El Día D: Claves de una fecha trascendental en la historia

El 6 de junio de 1944 es una fecha que cambió el rumbo de la historia. Conocida la operación con el nombre en clave de Overlord, esta batalla fue una jornada clave en el desenlace de la II Guerra Mundial y que siempre será recordada por el Día D, el momento en el que comenzó el Desembarco de Normandía, una importante batalla en la que los Aliados sorprendieron al ejército de Hitler en las playas del norte de Francia. Con el Día D y la avanzada soviética en el Este, la supremacía europea del Reich ya tenía los días contados. Estas son las particularidades del Día D.  

¿Qué significa la “D”?

‘D’ es un término generalmente utilizado por las fuerzas militares para referirse a una operación o al inicio de un ataque. Aquí la letra D también podría significar «decisión», en referencia al hecho de que Estados Unidos tomó la decisión de la invasión en Normandía. Históricamente, se utiliza el término para referirse al 6 de junio de 1944 en la Segunda Guerra Mundial, día en el que comenzó a ejecutarse la denominada ‘Operación Overlord’. El día antes del ataque fue nominado ‘D-1’ y el día después ‘D+1’.

La fecha de ataque no la conocían ni tan siquiera los soldados que participaron en la batalla. La hora, la fecha y hasta el lugar del ataque se mantuvieron en secreto para garantizar el éxito de la operación. En Francia se encontraban 55 divisiones alemanas, pero, debido al secretismo de la operación, solo ocho pudieron llegar al lugar del ataque. La fecha y el momento del ataque fueron fijados después de la reunión que mantuvieron en Teherán (Irán) los mandatarios de Gran Bretaña, EE.UU. y la URSS, Winston Churchill, Franklin Delano Roosevelt e Iósif Stalin, respectivamente.   

Era el 5, no el 6 de junio: El desembarco de Normandía fue fijado inicialmente para mayo de 1944 aunque para la fecha, no todo estaba listo, por lo que se programó para el 5 de junio de 1944, pero fue aplazado debido a las malas condiciones climáticas. Solo después de que los meteorólogos predijeran que el tiempo iba a mejorar al día siguiente, se decidió llevarla a cabo el 6 de junio. Si en definitiva no se podía hacer para la fecha prevista, seguramente la operación habría sido diferida para septiembre.

¿Fue el 5 de junio? El inicio de la operación para muchos fue el 5 de junio. A las 10:00 de la noche salieron de los puertos ingleses cinco grupos de asalto y a las 12:05 de la madrugada del día siguiente empezaron los bombardeos y los lanzamientos de paracaidistas que asegurarían las líneas enemigas y las cabezas de playa Francia adentro.

Trabajo previo: Días antes de la invasión, junto a la resistencia y grupos élite, se iniciaron operaciones de sabotaje que sirvieron para eliminar las defensas alemanas que podrían causar gran daño a bunkers alemanes y las fortificaciones costeras.

Imprecisión: Los aliados utilizaron planeadores, pequeñas aeronaves de madera para llevar el doble de paracaidistas. Las naves eran remolcadas por aviones pero eran precarias y ni tren de aterrizaje tenían, la función era transportar a los soldados. El hecho de que muchos planeadores o sus aviones fueran derribados en el aire y que los pilotos se pusieran nerviosos y adelantaran los saltos de los paracaidistas hizo que los soldados cayeran a kilómetros de las zonas a las que estaban destinados. Un gran número de bajas de los paracaidistas aliados fueron causadas por ahogamiento. Muchos murieron en campos inundados y en pantanos por el gran peso que llevaban, casi 40 kilos de equipos que se añadían a su peso corporal. Sin embargo, a las 12:15 am del 6 de junio las tropas británicas controlaron el puente Pegaso, cerca del café Gondrée. Hoy se le conoce como la primera casa liberada de Francia. Más al este, el pueblo de Saint Mère Eglise, fue liberado por los paracaidistas de la 101 aerotransportada.

Hasta que se despierte Hitler: Las fuerzas de Hitler sabían que las tropas aliadas atacarían, pero no sabían con precisión cuándo ni dónde. Suponían que sería por el Pas de Calais. En el momento del ataque el líder nazi estaba durmiendo. Durante las primeras horas del ataque, desde las 5:00 am cuando los comandantes alemanes pidieron permiso para atacar con tanques, se les dijo que Hitler estaba durmiendo. Los alemanes respetaban sumamente el sueño del Führer y no quisieron despertarlo. El primer día del ataque sólo una división de tanques participó en la contraofensiva. El mariscal de campo alemán Erwin Rommel no fue avisado de la invasión hasta entrada la mañana. Estaba en Alemania celebrando el cumpleaños de su esposa.

Un agente importante: Juan Pujol era un agente que trabajaba para el MI5 y que ayudó a convencer a los alemanes de que el ataque no se llevaría a cabo en junio. Curiosamente, su primer nombre en clave era ‘Bovril’, que luego fue cambiado por ‘Garbo’, porque sabía actuar muy bien. “Alarico” era llamado por los alemanes quienes consideraron que la información de inteligencia brindada por “Alarico” había sido tan precisa que fue condecorado por el III Reich con la Cruz de Hierro. Seis meses después fue condecorado por el gobierno británico por su trabajo para el Imperio y se le concedió el título de Miembro del Imperio Británico.

Por sorpresa: La operación Overlord era desconocida por la mayoría de los hombres de ambos bandos. Los aliados estuvieron acantonados por meses en las islas británicas y los alemanes al norte de Francia y Bélgica, pero sin saber el lugar exacto por el que se realizaría la invasión. Solo el mando aliado tenía claro cómo sería el desembarco. La información empezó a fluir prácticamente una semana antes, pero el lugar exacto del despliegue se conoció con pocas horas de anticipación.  

El engaño, fue clave: El engaño fue eficiente porque los aliados así lo hicieron creer. Los aliados pusieron mucho empeño en hacer creer a los alemanes que la invasión iba a empezar en Calais, otra localidad al norte de Francia, en lugar de en Normandía. Con ese objetivo, inventaron la presencia de tropas de infantería con base en el condado inglés de Kent, situado en el extremo de Reino Unido y justo enfrente de Calais. Se denominó Operación Fortaleza, al mando del restituido general George Patton. Se usaron espejos para crear ilusiones ópticas y maquetas de tamaño real, incluso grandes globos que simulaban tanques eran “anclados” al piso para que no se movieran, pero fueran avistados por los alemanes cerca de Calais. Personas que trabajaron con escenografías en sets de filmación de Hollywood y directores de cine fueron empleados para engañar a los alemanes sobre posiciones de tropas. Además, fueron empleadas artimañas tecnológicas como volar aviones que afectaran radares para hacer pensar que una flota de muchas aeronaves se acercaba al lugar y así evitar que movieran soldados a la zona del verdadero desembarco. Se mandaron mensajes de radio con la intención de que fueran interceptados, tratando siempre de despistar a los alemanes. Los nazis por su parte fueron “sorprendidos”. Muchas de las unidades élites estaban más cerca de Pas de Calais, aledaña a las islas británicas y considerado el sitio probable para la invasión, pues Normandía estaba fuertemente defendida por la muralla atlántica del mariscal Erwin Rommel.

Desprevenidos: Como la batalla más encarnizada venía dándose desde 1942 y 1943 en el frente este contra los soviéticos, los alemanes tenían apenas una decena de bombarderos y cazas, en el mar contaban con 30 lanchas, 4 destructores, 9 torpederos y 35 submarinos. Los alemanes contaron con poco menos de 150.000 hombres del 7º Ejército en Normandía, pero solo 50.000 estaban en la zona del desembarco, unas 8 divisiones fueron las que pudieron combatir por el bando nazi. Cerca de las playas, se encontraban la división 21, única división blindada, al sureste de Caen, y seis divisiones de infantería.

Soldados de 12 países: En 1944, más de dos millones de soldados de más de 12 países estaban en Reino Unido preparándose para la invasión. En el Día D, las fuerzas aliadas estaban formadas principalmente por tropas estadounidenses, británicas y canadienses. Pero también incluían soporte por tierra, mar y aire de australianos, belgas, checos, holandeses, franceses, griegos, neozelandeses, noruegos, rodesianos [actual Zimbabwe] y polacos.

Carnicería en el desembarco: Sin duda la playa más mortífera para desembarcar fue Omaha Beach. El mar agitado y el agua helada causaron muchas muertes por inmersión. Además, la férrea defensa alemana hizo que más de 2.500 de los 34.000 estadounidenses que desembarcaron murieran o resultaran heridos. La playa es conocida como Bloody beach (playa sangrienta) y su historia ha sido contada en numerosas ocasiones, una de las más recordadas es en “Salvando al soldado Ryan” de Steven Spielberg. Le sigue en mortalidad las playas Gold y Sword donde se desplegaron 53.000 soldados británicos. Hubo un millar de muertos y heridos. En Juno, la playa de los canadienses, desembarcaron 21.400 soldados de los que 878 fueron asesinados ese día. En la playa Utah, donde fueron desplegadas más unidades aerotransportadas para colaborar con la llegada de los otros 23.250 soldados estadounidenses, perecieron o fueron heridos 200 militares.

El rol de la prensa: A pesar del secretismo de la operación los periodistas de medios británicos, canadienses y norteamericanos habían sido instruidos sobre su rol en la invasión. 558 periodistas estaban acreditados y habían recibido entrenamiento como soldados, pero sin armas. La BBC tenía a más de 48 periodistas acreditados. Ernest Hemingway, Nobel de Literatura, famoso por «El viejo y el mar», estuvo en la séptima ola del asalto a la playa Omaha. Walter Cronkite, un referente del periodismo estadounidense que narró grandes sucesos de la historia norteamericana como el asesinato de John F. Kennedy, la llegada del hombre a la luna, las guerras de Corea y Vietnam y por supuesto la II Guerra Mundial dijo: “De todo lo que he vivido, el Día D es lo que más me ha marcado”. Todos aceptaron ser censurados si su trabajo contenía información que pudiera ser útil para el enemigo, la pena a la trasgresión era el presidio, pero fue más eficiente el bloqueo a las fuentes y no permitir ir a la noticia.

Participación de la BBC: En 1942, la BBC lanzó un falso llamado en el que solicitaba a sus oyentes que enviaran fotografías y postales de la costa de Europa desde Noruega hasta los Pirineos. En realidad, era una forma de recopilar información sobre las playas adecuadas para el desembarco, que luego se decidió que fuera Normandía. Millones de fotos fueron enviadas a la Oficina de Guerra de Reino Unido y, con la ayuda de la Resistencia francesa y el reconocimiento aéreo, los mandos militares pudieron analizar cuáles eran los mejores lugares de desembarco del Día D.

Los números: El combate se cobró la vida de unas 110 mil personas en ambos bandos: 77 mil 866 alemanes, 5 mil 001 canadienses, 9 mil 389 estadounidenses, 17 mil 770 ingleses perdieron la vida. Según un conteo que ofreció la agencia France Press ese día lucharon por el bando aliado 156.177 hombres, cinco divisiones de infantería y tres divisiones aerotransportadas. 133.177 soldados de los 156.177 combatientes llegaron por mar. De ellos 58.000 eran estadounidenses en las playas de Utah y Omaha, 54.000 británicos en Gold y Sword y 21.000 canadienses en Juno. Igualmente 177 franceses desembarcaron en Sword. En la lucha se usaron 11.500 aviones o aeronaves (3.500 planeadores, 5.000 cazas y 3.000 bombarderos). Descargaron 11.912 toneladas de bombas sobre las defensas costeras alemanas. Los recuentos señalan que se perdieron 127 aviones y 63 resultaron dañados, pocas pérdidas para la cantidad de naves utilizadas, apenas 1,65%. Por el mar: 137 buques, 7 acorazados, 20 cruceros, 221 destructores, fragatas, corbetas, 495 lanchas, 58 cazas submarinos, 287 dragaminas, 4 sembradores de minas y 2 submarinos.

Imagen portada: Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 1
  • Me enoja 0



Es tendencia