatamente después de morir el cuerpo pierde 21 gramos de peso, (lo que es llamado “el peso del alma”). Esta creencia surgió a inicios del siglo XX, cuando un médico estadounidense llamado Duncan MacDougall comparó el peso de cuatro moribundos antes y después de morir, calculando una media de 21 gramos de peso perdido.

Este doctor ofreció una teoría espiritista afirmando que la salida del alma disminuía el peso del cadáver, lo mismo hizo con 15 perros, pero en este caso el peso aumentó.

La respuesta que se da actualmente es que el cuerpo humano se deshidrata y expulsa el líquido en forma de sudor. En cambio, los perros al no tener glándulas sudoríparas, no pueden secretar estos líquidos.

Ya sabes qué es lo que sucede con nuestro cuerpo al morir.

Con información de: BBC / El Confidencial / Imagen de portada:

  • Me encanta 4
  • Me divierte 3
  • Me asombra 14
  • Me entristece 1
  • Me enoja 1



Es tendencia