Los escépticos, una filosofía que acepta que nadie sabe nada

Los escépticos, una filosofía que acepta que nadie sabe nada

Nuestra vida gira en torno a defender nuestras opiniones, aseguramos que conocemos de muchos temas y que incluso, nuestros conocimientos nos hacen más importantes y más poderosos; pero. ¿qué sucede si decimos que realmente nadie sabe nada? ¿Quiénes son los escépticos? Aquí te contamos todo.

¿Qué es el escepticismo? Una corriente en la que nada importa

El nombre deriva del griego ‘skeptikós’, que se relaciona con el pensamiento reflexivo. La visión de los escépticos consiste en analizar cuidadosamente todo y cuestionar todo lo que ven.-

Es una corriente de pensamiento, derivada de la filosofía clásica, que tiene como premisa dudar de absolutamente todo lo que ves, sientes y piensas. ¿Quién la creó? Quien conceptualizó el pensamiento fue el filósofo griego Pirrón. Él aseguraba que el conocimiento es imposible de alcanzar y por lo tanto, no podía afirmar nada, solo opinaba desde su percepción, entendiendo, que probablemente no era la correcta.

El dilema del sueño ¿vivimos en un sueño o esta es nuestra realidad?

Los escépticos creen que el conocimiento real no existe, porque todo, incluso las pruebas científicas, pueden estar viciadas, alteradas o con errores.-

El filósofo chino Chuang Tzu, contribuyó al mundo del escepticismo con un dilema personal: escribió una vez, que había soñado ser una mariposa. Pero comenzó a dudar de todo al momento de despertar. ¿Era un hombre que había soñado ser una mariposa? ¿Qué pasa si su vida es en realidad, el sueño de una mariposa que imagina ser un hombre?

Puede ser exagerado para algunos, pero hagamos un ejercicio de memoria. ¿Has tenido algún sueño tan real que por segundos al despertar, no sabes diferenciar qué fue real y qué fue ficción? El cerebro es tan poderoso, que estando completamente dormidos en una cama, podemos ser capaces de ver, oír, sentir y saborear.

Si nuestra mente tiene la capacidad de crear estos escenarios ficticios mientras dormimos ¿cómo podemos diferenciar que estamos en un mundo real? Otro ejemplo puede ser cuando mentimos.

 

Un ejemplo del poder de la mente, son los sueños húmedos. Sin recibir ningún estímulo real, puede ocurrir la eyaculación. El cerebro tiene un poder increíble sobre el cuerpo.-

Todos hemos pasado por una situación en la que nos hemos visto obligados a contar una historia falsa, o quizás una real pero con algunas alteraciones. ¿Qué necesitamos para contarla? Imaginarla primero.

¿Cómo la imaginamos? Visualizando en nuestra mente cómo se sintió cada cosa que supuestamente vivimos. La historia puede resultar tan convincente, que hasta nosotros mismos podemos dudar de si fue o no verdad. Veámoslo con un ejemplo simple:

Les contaste a tus amigos que fuiste a una heladería nueva, pero en realidad es mentira. Al primero, le cuentas que el helado era de fresa y estaba exquisito. Al segundo, que era de fresa y estaba exquisito, y además, le agregaste trozos de maní. Al tercero, le aseguras que era de fresa, estaba exquisito, tenía maní y el precio era insuperable. Mientras más veces cuentes la historia, más detalles le agregas y más te crees tu propia mentira.

Al décimo amigo que te pregunte sobre la heladería, le contarás hasta la dirección de un lugar al que jamás has ido. Si logras engañarte hasta a ti mismo ¿cómo sabes que lo que estás viviendo en este momento, es real?

Un mundo lleno de incertidumbres es nuestra realidad

Al vivir aceptando que nada es real, se terminan las peleas por la búsqueda de la verdad absoluta. Al no tener nada que defender, no hay motivos para pelear.-

Pirrón aseguraba que debíamos dudar de absolutamente todo lo que veíamos, porque el conocimiento real no existe o es imposible de alcanzar. Nada es verdad y nada es real, porque vivimos en un mundo lleno de impresiones.

¿Cómo podemos explicarlo? Imagina que estás en la playa con un grupo de amigos. El primero decide meterse al agua y advierte a los demás que está helada. Otro va y asegura que está en la temperatura perfecta. , decides aventurarte y te das cuenta de que según tu percepción, el agua está tibia y no es de tu agrado.

¿Quién tiene razón? Ninguno. No hay una verdad absoluta porque todo es una percepción. Podrán medir los grados centígrados del agua, pero eso seguirá siendo cuestionable. ¿Y si el termómetro estaba dañado? ¿Y si justo en ese momento la temperatura cambió? ¿Y si se equivocaron al leer el resultado? El mundo de los escépticos es un eterno… ¿y si?

¿Ser escépticos será el secreto de la felicidad?

Epicuro solía decir que la clave de la felicidad es no dar demasiada importancia a los demás y dedicarse completamente a perseguir nuestros propios placeres.-

Parte de la premisa de los escépticos, es que nadie sabe nada, por lo que nadie puede afirmar nada, solo pueden opinar. Como realmente su mundo está basado en opiniones –que ninguna es correcta-, no pueden pelear ni defender ningún ideal, por lo que viven en paz.

¿Es posible vivir tranquilo sin tener conocimiento? El famoso filósofo griego Sócrates, dijo una vez: “Solo sé, que no sé nada”. Los escépticos viven bajo el ideal de que al no existir una verdad absoluta, no hay por qué defender ninguna posición.

La clave de los escépticos es dudar de absolutamente todo lo que ven, lo que piensan y lo que sienten, al no tener certeza de nada, viven en paz. ¿Cómo lo logran? Epicuro, uno de los más grandes filósofos de la historia, dedicó su vida a estudiar la felicidad y se dio cuenta de que se encontraba en la ataraxia.

¿Qué es la ataraxia? Sentirse completamente en paz. No tener pensamientos negativos y dedicarse completamente a vivir disfrutando de los más simples placeres.

¿Cómo nacen los pensamientos negativos? Generalmente del ego, las ganas de ser mejor que otro, de tener siempre la razón, de ser más inteligente, más millonario, más importante. Los escépticos desechan la idea del ego porque simplemente aceptan que nadie sabe nada y todo lo que se sabe, es imposible de probar. Así que su felicidad radica en su ignorancia.

Con información de: Britannica / Filosofía / PhilosophyTerms / Foto: Shutterstock

  • Me encanta0
  • Me divierte0
  • Me asombra0
  • Me entristece0
  • Me enoja0



Es tendencia