Menú

El increíble Taj Mahal: Una profunda demostración de amor

El Taj Mahal es conocido por ser una de las construcciones más hermosas y significativas de toda nuestra humanidad. Esta icónica edificación es el resultado de una hermosa y trágica historia de amor.

Situado específicamente en la ciudad de Agra, India, a orillas del río Yamuna, el famoso Taj Mahal es un impresionante y monumental complejo presidido por un majestuoso edificio de mármol blanco. Todos los detalles de esta majestuosa construcción, la cual fue levantada y construida entre 1631 y 1654, están pensados para mostrar el profundo amor que el príncipe Sha Jahan profesaba a su esposa Arjumand.

Sha Jahan conoció a su amada Arjumand en un bazar donde ésta vendía cristales y otros objetos. Admirado por su belleza no fue capaz de dirigirle ni una palabra en un primer momento.

Tras dos esposas y cinco años después desde aquel primer encuentro, se unieron en matrimonio. Arjumand pasó a ser la favorita del príncipe, por lo que fue llamada desde entonces, Mumtaz Mahal, que vendría a traducirse como “la elegida del palacio”.

El gran amor que sentían el uno por el otro era innegable y realmente conocido por todos, una pareja enamorada que se desvivía, ella apoyándolo en sus campañas y él colmándola con todo tipo de regalos, desde las flores más hermosas hasta los diamantes más extravagantes.

En el momento en el que el emperador Jehangir falleció, fue el turno de Sha Jahan de ocupar el trono pero nadie se esperaba el desenlace. Solo dos años más tarde, en 1630, ocurrió lo que nadie imaginaba.

El trágico desenlace

El recién emperador se encontraba en Burhanpur, una ciudad de India, en una campaña militar, cuando le llegaron noticias de que su esposa estaba teniendo complicaciones en su 14º parto. Sha Jahan no se lo pensó dos veces y desesperado regresó al lado de su mujer para poder pasar sus últimos instantes junto a ella, sostuvo su mano con delicadeza entre las suyas y pronunció el adiós más amargo de su vida.

Después de esta trágica muerte el emperador Sha Jahan ya no volvió a ser el mismo. Se recluyó en el Fuerte Rojo, en la orilla izquierda del río Yamuna, y allí pasó, encerrado por su hijo, los últimos años de su vida, abandonando el Imperio en manos de sus sucesores. Frente al Fuerte, visible desde todas sus ventanas y al otro lado del río, mandó construir en honor a su difunta esposa Mumtaz Mahal, el más deslumbrante y hermoso Mausoleo que jamás ninguna mente humana pudiera concebir.

Lo mejor para el lugar de reposo de su amada

Los mejores constructores, los mejores obreros, las mejores joyas, las mejores piedras, todo era realmente poco para el lugar de reposo que Jahan quería construir para el reposo de su amada; incluso, se tuvo que desviar el río Yamuna para que el Taj Mahal pudiera reflejarse en sus aguas.

Allí, tras dos décadas de construcción, en el 1648, fue enterrada su amada Mumtaz Mahal. Finalmente, el emperador murió con 74 años, y claro está, como era de esperarse, este fue sepultado al lado de su amada para que reposaran siempre juntos y eternamente.

Con información de: PlayBuzz / ingeoexpert.com / Cultura genial / NatGeo

--

¿Te gustó este artículo? Suscríbete GRATIS a nuestro WHATSAPP para que recibas directamente en tu teléfono lo mejor de Culturizando.


Lo que más gusta

Lo más destacado

x