Mitología egipcia: el curioso encuentro sexual entre los poderosos dioses Horus y Set

Mitología egipcia: el curioso encuentro sexual entre los poderosos dioses Horus y Set

En el Antiguo Egipto era importante mantener una imagen de virilidad, así que no es de extrañar que sus poderosos dioses también fuesen representados de esta forma. Es por esta razón que existía un fuerte rechazo a la homosexualidad, pero eso no impidió que sus dioses masculinos, Horus y Set, tuviesen relaciones sexuales entre sí…

Horus era uno de los dioses más importantes y poderosos del panteón egipcio, pues era el creador de la civilización, deidad de la caza y la realeza, y también fue considerado como un dios del cielo.

Horus era representado con una cabeza de halcón – Imagen: Wikimedia.-

Horus era hijo de los importantes dioses Osiris e Isis, por ende era lógico que tuviese una relación complicada con Set, quien era hermano de sus progenitores pero que en algún momento asesinó a Osiris para derrocarlo como rey de los dioses.

Aunque Isis logra revivirlo, las relaciones con Set, el dios chacal tutelar del caos y el desierto, seguían tensas, por lo tanto, él buscaba ejercer su poder en contra del hijo de Osiris

El mito sexual

El relato tiene varias versiones de cómo ocurre el encuentro: en unas cuentan que ambas deidades se encontraban peleando, y en otras se hace énfasis en que Set estaba intentando seducir a Horus, tanto para demostrar su poder como para sodomizarlo.

El arte egipcio muestra al dios Set con una cabeza de chacal – Imagen: Wikimedia.-

Es aquí cuando Set hace cumplidos sobre los glúteos de Horus y lo toma por detrás con el fin de penetrarlo. Horus se da cuenta de lo que está planeando su tío, así que no permite el coito anal y hace que Set eyacule entre sus muslos

Horus toma la “fuerza” (semen) de Set y lo vierte en el Nilo, mientras que el dios del caos y el desierto se queda pensando que la expulsión de sus fluidos sí había entrado en Horus. Este último, con ayuda de su madre Isis, elabora un plan, así que en esta ocasión es él quien eyacula sobre una lechuga para proceder a regalársela a Set.

Esta hortaliza era el alimento favorito de Set, lo cual no es de extrañar puesto que posteriormente la figura de este dios sería bastante satanizada, resultando que la lechuga, para los antiguos egipcios, se considerara un símbolo fálico, y la homosexualidad no fuera bien vista. No obstante, lo importante de la historia es que Set come esta verdura sin saber que estaba cubierta del esperma de su sobrino.

Meme donde vemos a Set (derecha) preguntándole a Horus qué está haciendo con la lechuga – Imagen: Pinterest.-

Sin importarle el peculiar regalo que le había hecho Horus, Set decide llevar a su sobrino a los tribunales de los dioses, para discutir cómo sería gobernado Egipto y alegar ante la corte divina que su sobrino había sido penetrado por él.

Horus niega el hecho y declara que en realidad fue al revés, que había sido él quien había logrado “dominar” a Set. Es aquí cuando este último incita al tribunal de dioses a llamar al “simiente” de ambos.

Las deidades acceden y primero llaman al semen de Set, el cual responde y dice que se encuentra en el Nilo, haciendo que su argumento se invalide. Pero Set definitivamente pierde esta batalla legal cuando al llamar al esperma de Horus, este responde desde adentro de Set, haciendo creer que había sido Horus quien logró “ejercer su fuerza” sobre Set…

Posteriormente, los fluidos de Horus salen desde Set y se convierten en el disco dorado del dios lunar Thot, según algunas versiones.

Debido a su antigüedad podemos encontrar versiones diferentes de este relato sexual, pues en uno, no se trata de Set seduciendo a su sobrino, sino de una pelea entre ambos donde Horus provoca que Set lo penetre, pero aun así sale victorioso debido a su artimaña con la lechuga.

Horus y Set: un influyente relato sexual

Además, aunque es indudablemente una leyenda poco común, ha servido de material para estudiar la visión de los antiguos egipcios sobre las prácticas homosexuales, pero también ha sido inspiración para múltiples artistas gráficos quienes han romantizado, o satirizado, la peculiar anécdota mitológica.

Volviendo al estudio, si bien el mito puede sonar como un relato sumamente erótico, se piensa que el hecho de que se asociara un acto homosexual de esta manera con Set, solo demuestra que los antiguos egipcios sentían un fuerte rechazo hacia las prácticas sexuales entre dos hombres, pues la figura de Set tomó atributos sumamente negativos posteriormente.

Representación romántica de Horus y Set – Imagen: Pinterest.-

Sin embargo, aunque ya sabemos que los antiguos egipcios no tenían una visión positiva de la homosexualidad, sin duda alguna la versión más particular es la que cuenta que en realidad no se trataba de una pelea ni un intento de violación, sino de un acto sexual consensuado entre los poderosos Horus y Set

Con información de Epistle / Wikipedia / Mitología fandom / Imagen: Wikimedia

  • Me encanta 8
  • Me divierte 3
  • Me asombra 4
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia