Niños expuestos al humo del tabaco podrían tener problemas de comportamiento

Niños expuestos al humo del tabaco podrían tener problemas de comportamiento

Los niños expuestos al humo del tabaco en el hogar pueden ser más propensos a tener problemas de aprendizaje y de comportamiento, según un estudio realizado en Estados Unidos.

Entre más de 55.000 niños estadounidenses menores de 12 años, un 6 por ciento vive con un fumador – y éstos niños son más propensos a padecer TDAH en comparación con los niños en hogares libres de humo, según revela el estudio, publicado en la revista ‘Pediatrics’.

Incluso teniendo en cuenta una serie de posibles explicaciones alternativas, tales como el nivel de ingresos o el nivel educativo de los padres, el humo del tabaco seguía mostrando una vinculación con un mayor riesgo de problemas conductuales, dijo Hillel Alpert, uno de los investigadores de la Facultad de Sanidad Pública de Harvard.

Los resultados no prueban que una casa llena de humo sea la culpable, porque todavía hay otros factores que el estudio no analizó que también puede tener incidencia; pero puede dar a los padres aún otra razón para mantener sus hogares libres de humo de tabaco.

Los expertos de sanidad ya recomiendan mantener a los niños protegidos del humo del tabaco por razones de salud, ya que puede aumentar el riesgo de infecciones respiratorias, asma grave y síndrome de muerte súbita del lactante.

«El mensaje clave para los padres es proteger a sus hijos de la exposición al humo «, dijo a Reuters Health Alpert.

Otro factor para considerar es que los niños expuestos al humo de manera pasiva a menudo habían sido expuestos ya también intrauterinamente, por lo que se ha relacionado con un mayor riesgo de problemas de aprendizaje y de comportamiento.

También es posible que los padres que fuman cuenten ellos mismos con un mayor historial de problemas de aprendizaje o de comportamiento si se comparan con padres que no son fumadores.

Los resultados se basan en una encuesta nacional realizada en 2007 entre padres de 55.358 niños menores de 12 años. El hallazgo de que un 6 por ciento de esos niños viven con un fumador significa proporcionalmente que casi 5 millones de niños de Estados Unidos están expuestos al humo el hogar, de acuerdo con el equipo de investigación.

Alrededor del 20 por ciento de los padres que fuman en sus hogares dijeron que sus hijos padecían al menos un tipo de trastorno de conducta, frente a menos del 9 por ciento de los padres que no fuman en casa.

Cuando el equipo de Alpert tuvo en cuenta la pobreza, la raza, los niveles de educación de las madres y otros factores, el humo resultó relacionado con un aumento del 51 por ciento en el riesgo de que niño padeciera uno de los tres trastornos.

Según los investigadores no está claro exactamente cómo el humo del tabaco afecta al aprendizaje y crea problemas de comportamiento. Algunas investigaciones han especulado que el humo puede afectar a ciertas sustancias químicas en el cerebro en desarrollo de los niños.

Un segundo estudio en ‘Pediatrics’ sugiere que las reacciones de los niños al humo que fuman sus padres también pueden jugar un papel en posibilidad de convertirse a su vez en fumadores.

Entre los 165 preadolescentes de hogares con bajos ingresos donde se fuma, el número de los que pensaban que el humo del tabaco es “desagradable o grosero” tenían un 78 por ciento menos de posiblidades que otros niños de estar en un alto riesgo de fumar.

Alpert dijo que sean cuales sean sean las razones de los resultados actuales, ponen de relieve la necesidad de que los niños se mantengan alejados del humo.

“Todavía tenemos 5 millones de niños expuestos al humo de forma pasiva en los hogares,” dijo Alpert. “Se han producido mejoras en la reducción de ese número, pero todavía nos quedan mucho por hacer”.

Con información de spanish.china.org.cn | Foto: No fumar Shutterstock


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia