La historia de un objeto esencial en la actualidad: la mascarilla

La historia de un objeto esencial en la actualidad: la mascarilla

Debido a la situación de pandemia del COVID-19 las sociedades han tenido que incluir la mascarilla como un accesorio diario. A pesar de que las versiones actuales son relativamente modernas, en el pasado hubo varios prototipos… 

El uso de la mascarilla o tapabocas en el día a día puede parecer algo poco común, pero en distintas ocasiones a través de la historia su uso fue impuesto cuando la situación lo ameritaba.

Primeras versiones de la mascarilla

La pandemia de la peste negra (1346-1353), ocurrida en la zona de Eurasia, fue la más mortífera de la historia; se calcula que fallecieron aproximadamente entre 75 y 200 millones de personas. En el siglo XVII, durante otro brote de la peste, el médico Charles de Lorme -el médico personal del rey de Francia Luis XIII- creó una inusual máscara de 15 centímetros de largo con forma de pico de pájaro. El conjunto incluía lentes para cubrir los ojos, un vestido largo de tela y pantalones, guantes de cuero, y un palo para tocar a los enfermos de lejos. De Lorme indicó que el pico se debía llenar de perfume; para ese entonces muchos colocaban dentro de la máscara esponjas con productos más baratos que el perfume como vinagre o esencias de plantas aromáticas.

 

El médico Charles de Lorme fue el creador de la inusual máscara de 15 centímetros de largo con forma de pico de pájaro – Imagen: antrophistoria.-

La máscara fue creada para proteger a los médicos de los supuestos miasmas que la enfermedad causaba. En aquel momento todavía se creía la antigua teoría del médico Hipócrates, la cual alegaba que las enfermedades no se transmitían a través de patógenos como las bacterias o los virus, si no por los malos olores. Según su creador, la máscara tenía forma de pico para que cuando el aire infectado entrara, tuviera tiempo suficiente para mezclarse con el perfume o las especias y de esta forma el médico respiraba un aire sin contaminación.

A pesar de que estas primeras máscaras protectoras adquirieron fama por su peculiar aspecto, se demostró que no tenían ninguna efectividad para prevenir la contaminación por la peste.

Surgimiento de las mascarillas quirúrgicas

El biólogo francés Louis Pasteur descubrió a finales del siglo XIX la existencia de organismos infecciosos de tamaño microscópico, con esto se terminó de descartar la teoría de los miasmas. Luego de este cambio, el médico alemán Carl Flügge comprobó que estos microorganismos podían transmitirse a distancia a través de pequeñas gotas. Para contrarrestar esto, le pidió a su colega y profesor de cirugía Jan-Antoni Mikulicz Radecki que creara alguna protección para los cirujanos que estaban expuestos. El cirujano diseñó una mascarilla que consistía de una compresa de muselina (una tela fina de algodón) que cubría la nariz y la boca. A partir de esto surgieron otros modelos que sirvieron de base para las mascarillas modernas.

La gripe española, ¿la peor pandemia de la historia?

Mascarillas modernas y ampliación de su uso

El momento que colocó a la mascarilla como un accesorio necesario alrededor del mundo fue la pandemia de la gripe española (1918-1920); no obstante, las mascarillas utilizadas en ese momento surgieron años antes en la epidemia conocida como la peste de China, en la ciudad de Manchuria. El médico Wu Lien-teh descubrió a partir de una autopsia que la enfermedad se transmitía por aire y no por pulgas, como se pensaba en ese momento. Lien-teh mejoró las mascarillas que ya existían en Europa agregando más capas para filtrar las partículas. Este prototipo se convirtió en el más utilizado en todo el mundo durante la gripe española por su eficacia, fácil fabricación y bajo costo.

 

El momento que colocó a la mascarilla como un accesorio necesario alrededor del mundo fue la pandemia de la gripe española – Imagen: blogspot.com.-

Por último, una de las mascarillas más utilizadas en la actualidad, la N95, fue patentada en 1995 por el científico taiwanés, Peter Tsai. En un principio su uso era para los sectores industriales, pero luego se comprobó su eficacia en el ámbito médico.

Con información de Historia / National Geographic / rfi / Imagen: Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 1
  • Me enoja 0



Es tendencia