Curiosidades de la historia cuando Stalin y Lenin robaron un banco

Curiosidades de la historia cuando Stalin y Lenin robaron un banco

Stalin y Lenin son considerados como los íconos principales del comunismo, pero ¿sabías que antes de su ascenso al poder fueron parte de un robo a un banco para financiar su “revolución”? ¡Ven y entérate!

Ya en 1907 existían planes de implementar el comunismo en lo que en ese entonces era la Rusia imperial, pero había una rama que era mucho más violenta que otra y necesitaban dinero para financiar el partido comunista, estos eran los bolcheviques, mientras que los mencheviques eran quienes buscaban asumir el poder o recaudar fondos de maneras menos agresivas.

Es aquí cuando los bolcheviques piensan en una revolucionaria idea: robar el banco de Tiflis, la capital de Georgia que en ese entonces era territorio del Imperio ruso. En este plan se encontraban varias figuras del partido, Maksim Litvínov, Leonid Krasin, Vladimir Lenin y posteriormente se uniría Iósif Stalin.

Además, se sumaba la presencia de Simón Arshaki Ter-Petrosián, mejor conocido como Kamó, o “el Robin Hood caucásico”, apodo inspirado en ese famoso personaje que los comunistas siempre han pretendido emular. El hecho es que Kamó era socio de Stalin, así que se encargó de reclutar a otros revolucionarios georgianos para llevar a cabo el atraco bancario.

El 26 de junio de 1907, entran los revolucionarios al Banco del Estado del Imperio ruso en Tiflis, ubicado en la Plaza Ereván, utilizando granadas, bombas y pistolas… arrasando con todo a su paso.

La “hazaña” dejó 50 heridos y 40 muertos.

Plaza Ereván en la década de 1870 – Imagen: Wikimedia.-

Los delincuentes, o “revolucionarios”, lograron robar alrededor de 341 mil rublos, lo que equivaldría a unos 40 millones de dólares en la actualidad; sin embargo, aunque lograron burlar a las autoridades al momento, sería precisamente el dinero lo que complicaría sus planes.

Los billetes eran de muy alta denominación y además tenían seriales específicos que eran conocidos por la policía, así que si alguno de estos criminales intentaba utilizarlos serían descubiertos. El dinero fue resguardado por amigos de Stalin en la capital georgiana, pero algunos de los que habían participado en el robo se fueron de Rusia e intentaron cambiar el dinero en otros países. Por supuesto, fueron descubiertos y encarcelados por su crimen.

Por su parte, Kamó, fingió demencia comiendo sus propios excrementos, con el fin de ser trasladado a una institución psiquiátrica. También logró escapar del sitio, pero luego fue arrestado y condenado a cadena perpetua. Posteriormente fue liberado cuando la Revolución rusa derrocó al zarismo, pero de igual forma murió poco después en 1922.

Archivo sobre Stalin de la policía secreta del zar – Imagen: Wikimedia.-

En cuanto a Stalin, él logró evadir a las autoridades, pero fue expulsado del Partido Comunista por el robo y los asesinatos cometidos en el banco de Tiflis; así que, aunque el supuesto motivo del asalto era financiar las actividades de este grupo político, ni fue aprobado por el mismo, ni pudieron hacer uso del dinero robado.

Sin embargo, durante la era soviética, la Plaza Ereván se erigió un monumento comunista en honor a los ladrones, pero una vez cayó la URSS, Georgia transformó el lugar en lo que ahora se conoce como la Plaza de la Libertad.

La Plaza de la Libertad en Tiflis en la actualidad – Imagen: Wikimedia.-

Aunque Lenin y Stalin sean de las figuras más importantes del comunismo, no es secreto para nadie que, en los últimos años de vida del primero, no tenían buenas relaciones entre sí; no obstante, siempre será curioso recordar que antes de que se convirtieran en los revolucionarios genocidas que la historia recuerda, también robaron un banco juntos…

Con información de Cracked / La brújula verde / Wikipedia / Imagen: BBC

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 4
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia