Mito y realidad de la cirugía plástica vaginal

Mito y realidad de la cirugía plástica vaginal

(Dr. Gregorio Acuña Candiales) Me llama María Rosa un poco desconcertada; una amiga muy inteligente, curiosa y además siempre preocupada por el tema Mujer, para preguntarme: ¿Gregorio, cuales son los parámetros utilizados para realizar una cirugía plástica vaginal, y cual es el modelo de comparación a seguir?; ¿Cómo se yo que podría necesitar una de las tantas cirugías plásticas vaginales ofrecidas por diferentes médicos?

La verdad es que las preguntas me agarraron por sorpresa, pero de inmediato supe el porque de su preocupación; las innumerables ofertas que hoy se hacen de este tipo de cirugía en forma poco ética a través de los diferentes medios de comunicación. Cirugías que se ofrecen sin el menor sentido de responsabilidad, y como método de mercadeo médico para los colegas que las ofertan.

La realidad es que la “Cirugía Plástica Vaginal” como tal ¡no existe!, lo que existe es la “Cirugía Vaginal Reconstructiva”. Se preguntarán ¿cuál es la diferencia?, no es solo en la semántica utilizada, o el punto de vista utilizado, también es en la indicación y conducta médica a seguir.

El término “Cirugía Plástica”, es el aplicado a toda cirugía, que modifica los parámetros originales de nuestro cuerpo y los mejora desde el punto de vista estético, y el término “Cirugía Reconstructiva”, es aquella que corrige las alteraciones no originales o naturales, y/o las adquiridas de nuestro cuerpo, devolviéndole la naturalidad y funcionalidad al sitio del cuerpo en donde se aplica. Por lo que nos podríamos preguntar: ¿Cuál es el estándar de belleza de la vagina y de su forma original?, o por otro lado podríamos preguntarnos: ¿Es posible volver a tener la vagina como originalmente un día la teníamos, o como esta debería ser? La respuesta que encontramos es solo para la segunda pregunta: ¡Sí, podemos corregir las alteraciones de la vagina, y tratar de devolverle su estado natural y funcional!, pero para la primera no tendríamos respuesta, ya que no hay un estándar de belleza de la vagina como tal; hay sutiles diferencias entre una y otra, pero en términos generales no podríamos decir que hay más belleza en una u otra.

La Cirugía Reconstructiva Vaginal es realizada desde ya hace mucho tiempo por los cirujanos ginecológicos, y la misma, es una práctica rutinaria en nuestros pabellones en los servicios de ginecología. Son múltiples los tipos de cirugía que se describen, así como las técnicas, pero el fin común es devolverle a la vagina su estado original en cada una de las pacientes en las que se aplica.

Las diferentes técnicas quirúrgicas están descritas desde hace ya bastante tiempo, y a lo largo de este tiempo hemos ido introduciendo modificaciones a las mismas con el fin de mejorar los resultados, y hacer más sencilla la práctica de las mismas. Las indicaciones y tipos de cirugía se aplican dependen del sitio específico a reparar: pared anterior o posterior de la vagina, cúpula vaginal, introito o canal vaginal, labios mayores o menores, clítoris, perineo; existiendo diferentes tipos de cirugía que corrigen cada uno de los defectos en las zonas antes mencionadas, todas y cada una como medidas quirúrgicas de corrección para zonas previamente alteradas.

En los últimos años se han introducido nuevos métodos técnicos para este tipo de cirugía, y ahora contamos con diferentes métodos que van desde la cirugía reconstructiva convencional con bisturí frío, hasta la reconstrucción con radiocirugía, y cirugía láser; los resultados: básicamente los mismos, sin una diferencia marcada en una u otra técnica; sin embargo, hay grupos médicos que se empeñan en hacer alarde de una mejor técnica sobre la otra, estableciéndose en la comunidad médica quirúrgica debates científicos sobre cuál método y técnica quirúrgica es mejor y cuál tiene mejores resultados, pero en línea general ningún método o técnica ha demostrado ser mejor que otro, son simples variaciones y aplicaciones quirúrgicas que tienen seguidores y operadores entrenados en un método u otro, y que de una forma u otra ofrecen lo mismo: reconstrucción vaginal, y corrección del estado funcional de la misma.

Cada sitio específico de la vagina a reconstruir tiene una técnica específica a emplear y un método más práctico a seguir, por lo que debemos ofrecer a la paciente que será sometida a una cirugía reconstructiva vaginal la técnica más adecuada, y el procedimiento más preciso.

La “modificación” del termino reconstructiva a plástica, ha sido introducida en nuestra comunidad medica quirúrgica ginecológica por algunos colegas con formación ética dudosa, como una forma de hacer más atractiva la práctica de esta cirugía en las mujeres, creando confusión en las mismas que se nota marcadamente en la consulta medica ginecológica del día a día, trayendo a la consulta dudas en las pacientes que muchas veces es difícil de explicar.

¿Cómo y bajo qué criterio un médico ginecólogo o cirujano general puede decir que un mujer tiene una vagina más bonita que otra, con que la compara, cual es la objetividad del observador para hacer tal comparación, cómo puede saber realmente una mujer que su vagina es más bella que otra y cómo la compara? Son respuestas que cada una de las personas deben responder por si mismas, porque no hay forma de establecer una realidad, o tener una respuesta definitiva o exacta para cada una de ellas.

Si cree que necesita de una cirugía reconstructiva vaginal hágaselo saber a su médico ginecólogo tratante, y este, estoy más que seguro la asesorara con la mejor de las herramientas que posea para llevarla a cabo de ser necesario. Siempre trate de buscar el mejor y más serio asesoramiento médico, y pregúntele siempre a su médico cuál es el nivel de entrenamiento que posee para llevara a cabo la cirugía ofrecida, y si por alguna razón tiene dudas o no esta satisfecha con la respuesta ofrecida, no vacile en consultar a otro especialista. No se deje engañar con falsas ofertas mercantilistas que cada vez se hacen más comunes, ofertas que hoy en día están cuestionadas por nuestras sociedades médicas científicas, y colegios médicos rectores de los códigos éticos que rigen cada una de las especialidades médicas, ofertas que en la mayoría de los casos no solucionan problemas, pero sí los crean.

Dr. Gregorio Acuña Candiales.

Medico Especialista: Ginecología/Obstetricia – Cirugia Ginecológica Vaginal Reconstructiva – Cirugía Ginecologica Minimamente Invasiva Laparoscópica.

 

Teléfonos: +58 212 2851897 / +58 212 2096102 / +58 412 6281160.
Twitter: @Galeno1

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia