Emmeline Pankhurst, la incansable sufragista que luchó por los derechos de las mujeres

Emmeline Pankhurst, la incansable sufragista que luchó por los derechos de las mujeres

Sin temor a nada ni nadie, Emmeline Pankhurst luchó arduamente para que su voz y la de cientos de mujeres inglesas fueran escuchadas. Sus ideales cambiaron completamente lo establecido en la Inglaterra del siglo XX, y hoy son el pilar del movimiento feminista. ¿Quién fue Emmeline Pankhurst? ¿Cómo logró su cometido? ¿Qué sucedió con las sufragistas? Aquí te contamos todo.

Si mis hermanos estudian, ¿por qué yo no?  

Emmeline Goulden, quien más tarde se transformaría en Pankhurst, nació el 15 de julio de 1858, el mismo día que sucedió la Toma de la Bastilla, una revolución en la que el pueblo parisino tomó una torre de prisioneros y los liberó. Lo que puso simbólicamente el fin de un régimen y marcó el inicio de la revolución francesa. Años más tarde, Goulden aseguraría que su nacimiento ese día, marcó rotundamente su causa y la volvió revolucionaria. Sin embargo, algunos historiadores aseguran que su nacimiento fue el 14 y no el 15, pero esto se debe a que su acta de nacimiento se redactó dos meses después de que ella naciera.

Emmeline era la mayor de la familia Goulden. Tenía cinco hermanos. Su familia estaba muy arraigada a las causas sociales, y era conocida por apoyar en labores comunitarias. Pese a que su pensamiento era considerado moderno para la época, en la familia se mantenía la costumbre de que los hombres eran los que debían aprender y estudiar, mientras que las mujeres debían quedarse en casa.

Emmeline era una niña brillante y estudiosa. Disfrutaba de la lectura y los debates sociales, pero se sentía frustrada porque su padre le daba más importancia a la preparación académica de sus hermanos. Las mujeres debían “atender la casa”, según su pensamiento.

La vida de la pequeña cambió completamente con una invitación que le llegó a su madre. La revista Women’s Suffrage Journal, editada por Lydia Becker, había convocado una reunión de mujeres para discutir sobre el derecho al voto, que en aquel entonces estaba prohibido. Emmeline insistió en acompañar a su madre y justo en ese momento, todo cambió para ella.

¿El feminismo es innato? La defensa de sus derechos le hizo un llamado temprano

 

Resultado de imagen para lydia becker

 Lydia Becker fue una política feminista que inició el movimiento sobre los derechos de las mujeres de votar y pertenecer al Parlamento. Se convirtió enseguida en la mentora y la inspiración de Emmeline.-

Con solo 14 años, Emmeline Goulden entendió que era una sufragista. Su madre, venía de la Isla de Man, la primera dependencia de la Corona británica que permitía que las mujeres votasen libremente desde 1881. A Emmeline aquella historia le pareció una maravilla y comenzó a investigar al respecto.

Después de años de lucha con su padre, logró comenzar a estudiar en una pequeña escuela francesa, que le permitía instruirse en materias como química, matemática y literatura; no las clásicas cátedras que le dictaban a las mujeres –como corte y costura-.

Goulden se volvió una feminista inmediatamente. En compañía de su madre, asistía a reuniones sobre los derechos de las mujeres y con el pasar del tiempo, se impregnó en la ideología de la igualdad de género. Esto determinaría la dirección de su vida años más tarde.

El amor tocó a su puerta y le validó su lucha

Resultado de imagen para emmeline pankhurst husband

Su matrimonio fue fructífero. Ambos se amaban y se entendían, pero desde la muerte de uno de sus hijos más pequeños, Richard se convirtió en un hombre introvertido y cerrado. Pese a eso, Emmeline se mantuvo a su lado hasta el día de su muerte.-

Goulden había dedicado su vida a prepararse y estudiar sobre leyes y los derechos de las mujeres en París. Cuando regresó a Manchester, el destino puso en su camino al doctor Richard Pankhurst, un reconocido abogado que validaba la lucha de las mujeres por el voto igualitario. Se casaron cuando Emmeline tenía 20 años y él, 44. Pese a la diferencia de edad, fue un matrimonio muy exitoso.

Ambos luchaban por las mismas causas sociales. Emmeline se sentía apoyada junto a su esposo. Su asesoría en términos legales fue vital para todo el trayecto que quería recorrer. Ambos tuvieron cinco hijos, tres niñas y dos niños, de los cuales solo uno sobrevivió a la adultez.

Pese a sus responsabilidades como madre, Pankhurst se mantuvo activa en la actividad política, liderando reuniones de mujeres en su hogar, en las que discutían los derechos femeninos. Su esposo falleció en 1898, pero ella no abandonó la lucha.

La Unión Social y Política de Mujeres, el grupo que cambió la historia

Foto 4: Las mujeres querían ser escuchadas. Emmeline rápidamente se convirtió en el rostro y voz de todas aquellas que le hacían eco a su lucha.-

Pankhurst había estado involucrada en la política desde muy joven, pero no había logrado conseguir un grupo que entendiera completamente su lucha, por lo que en 1903 fundó la Unión Social y Política de Mujeres (WSPU, por sus siglas en inglés); un grupo cuya función sería velar por la igualdad de los derechos de las mujeres y optar por el derecho al voto.

                             “Hechos, no palabras, ese será nuestro lema”. – Emmeline Pankhurst.

Para la época, las mujeres no tenían poder de decisión sobre sus vidas. Todo lo que les sucedía, era elegido por sus padres o sus esposos. Pankhurst lo veía inaceptable, por lo que su misión estaba orientada a conseguir la independencia económica y social de las mujeres.

Resultado de imagen para emmeline pankhurst h

Ser voluntarias del grupo representaba una deshonra para muchas familias, por lo que la gran mayoría de las que apoyaban la causa, lo hacían desde el anonimato. Las reuniones se hacían en horas de la madrugada y en lugares secretos.-

Toda su lucha comenzó en 1905, cuando Christabel Pankhurst, su hija en compañía de algunas voluntarias del grupo WSPU, asistieron a una reunión con el parlamento liberal con el propósito de conseguir apoyo para que las mujeres pudieran participar en las elecciones. Después de una confrontación con la policía, ambas mujeres fueron arrestadas.

¡Queremos ser reconocidas como presas políticas, no como criminales!

Cada vez que Emmeline y sus voluntarias pedían atención del Parlamento, eran rechazadas con violencia policial. En 1908, fue arrestada dos veces por protestar abiertamente frente al Parlamento. En 1909, más de 30 mujeres fueron arrestadas siguiendo sus pasos.

Tras ser encarceladas, iniciaron una huelga de hambre, pues querían ser reconocidas como presas políticas y no como criminales.

DATO: Un preso político es cualquier persona que se mantenga privada de libertad sin haber cometido un delito oficial, solo porque su ideología supone una amenaza para el sistema político establecido.

El gobierno no aceptó que las mujeres tomaran la decisión de hacer huelga de hambre, por lo que autorizó al personal penitenciario a alimentarlas en contra de su voluntad; lo que suponía una serie de torturas inimaginables.

En 1910, se formó una alianza en el Parlamento la cual reunía un grupo de miembros que querían aceptar la propuesta de Pankhurst. El WSPU se enteró y prometió cesar las protestas, mientras se obtenía una respuesta clara.

Días después, recibieron un proyecto de ley que aceptaba que las mujeres votaran, pero únicamente aquellas no casadas, mayores de 30 años, que fueran dueñas de propiedades. El WSPU no aceptó la propuesta y comenzaron nuevamente las confrontaciones.

El comienzo de una guerra llena de violencia y confrontación

El 10 de noviembre de 1910, Emmeline lideró una marcha en el Parlamento y la respuesta policial fue brutal. Hubo más de 50 heridas de gravedad. Cuatro días después, se volvió a realizar la protesta, esta vez arrestaron a más de 150 mujeres.

La hermana de Pankhurst murió debido a las heridas que le propició la policía. Emmeline estaba dispuesta a continuar la lucha en búsqueda de la igualdad. En 1912, el WPSU comenzó a atacar propiedades privadas. Ella fue arrestada por romper la ventana del primer ministro y le dieron dos meses de prisión.

 “Estamos aquí no porque queramos romper las leyes, sino porque luchamos para que algún día seamos quienes creen las leyes”. –Emmeline Pankhurst

También podría interesarte: Mary Woolstonecraft, la mujer que impulsó la filosofía feminista

Mientras Pankhurst se encontraba en la cárcel, las voluntarias del WPSU siguieron protestando en las calles. Mientras más destrozos causaban, mayor era la respuesta del gobierno. Sin embargo, algunas de las seguidoras consideraron que esta medida era demasiado radical y el movimiento WPSU se separó entre las pacifistas, y las revolucionarias.

En 1913, Emmeline fue acusada por propiciar la violencia callejera, por lo que la sentenciaron a tres años de cárcel. Pese a estar detenida, se aprovechó de la ley de “El gato y el ratón”, que consistía en la liberación temporal de aquellos prisioneros que estuvieran enfermos, hasta que su salud mejoraba y volvían a prisión.

En esos tiempos en los que era liberada temporalmente, se encargó de realizar más protestas y el 13 de noviembre de 1913, en Connecticut, Estados Unidos, dio su discurso más famoso:

El inicio de la Primera Guerra Mundial,  dio una oportunidad a las mujeres

En 1914 comenzó la Primera Guerra Mundial. Todas las mujeres que habían sido detenidas, fueron liberadas. Pankhurst hizo una modificación en su discurso y comenzó a promover el trabajo de las mujeres como alternativa ante la crisis. “¿Cuál es el propósito de luchar por el voto si no tenemos un país en el cuál votar?”, citó en una de sus reuniones.

 Por primera vez, debido a la necesidad del país, se les consideró como verdadera fuerza trabajadora. Su trabajo fue remunerado de forma justa y lograron calar en el mundo laboral.

Las mujeres –sin importar su trayectoria como sufragistas-, fueron empleadas en fábricas, granjas, transporte público e incluso en fábricas de armamento militar. Sirvieron como ayudantes de guerra en el tratamiento de los heridos y se convirtieron en aliadas fundamentales en la reconstrucción del país.

Esto dio una bocanada de aire fresco a la causa de la Unión Social y Política de Mujeres, pues por primera vez las mujeres fueron consideradas por el gobierno como un grupo útil, independiente y trabajador.

Después de años de lucha, el objetivo se logró

En 1918, la Ley de representación del pueblo, incluyó la votación de las mujeres como un derecho por primera vez. Las mujeres de más de 30 años –y algunos otros requisitos-, podían votar.

Si bien no era lo que Pankhurst quería, era un paso importantísimo en su lucha. Diez años después, en 1928, después de luchas continuas, se aprobó la participación oficial de las mujeres en igual término que los hombres, en Gran Bretaña.

Emmeline murió ese año con 69 años. Hoy, su lucha representa uno de los pilares fundamentales del feminismo, y en las afueras del Parlamento en el que tanto luchó, se encuentra una estatua en su honor.

Después de su muerte, el sufragio como derecho comenzó a ser tema de conversación en todo el mundo, muchos países siguieron el ejemplo de Inglaterra poco tiempo después.

La lucha de las sufragistas, fue llevada al cine en el 2015 con el título Suffragette, bajo la dirección de Sarah Gavron. Aquí tienes el tráiler.

Por Mary Villarroel Sneshko@Vivodesorpresas | Culturizando
Con información de Biography| BBC | MujeresNotables | Britannica

Phillips, Melanie. The Ascent of Woman: A History of the Suffragette Movement and the Ideas Behind It. London: Abacus, 2004.


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia