La Dinastía Qin, el imperio que comenzó la construcción de la Gran Muralla china

La Dinastía Qin, el imperio que comenzó la construcción de la Gran Muralla china

Luego de que la dinastía Zhou cayó, siete estados entraron en guerra para controlar China. El estado de Qin resultó victorioso, su rey era Qin Shi Huang… Aquí te contamos los cambios y logros que instauró la dinastía Qin.

Su nacimiento

Sobre el nacimiento y el árbol genealógico de Qin Shi Huang se sabe muy poco. Según la leyenda, un comerciante adinerado llamado Lu Buwei se convirtió en amigo de un príncipe del estado Qin, en los últimos años de la oriental dinastía Zhou (770-256 a. C).

La esposa del comerciante llamada Zhao Ji quedó embarazada, pero pronto se convirtió en concubina del príncipe. Al bebé, nacido en Hanan en 259 a. C., le pusieron el nombre de Ying Zheng.

El príncipe creía que el bebé era suyo, por ello Ying Zheng se pudo convertir en rey del estado Qin en el 246 a. C, después del fallecimiento de su padre reconocido.

Un rey muy joven

El joven rey tenía casi 13 años cuando ascendió al trono. Por ello, el primer ministro, el mercader Lu Buwei actuó como regente los primeros ocho años del reinado del rey. En aquel momento habían siete estados en guerra, los cuales deseaban expandirse.

Intento de golpe de estado

Según los historiadores Lu Buwei fue participe de un plan para quitarle el gobierno a Qin Shi Huang en el año 240 a. C.

Le presentó a Lao Ai, un hombre famoso por el tamaño de su pene, a la viuda reina para que tuvieran hijos. En el 238 a. C. Lao y Lu Buwei iniciaron el golpe de estado aprovechando que Qin Shi Huang viajaba.

No obstante, su plan fracasó y el joven rey ganó sobre la rebelión. Lao y su familia (incluyendo los dos medio hermanos del rey) fueron ejecutados.
La única que logró salvarse fue la viuda reina, la cual como castigo tuvo que vivir todos sus días siguientes bajo arresto domiciliario.

Lu Buwei consiguió escapar, pero vivía en constante paranoia, en 235 a. C se suicidó bebiendo veneno.

Logros del emperador Qin

Qin Shi Huang es conocido como el rey que logró unificar el norte de China al vencer a seis estados en guerra. Como emperador, Qin Shi Huang optó por la abolición de la nobleza, para darle paso a la elección de funcionarios. También participó en los cambios en la escritura china, los pesos y las medidas estándares que aseguraron la unificación del territorio.

El Imperio tenía una amenaza, los nómadas xiongnu que incursionaban por el norte. Qin Shi Huang pensó que la mejor forma para defenderse era construir un grandioso muro defensivo. Esta sería la primera parte de la Gran Muralla china.

El emperador ordenó que la pared la realizarán miles de esclavos y criminales, aunque muchos de ellos morían por las duras condiciones del trabajo – Imagen: Pixabay.-

La purga y la censura en la dinastía Qin

Qin Shi Huang temía el poder de las filosofías y la oposición a su tiranía, así que ordenó la quema de libros en el año 213 a. C. El emperador también ordenó que 460 estudiosos fueran enterrados vivos y 700 más lapidados.

Qin Shi Huang en busca de la inmortalidad

El emperador estaba obsesionado con conseguir un elixir que lo hiciera inmortal. Los alquimistas realizaban pociones con mercurio para este fin, pero el emperador no sabía que estas bebidas tenían el efecto contrario, aceleraban su muerte.

El ejército de terracota

No obstante, Qin Shi Huang no confiaba totalmente en que podría evitar a la muerte. Así que mandó a construir un ejército de terracota, 8.000 soldados de arcilla colocados en su tumba con sus armas y caballos, listos para conquistar el cielo.

Muerte

El emperador murió en el año 210 a. C., se dice que la causa de muerte fue el envenenamiento por mercurio, consecuencia de sus tratamientos inmortalidad.

Unos años después de su muerte, la dinastía Qin perdió el puesto de gobierno, comenzó una guerra civil que terminó cuando un hombre llamado Liu Bang creó una nueva dinastía. La dinastía Han se ganó el respaldo popular y gobernó por cuatrocientos años sobre las bases que había asentado el emperador Shi Huangdi.

Con información de: Greelane / escuriosity.com

  • Me encanta 4
  • Me divierte 1
  • Me asombra 3
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia