Descubrimiento cruel: Álbum fotográfico de piel humana

Descubrimiento cruel: Álbum fotográfico de piel humana

Ver álbumes de fotos nos hace disfrutar y recordar gratos momentos. Sin embargo, no siempre es así. Y es que… ¿Imaginas un álbum de fotos hecho con piel humana? Lamentamos informar que sí existe y en este sitio te daremos los detalles.

Para muchos, ver álbumes fotográficos resulta una actividad bastante divertida. Sin embargo, observar un álbum hecho de piel humana resultaría terrorífico, sin dudas. Aunque no lo creas, esto ocurrió en la vida real.

Un grupo de investigadores pertenecientes al Museo Memorial de Auschwitz hizo un hallazgo terrorífico, al encontrar un antiguo álbum de fotos nazi… y lo que hace al suceso más impresionante, es que el álbum estaba hecho con piel humana.

No obstante, este descubrimiento no fue casualidad; y es que, un hombre comprador de reliquias había adquirido el álbum en un mercado de antigüedades ubicado en Polonia, sin saber de dónde provenía. Poco tiempo después denunció algo inusual: un tatuaje en la portada, mal olor y cabello humano. Por esas razones decidió entregarlo al Museo Memorial de Auschwitz, para que así el álbum se convirtiera en una pieza que testifique los horrores de la Segunda Guerra Mundial.

Foto: Marek Lach (Auschwitz-Birkenau State Museum)

Posteriormente a los análisis respectivos, se concluyó que la piel utilizada para crear el álbum, probablemente proviene de algún prisionero que estuvo ubicado en el campo de concentración de Buchenwald, Alemania, construido en 1937 y el primero en habilitarse. Para los expertos el álbum era prueba de un crimen contra de la humanidad.

Es importante mencionar que Ilse Koch, asistente principal y esposa de Karl Koch, oficial de la SS y comandante del campo, fue apodada como la “Perra de Buchenwald” debido a su crueldad. Karl Otto Koch fue gran responsable de múltiples asesinatos, pero también era conocido por sus particulares gustos, en el que destacaba uno bastante inusual e inhumano.

Posteriormente al asesinato de los prisioneros, tomaban su piel para crear libros, álbumes y lámparas. Algunos sobrevivientes señalaron en sus testimonios a la esposa de Koch, junto con un médico nazi llamado Erich Wagner, quienes fueron los encargados de recolectar la piel y diseñar los artículos, para después obsequiarlos.

Con información de: FayerWayer / auschwitz

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 12
  • Me entristece 9
  • Me enoja 4



Es tendencia