La Historia de: El Ritz de París

La Historia de: El Ritz de París

César Ritz, nacido en 1850 en Munster, Suiza, comentaba que su vida había iniciado a los 17 años, cuando llega por primera vez a París, y le impacta el lujo, elegancia y la exquisita cocina.

Adquiere rápidamente los modales de persona culta y adinerada, ya que se roza con todo este tipo de personajes, llega a formar parte de la administración de varios hoteles hasta llegar a su primer importante, el Grand Hôtel National de Lucerna, donde se hace cargo de la dirección y le da un renombre internacional insólito.

Pero su ímpetu y sueños, junto con el amor y apoyo de su esposa Marie-Louise, fueron los que le empujaron a ir por más y se hace cargo Grand Hôtel de Montecarlo, del de Baden-Baden, de Viena y de Roma, y finalmente del Savoy de Londres.

Después de este último, es cuando llega a contemplar la idea de la construcción de su propio hotel, rodeado de todos los lujos y la elegancia que tanto le gustaban.

Esta residencia que adquiere Ritz junto con Marnier Lapóstolle, es un edificio que originalmente mandó construir Jeanne Baillet de la Cour en 1705, y fue obsequiado a la duquesa Gramont, que después con el paso de los años, fue comprado por numerosas personas hasta que en 1853, la adquiere el Crédit Mobilier.

El edificio es puesto en manos del Arquitecto Mewès quien le da forma a todos los caprichos e ideas que trae consigo César Ritz.


Para entonces, todos los hoteles parisinos como el Bristol y el Liverpool, hoteles de gran tradición, conservando el estilo de siglo pasado, ya nada tendrían que hacer junto a la elegancia, modernidad y buen gusto del nuevo Rit.

Rápidamente César Ritz, diseña espectaculares cambios a la vieja residencia, confiriéndole todo el estilo que hoy día podemos apreciar, manda traer objetos de todas partes del planeta, idea muchos detalles novedosos, como los ganchos para colgar los bolsos de las damas en la misma butaca.

Uno de los mas importantes atractivos para Ritz es la enorme escalinata estilo Luis XV que posee la residencia, diseña grandes estancias con mármoles de Carrara, con mobiliario y decoración de fines del siglo XVII, los jardines del estilo Luis XIV, lámparas de araña, edredones mullidos acolchados para las enormes camas, llaves, regaderas y molduras en baño de oro, finísimos tapices y alfombras y hasta un salón Monumento Histórico Nacional, de la suite Imperial.

Otra innovación de Ritz es el de poner baño en cada habitación, algo no común en esta época
Al alumbrado y colorido les da un toque especial; el mobiliario, las lámparas de seda y los candiles de todos los tamaños les proporciona tonos suaves en albaricoque y rosado, para darle un ambiente acogedor de limpieza y tranquilidad.

Su cocina es otro de los grandes atractivos que le imprime al hotel, entonces a cargo del reconocido Chef Escoffier, quien crea con gran maestría sugerentes platos que atraen a aristócratas, monarcas, así como importantes gastrónomos. Escoffier con la sencillez de su cocina revolucionaría la cuisine française y mundial.

Este gran lujo, modernidad y buen gusto del hotel inmediatamente atraen personajes importantes de todos los ámbitos, como aristócratas, realeza, músicos, poetas, escritores, artistas de gran renombre y fama.

De los primeros huéspedes que llegan a hospedarse en el Ritz son el Príncipe Eduardo VII, duques de Rusia, los Morgan, Boni de Castellane, la familia Rothschild, actores como Charles Chaplin, Pamela Harriman, la modista Coco Chanel que hiciera del Ritz su residencia por 30 años, escritores como Ernest Hemingway, Marcel Proust, Scott Fitzgerald; también Elton John, Oscar de la Renta, incluso la Princesa Diana.

César Ritz ve su sueño creado con todo el glamour por muy poco tiempo ya que una enfermedad con perturbaciones neurológicas que adquiere en 1902, a causa de tanto trabajo, lo deja incapacitado para seguir manejando el hotel, por lo que su esposa Louise–Marie se tiene que hacer cargo de todos los detalles y es ella quien hace grandes reformas comerciales, que son las que le dan el prestigio y la fama, así como enormes ganancias económicas.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el hotel permaneció cerrado por 8 meses…excepto el anexo Cambon y el primer piso del hotel, que son puestos a disposición del gobierno, para que se usaran como hospital militar de urgencias para los soldados y oficiales heridos.

César Ritz fallece en 1918, y Louise-Marie permanece al mando del Hotel hasta 1953.

El Hotel es actualmente propiedad de Mohamed Al Fayed, administrado por Frank Klein quien le vuelve a dar la grandeza y prestigio de antaño, por lo que a fines de la década de los noventa es calificado como Primer Hotel de Europa

Una colaboración de @El_Club para @Culturizando

Culturizando no se hace responsable por las afirmaciones y comentarios expresados por sus columnistas, anunciantes o foristas; y no reflejan necesariamente la opinión de la misma.
Culturizando se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes, fuera de la ley o no acordes a la temática tratada.
En ningún momento la publicación de un artículo suministrado por un colaborador, representará algún tipo de relación laboral con Culturizando.


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia