Esta es la biografía del Señor Cara de Papa

Esta es la biografía del Señor Cara de Papa
El Señor Cara de Papa fue inventado a comienzos de los años 1940 por George Lerner, un fabricante de juguetes de Brooklyn que ideó una serie de complementos y piezas pequeñas de plástico para decorar patatas y vegetales de verdad.
Aunque trató de vender su producto a otras empresas a partir de 1949, los recuerdos del racionamiento durante la Segunda Guerra Mundial provocaron que su idea fuera mal vista por algunas compañías. Finalmente, Lerner convenció a un fabricante de cereales de desayuno, que distribuiría las piezas como premios en los paquetes. El inventor consiguió 5.000 dólares por la cesión.
Sin embargo, Lerner mostró su idea en 1951 a dos empresarios textiles, los hermanos Henry and Merrill Hassenfeld, que pusieron en marcha una empresa de juguetes conocida como Hassenfeld Bros (actual Hasbro). Lerner pagó 2.000 dólares a los fabricantes de cereales para que detuvieran la producción del juguete, y pagó otros 5.000 dólares para recuperar los derechos sobre su producto.
Los hermanos Hassenfeld le ofrecieron un adelanto de 500 dólares y una regalía del 5% por cada juguete vendido. En 1952, Hasbro comenzó la producción del Señor Cara de Papa.
Se puso a la venta el 1 de mayo de 1952, al precio de 0.98 dólares. El juguete era una serie de piezas plásticas para decorar hortalizas y vegetales que incluía manos, pies, orejas, dos bocas, dos pares de ojos, cuatro narices, tres sombreros, gafas, una pipa, y ocho piezas que simulaban vello facial. En ese tiempo no existía un cuerpo de plástico, de modo que se usaban patatas y vegetales de verdad. Hasbro realizó una fuerte inversión publicitaria, y convirtió al señor Cara de Papa en el primer juguete que se anunció en televisión.
En su primer año se vendieron un millón de unidades, y Hasbro ingresó cuatro millones de dólares. Tras su éxito se lanzaron nuevos personajes como su mujer La Señora Cara de Papa, sus hijos Brother Spud y Sister Yam, y complementos como coches y mascotas.
En 1964 Hasbro lanzó un cuerpo de plástico con forma de patata, sobre el que se pondrían las piezas de plástico sin usar una patata de verdad. Además, se lanzaron otros personajes como una naranja (Oscar the Orange) o un pepino (Kooky the Cucumber) entre otras frutas y verduras, aunque éstos dejaron de comercializarse a principios de los años 1970.

En 1975, Hasbro dobló el tamaño del cuerpo de plástico de la patata y sus complementos, para cumplir con las normativas de seguridad sobre los juguetes en Estados Unidos.
La compañía aprovechó para rediseñar el producto, que enfocó al público preescolar e infantil. Además sustituyó los agujeros por listones planos para que los niños pusieran las piezas de plástico sin errores, aunque al poco tiempo reintrodujeron los agujeros para que los niños pudieran equivocarse al poner las piezas.
A petición de una asociación contra el cáncer, Hasbro retiró la pipa de sus complementos en 1987.
La popularidad del juguete creció a mediados de los años 1990, cuando el señor Cara de Papa fue uno de los personajes de la película animada Toy Story. Posteriormente apareció en las dos secuelas de la saga (Toy Story 2 y Toy Story 3) junto a la Señora Cara de Papa.
En el año 2000 el señor Cara de Papa fue elegido miembro del National Toy Hall of Fame en Rochester (Nueva York). Hasbro lanzó en los siguientes años complementos para coleccionistas, con versiones del juguete basados en licencias de series y películas. De este modo, se han lanzado versiones del Señor Cara de Papa ambientadas en La guerra de las galaxias, Spider-Man, Indiana Jones y Iron Man entre otros.

@Culturizando

Culturizando no se hace responsable por las afirmaciones y comentarios expresados por sus columnistas, anunciantes o foristas; y no reflejan necesariamente la opinión de la misma.
Culturizando se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes, fuera de la ley o no acordes a la temática tratada.
En ningún momento la publicación de un artículo suministrado por un colaborador, representará algún tipo de relación laboral con Culturizando.

  • Me encanta 1
  • Me divierte 1
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia