El “teléfono rojo” que comunicaba Washington y Moscú en realidad fue negro

El “teléfono rojo” que comunicaba Washington y Moscú en realidad fue negro

Tras la crisis de los misiles de Cuba, a mediados del siglo XX, se produjo un armisticio nuclear entre la URSS y Estados Unidos, para evitar tener al mundo “al borde del abismo”… Te contamos los detalles del uso del famoso “teléfono rojo”, que en realidad fue negro...

Posteriormente a la crisis de los misiles de Cuba, para prevenir nuevos incidentes, las dos potencias EE. UU. y la URSS firmaron un acuerdo destinado a establecer un enlace entre Washington y Moscú. El famoso “teléfono rojo” (que en realidad fue negro, el nombre «rojo» se lo pusieron para indicar el carácter de urgencia) se conectó en 1963, para unir el despacho del presidente estadounidense John Kennedy (en Washington) con el del líder soviético Nikita Kruschev (en Moscú).

Esta vía de comunicación directa permitiría que los dos jefes de Estado se pusieran de acuerdo en caso de una emergencia. El dispositivo consistía en un enlace a través de teletipos (la primera generación de la línea directa utilizó dos circuitos telegráficos dúplex de tiempo completo) empleando un circuito de telégrafos que pasaba por Washington, Londres, Copenhague, Estocolmo, Helsinki y Moscú, es decir, la comunicación era escrita para evitar improvisaciones o malos entendidos.

Durante la Guerra de los Seis Días en 1967 la línea se actualizaría con el empleó de una línea conectada a través de un cable submarino; posteriormente, en la década de 1970 es cuando se establece una línea por vía satélite.

A pesar de la caída de la Unión Soviética, la línea sigue en uso en la actualidad.

Con información de: muy interesante

  • Me encanta 2
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia