¿Por qué da ese dolor en el costado al correr?

¿Por qué da ese dolor en el costado al correr?

Imagina que te provoca hacer ejercicio y decides correr. Parece que llevas bien la marcha, pero de manera inesperada te empieza a doler el costado abdominal y eso no te deja continuar con la rutina. Ya sea que lo llames dolor de caballo, flato o dolor de bazo, este problema tiene sus acotaciones científicas. Conoce más sobre el dolor abdominal transitorio (DAT).

Cualquier ser humano en algún momento de su vida lo ha vivido. El dolor abdominal transitorio se relaciona con una molestia en medio de la actividad física que obliga a parar. Aunque ya se sabe que ocurre con un gran número de deportistas y entre sus ejercicios de alto rendimiento, el hecho es que todavía no hay una causa concreta del problema.

Distintas teorías se han planteado a lo largo de los años. Una de ellas hablaba sobre acumulación de gases en el intestino, cosa que no tiene relevancia por el momento al avanzar los estudios científicos.

Otra teoría correspondía a una redistribución del flujo sanguíneo durante el ejercicio que causaba distensión del hígado y el bazo y así el dolor, pero esta choca con otras en la que el flujo sanguíneo de los órganos del abdomen disminuye y así no se mostraría una dilatación.

Por lo tanto, las teorías actuales que la ciencia ha determinado son las siguientes:

  • El diafragma, músculo que asiste en la respiración y que se ubica entre el tórax y el abdomen, puede sufrir un aumento de tensión ante los movimientos del ejercicio y el peso de las vísceras, por lo que deja como resultado ese dolor característico.
  • La ingesta de alimentos y bebidas antes y durante el ejercicio también presentan una relación particular. Las bebidas hipertónicas (energéticas) con altas concentraciones de carbohidratos provocan mayor probabilidad de que aparezca el DAT.
  • El peritoneo es una membrana que cubre tus órganos abdominales. Ante el entrenamiento, puede surgir una irritación transitoria de esta membrana por causa de una fricción.

Pese a que la razón de este dolor no sea concreta, existen algunas recomendaciones para que no llegue a ocurrir:

  • Evitar cualquier tipo de ingesta de bebidas ricas en carbohidratos u otros alimentos 1 o 2 horas antes de la rutina de ejercicio.
  • Mantener una respiración estable para que el diafragma vaya acompasado.
  • Fortalecer el área abdominal a través de entrenamientos por lo menos 2 veces por semana.
    Si aparece el flato, puedes bajar el ritmo del ejercicio y también estirar el abdomen o presionar la zona donde se ubica el dolor.

Con información de: YouTube | BBC | Elsevier

Portada: Shutterstock

  • Me encanta 1
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 1



Es tendencia