Jean-Michel Basquiat: 7 datos del pintor de la vida neoyorquina

Jean-Michel Basquiat: 7 datos del pintor de la vida neoyorquina

Es conocido, más que como un pintor, como un artista propio de la vida bohemia neoyorquina. Su vida, enmarcada en la droga y la vida callejera, terminó a temprana edad dejando una gran cantidad de pinturas y exposiciones. ¡Conoce 7 datos de la vida de Jean-Michel Basquiat!

Jean-Michel Basquiat fue un artista estadounidense, que además ejerció como músico y poeta. Con una vida callejera protagonizada por excesos de drogas, su reconocimiento a nivel mundial se dio de forma póstuma a su temprana muerte.

Su actividad artística podría distinguirse en tres etapas…

Su primera etapa fue con grafitis en las calles de Nueva York, en especial en los barrios ricos, en donde plasmaba figuras de arte africano primitivo; la segunda etapa pictórica estuvo enfocada en retratar a personalidades prominentes afroamericanas (como boxeadores y músicos), a través de elementos pertenecientes al arte africano. La tercera etapa estuvo definida por el uso de técnicas pertenecientes a la civilización antigua, en especial la romana y la griega.

A continuación te presentamos ocho datos para resumir su vida.

Los siete datos de Jean-Michel Basquiat

  • Su madre era de ascendencia puertorriqueña y su padre de origen haitiano. Tuvo dos hermanas. A pesar de la buena posición económica de su familia, Basquiat recurrió a las calles desde muy temprana edad, debido al divorcio de sus padres y la inestabilidad que esto creó.
Playa San Miguel, en Puerto Rico. La madre de Basquiat, Matilde Andrades, era de ascendencia puertorriqueña – Imagen: Wikimedia.-
  • Entra en contacto con el grafiti en la adolescencia, cuando decide irse a vivir a las calles a finales de los años 70. Había sido expulsado de la escuela anteriormente, para abandonar los estudios en definitivo una vez que empieza a vender postales y camisetas que él mismo decoraba.

Es en esta época cuando comienza a consumir drogas de forma frecuente. Para firmar las paredes se creó un alter ego llamado SAMO, cuyas siglas en inglés significan “SAMe Old shit” (traducido al español como “la misma mierda de siempre”).

  • Una vez que los grafitis, y la respectiva firma, comenzaron a hacerse conocidos en la movida underground de la ciudad de Nueva York los artistas más reconocidos comenzaron a interesarse en Basquiat y en su fiel amigo, Al Díaz. Uno de esos artistas fue Andy Warhol, quien entabló una amistad con el artista hasta 1985.

Sin embargo, muchos historiadores opinan que su relación amistosa era puramente marketing. Uno necesitaba del otro: Basquiat se encontraba sediento de fama y Warhol buscaba renovarse con artistas jóvenes.

  • Aunque se le clasifica como neoexpresionista y primitivista, sus influencias pictóricas son múltiples. De pequeño, solía pasear con su madre por galerías y museos de arte. La mayoría de sus cuadros tenían por temática la protesta y la crítica (en el caso de los grafitis), asimismo, la exaltación de sus raíces y, en general, la cultura africana y de las minorías.

Los biógrafos de Basquiat destacan su gran inteligencia. Se interesó por los huesos y, en especial, por las calaveras luego de leer un libro completo sobre anatomía.

  • Sus pinturas fueron expuestas tanto dentro como fuera de Estados Unidos. Expuso en Alemania y en Costa de Marfil durante 1986. Por aquellos años, el artista estaba expuesto a múltiples amenazas de robo, lo que, sumado con su problema de drogas, lo hacía paranoico y ansioso.
  • Basquiat era también conocido por tener muchas amantes, que lo acogían en sus casas y lo amparaban económicamente. Una de sus novias más conocidas fue la icónica Madonna, con la que frecuentaba en la escena fiestera y artística de Nueva York. En una ocasión, la cantante declaró que compartían, entre muchas otras, el gusto por artistas de jazz como Charlie Parker.
  • A pesar de haberse retirado a Hawái con la finalidad de rehabilitarse en su adicción a la cocaína y la heroína, muere el 12 de agosto de 1988 de sobredosis, con tal solo 27 años. Este hecho le atribuyó el título de “artista maldito”.

A pesar de su innegable aporte a la contracultura, la técnica de sus pinturas ha sido cuestionada con el tiempo. Si bien ciertos críticos exaltan la vitalidad y la excentricidad de sus pinturas, otros consideran que muchas de sus obras son infantiles y carecen de mensaje.

Como muchos de los artistas en la historia, su vida y la actividad callejera exaltan más su paso por el arte que el mérito de su propia obra. Sin embargo, se le reconoce por haber sido uno de los pintores más jóvenes en exponer en importantes galerías. Además, los críticos consideran que dio pasó a muchos artistas negros opacados por problemas raciales.

Con información de: Wikipedia / My Modern Met / Alejandra de Argos / YouTube / Foto: Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia