Diferencias entre judío, sionista e israelí

Aunque estos términos están profundamente relacionados entre sí, usualmente se confunden y no todos conocen sus desemejanzas conceptuales. Hoy te contaremos las diferencias entre judío, sionista e israelí, y por qué son importantes sus distinciones…

Judío

El término judío es probablemente el más largo de explicar, pero el más sencillo de entender: el judaísmo es una etnoreligión, lo que implica que además de ser un sistema de creencias, también viene unido a una etnia o una raza en particular. Generalmente se considera que es judío quien viene de una madre judía, pero algunas ramas difieren y se puede considerar judío al que es hijo de un padre judío.

La estrella de David es el símbolo del judaísmo – Imagen: Wikimedia.-

Incluso, según las leyes del Estado de Israel, guiándose por el principio de derecho jus sanguinis, las personas que deseen vivir en este país pueden hacerlo si son descendientes (hasta tercera generación) de una persona judía independientemente de si practiquen o no la religión.

Entonces, ser judío implica no solo una religión sino un grupo étnico donde podemos encontrar otras clasificaciones según la procedencia del grupo, como los sefardíes, mizrajíes, askenazíes, Beta Israel, Bene Israel, entre otros.

Sionista

El término sionista proviene por una colina de Jerusalén llamada Sión, y es el adjetivo que se utiliza para etiquetar a las personas que creen que los judíos deben tener su propio Estado en las tierras donde se encuentra el actual Israel.

Desde el siglo I a. C. los judíos se vieron forzados a vivir en la diáspora, situación que los hizo protagonistas de incontables masacres y genocidios, haciendo que surgiera el deseo y meta de realizar la Aliyá (el retorno a la tierra prometida).

El sionismo como corriente política nació a manos de Theodor Herzl, un dramaturgo y periodista austrohúngaro de origen judío, que promovió la idea de que su pueblo retornara al territorio que en ese entonces era llamado Palestina.

Theodor Herzl (1860-1904) – Imagen: Wikimedia.-

Hoy en día se utiliza el término sionista de una manera peyorativa porque es visto como sinónimo de promover la guerra y colonizar a los palestinos; pero, el concepto solo implica que la persona está de acuerdo con que los judíos tengan su propio Estado en las actuales tierras de Israel. Incluso, como detalle importante, aunque se considera que la mayoría de los judíos son sionistas, efectivamente no todos lo son; además, podemos encontrarnos con personas que no son de origen judío que también se consideran sionistas.

Entonces, el judío es el miembro de una religión o etnia, mientras que el sionista es el que cree en esta doctrina política.

Israelí

Después del Holocausto que fue llevado a cabo por el Tercer Reich y que millones de judíos fueran asesinados, otros millones no tenían a dónde ir, es aquí donde el sionismo cobra aun más fuerza y se comienza a promover que estas personas emigraran a lo que era el Mandato británico de Palestina.

Es aquí cuando se propone la “solución de los dos Estados”, lo que implicaba una partición del territorio: un Estado para los palestinos y otro para los judíos, siendo este último Israel. Esta propuesta ganó por mayoría de votos en la ONU, pero los palestinos no estuvieron de acuerdo, lo que provocó que los Estados árabes alrededor comenzaran una guerra contra el recién creado Israel, el cual salió victorioso.

Entonces, al ser Israel un país, el término «israelí» se aplica como gentilicio, ya sea por jus sanguini, o por jus soli (nacionalidad por haber nacido allí). Por lo tanto, esto implica que, aunque los judíos son la mayoría étnica en Israel, también hay personas de otros orígenes, como musulmanes y cristianos que tienen la nacionalidad israelí.

¿Por qué es importante conocer la diferencia?

Es relevante conocer lo que diferencia estos términos porque en la actualidad suelen utilizarse como sinónimos y de manera peyorativa: no todos los judíos son sionistas y no todos los judíos son israelíes; no todos los sionistas son judíos y/o israelíes; y finalmente, no todos los israelíes son judíos.

En cuanto a Palestina, en la actualidad continúa sin ser un Estado reconocido internacionalmente (a pesar de que varios países sí lo consideran como tal), y la situación de este grupo de personas en los territorios palestinos es muy delicada, pues han sido víctimas de muchos abusos a lo largo de la historia: además, han surgido varios grupos terroristas que buscan independizar la nación palestina, provocando sangrientos conflictos con Israel y ocasionando terribles muertes de ambos lados desde 1948.

Banderas de Palestina e Israel – Imagen: Wikimedia.-

Pero, volviendo al tema inicial es importante destacar que el hecho de que una persona sea de origen judío, o incluso que sea sionista políticamente hablando, no implica que celebre la delicada situación que los palestinos viven desde que se realizó la partición de esta tierra, y recordar también que los civiles de ambos lados son afectados por el conflicto

Con información de The Anne Frank Foundation / Wikipedia / Imagen: Shutterstock

  • Me encanta 1
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 1
  • Me enoja 0



Es tendencia